viernes, 9 de septiembre de 2011

LA POCA CREDIBILIDAD DE RUBALCABA

Lo mismo que dije en facebook de manera reiterada - y creo que también en este blog- de que los resultados del PP de Asturias son la consecuencia de la mala imagen que se ha labrado en los últimos 12 años de hacer una oposición de espaldas a los ciudadanos, y que han lastrado la candidatura de Isabel Pérez-Espinosa, ídem para el PSOE ovetense, es absolutamente predicable de la campaña de Rubalcaba. En efecto, por mucho que se intente vender en los últimos meses antes de las elecciones una imagen distinta aderezados con incontables e ilusionantes promesas, lo que los ciudadanos van a ver es la trayectoria de ese dirigente político durante la legislatura que acaba. Pueden que le acaben votando pero no es porque les infunda muchas esperanzas e ilusiones, salvo para el incondicional militante, sino porque es para él la opción menos mala. Por eso, Rubalcaba a ojos de la mayoría de los españoles, incluso de los posibles votantes socialistas, es un político con poca credibilidad porque ha estado apoyando a Zapatero en distintos cargos, ya sea como Portavoz del Grupo Socialista, Ministro de Interior, Vicepresidente o Portavoz del Gobierno, y por tanto es corresponsable de la gestión realizada en estos últimos siete años y medio. No vale ahora con los vanos intentos de lavar su imagen.

Por ejemplo, Rubalcaba promete escuchar, pero ¿acaso esto es creíble cuando ha estado siete años y medio sin escuchar? Ahora elige a algunos ciudadanos para escucharles, pero eso no vale hacerlo ahora, eso hay que hacerlo desde el principio y mucho menos con fines electoralistas. Esto es lo que ha pasado al PP de Asturias, como dije anteriormente. No se puede pretender en unos meses recuperar los cuatro años perdidos de la anterior legislatura (y las otras dos anteriores). Si hubieran pisado la calle, más allá de la calle Fruela (donde está la sede de la Junta General del Principado) y de Manuel Pedregal (sede del PP asturiano), si hubieran escuchado a los ciudadanos de manera diaria, si hubieran entendido sus problemas, habrían actuado de manera distinta y el resultado habría sido completamente distinto.

Otra de las afirmaciones de Rubalcaba que más me indignaron, y como yo muchos españoles, fue que sostuviera que sabía cómo crear empleo... entonces, si lo sabía, por qué no lo hizo cuando España lo necesitaba; si realmente no lo sabe por qué lo dijo. Y como saben que en base a la credibilidad del candidato y de su partido no van a lograr grandes cosas insisten en potenciar el voto útil, criticando cualquier decisión o declaración provenientes del PP.

Con este artículo no pretendo que la gente vote al PP como mal menor, ya que mi posición es la que llevo sosteniendo hace tiempo y es que se debe votar a la mejor opción, no a la menos mala, y si no les gusta ninguna que vote en blanco, pero que vayan a votar.

Twitter: @josecarrerob