jueves, 14 de febrero de 2008

EL MAL USO DEL DINERO PUBLICO

Sobre el mal uso de los fondos públicos quisiera exponer mi experiencia personal al respecto, ya que, como persona que ocupó un puesto de libre designación en una Administración Pública, tengo mi "curriculum". Desde que tomé posesión de mi cargo allá por el 6 de octubre de 2003, aunque oficialmente, por un error administrativo, fue el 4 de noviembre de ese mismo año, tuve siempre la conciencia, independientemente de que alguien me lo dijera con frecuencia, de que cobraba demasiado para la media jornada por la que fui nombrado. Además, por gratitud, intenté dos veces colaborar económicamente a la Junta Local de Nuevas Generaciones ya que, gracias a mi pertenencia a dicha organización, ocupé el cargo de Asesor del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Oviedo, pero siempre se me rechazó todas las intentonas. En esos dos años que estuve, nunca pedí entradas para los conciertos, óperas, zarzuelas o los Premios Príncipe, de hecho, si la memoria no me falla, nunca acudí a tales eventos durante los dos años en los que estuve en el cargo. Sólo me aproveché de mi puesto para coger algunas subcarpetas, bolígrafos y hacer algunas llamadas personales desde el teléfono fijo que tenía en el despacho.

Esta manera de actuar deriva de dos motivos: el primero es que no me gusta pedir nada a nadie y, cuando tengo que hacerlo, me cuesta bastante; el segundo de los motivos es que si yo me afilié a Nuevas Generaciones, y consecuentemente al Partido Popular, era colaborar para hacer este nuestro país un poco mejor, porque tengo ideas y ganas. Nunca he pretendido labrarme una carrera profesional en la política, ya que mi profesión desde 1º de BUP era la abogacía. Por eso, me vino muy bien el que me hubieran cesado en el cargo a los dos años, para evitar, por un lado, la tentación de convertirme en un profesional de la política y, por otro lado, no perder el tren que, por fortuna, he cogido, que no es otro que el que se dirige al despacho que acabaré montando, a medio plazo, en la villa de Infiesto. La política volverá cuando esté asentado en la profesión y no me perjudique el retorno.

Por eso, considero, en coherencia conmigo mismo, que el dinero público no puede servir para financiar reformas innecesarias de pisos o despachos para los Ministros, ni construir en La Moncloa canchas de baloncesto o pistas de padel; ni, por supuesto, reformar a gusto del Presidente del Gobierno o de su esposa, La Mareta. Porque el dinero no pertenece a los que ocupan, de manera temporal, un cargo público, sino de todos y cada uno de los contribuyentes. No es la estupidez que soltó la Ministra Calvo de que el dinero público no es de nadie. Hay que ser escrupuloso con el gasto y desde luego hay que reprochar el despilfarro del Ministro Bermejo.

7 comentarios:

Harto dijo...

Desgraciadamente no todos los ciudadanos (y en especial los políticos) son así. Urge pues legislar que no estén más de 8 años en sus cargos, para evitar tentaciones innecesarias.

Fin de los Tiempos dijo...

Si hubiese diez políticos con su visión, España sería otra

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
caminante dijo...

Aqui en España se ha educado a la población durante sus primeros años de democracia, con un gobierno socialista, compuesto en su mayoría por sujetos sin profesión y que en el ejercicio de sus cargos lo único que han hecho es robar a sacos. Todo este comportamiento ha hecho mella en la población que ha visto estos comportamientos como normales.
Y claro corregir todo esto es tarea difícil, por no decir imposible, pues la educación para la ciudadanía no creo que inicie a la juventud en estas cuestiones tan elementales.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Esperaba a que hubiera algunos más, lo digo por aprovechar el tiro, pero ya que me lo pide mi amigo filomeno2006 tendré que complacerle.

#harto# puede ser que esa sea la solución. Habría que estudiarlo bien. Puede que lo mejor sean las listas abiertas así decidimos así nuestros representantes tendrán que hacerlo bien y no dependerán del partido.

#fin de los tiempos# no se si mi visión, pero no utilizar la Administración como chiringuito para colocar a los amigos.

#filomeno# no lo sé si tiene miedo, pero es un irresponsable por ese gasto innecesario.

#caminante# Hay demasiado vicio en la política, pero hay que empezar por algo.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.