martes, 30 de octubre de 2007

LA CELEBRACION DE JUICIOS REALES EN LA FACULTAD

http://www.elcomerciodigital.com/oviedo/20071028/oviedo/derecho-pide-permiso-poder-20071028.html
El domingo 28 de octubre salió en la prensa regional la idea del Decano de la Facultad de Derecho, Ramón Durán Rivacoba, que consiste en que, en el aula que han habilitado para realizar prácticas, se puedan celebrar juicios de verdad en las materias civil y mercantil. Resulta obvio que en materia penal ni se haya planteado. De hecho, a priori podría pensarse que es la propuesta es buena idea, no obstante tiene una serie de inconvenientes. En primer lugar, aunque el Consejo General del Poder Judicial lo autorice, el emplazamiento de la Facultad, dada su distancia con respecto a los Juzgados de Oviedo, lo convierte en una molestia para las partes, tanto clientes, abogado y procurador; el Juez, el Secretario y el Fiscal, si tienen pensado en llevar asuntos en los que la ley tiene fijada su intervención preceptiva, y el personal funcionario necesario; sin contar con que la posible presencia de testigos y peritos. Recordando que el Palacio de Justicia de Oviedo se encuentra muy bien situado geográficamente, contando con los beneficios que supone tener al lado el apeadero de RENFE Cercanías. Por lo que, es bastante previsible, los posibles afectados protesten.

De todas maneras, y según mi experiencia (aunque no sea muy extensa), para aprender el ejercicio de la abogacía el asistir a los Juicios, por sí solos, no es suficiente. Para conseguir una buena preparación práctica se debe asistir a todo el proceso, desde que un cliente entra en un despacho de abogados hasta la Sentencia, incluso, mejor aún, que el alumno prepare, por supuesto, con supervisión, cada una de los escritos e intervenciones. Es decir, que sea el alumno el que realice los escritos, y que, cuando se le corrijan los errores, se le expliquen las razones; cuando se prepare un interrogatorio, ya sea a la parte contraria como a testigos o peritos, sea el estudiante el que lo prepare… Así, cuando ha participado en la elaboración de una demanda o una contestación, cuando acude a la vista sabe el porqué de cada prueba, de cada pregunta y de por qué los informes se dicen de una manera… Por eso, asistir sólo a los juicios, como cualquier lego que desee, sólo conduce a perder el tiempo.

Pero lo que hay que dejar claro es el problema serio en la enseñanza del Derecho a la hora de preparar a los futuros egresados para el ejercicio profesional, y lo que digo cualquier abogado, juez, fiscal o letrado, lo puede suscribir, y no es otro que es una licenciatura muy poco pragmática, siendo asimismo impartida por personas que, por regla general, salvo excepciones, no han ejercido nunca ni como abogado, ni juez, ni fiscal, o su ejercicio fue breve. Sobre todo, nos podemos encontrar con asignaturas, como las Procesales, que están muy mal enfocadas. Son asignaturas que las han convertido en demasiado teóricas, con unas clases prácticas, del todo, inútiles. No tiene sentido que las prácticas consistan en que el alumno se pase diciendo que, según el caso A, es un monitorio, un desahucio o un ordinario, y que los legitimados activos y pasivos son X e Y respectivamente. En cambio, sí que se debería, sin tampoco exigir una profundización excesiva, enseñar a hacer escritos, tanto en civil como en penal. Nadie con sólo el título en la mano sabe ni empezar un escrito de demanda o un escrito de defensa (conclusiones provisionales), ya ni digamos escritos complejos como un desahucio sin tener el contrato de arrendamiento. Pero al menos, con una mínima base, se puede afrontar la pasantía o la Escuela de Práctica Jurídica con algo. Porque, de seguir por el mismo camino, es prácticamente empezar de cero cuando uno entra en un despacho.

Por todo ello, creo que, al menos en algo, se debería proceder reenfocar la enseñanza universitaria, sobre todo las asignaturas de carácter práctico, y, en cuanto a trasladar algunos juicios a la Facultad, no creo que realmente se vaya a llevar a cabo, sobre todo por los problemas que acarrearía.

9 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Viendo los personajes que hay en el (des)gobierno y relacionados ¿para qué se necesita la carrera de Derecho?

Basta con el título de bronquista borrachuzo para ponerse a la altura de las circunstancias legislativas en eZPaña.

La Ranita peregrina dijo...

Estamos ante el último suspiro del declive de la Universidad. Ya lo advirtió Ortega y Gasset: se trata más de un FP3 que de una eseñanza superior que hacía de los universitarios personas que se distinguían en cultura y con una formación dignas de ser parte de la maquinaria social. Al día de hoy,la Universidad es un pajar.Y los universitarios en general no hacen más que ir a por un título y basta, porque el involucrarse en la vida universitaria, ya hace que se desperdicie tiempo en sacar una matrícula. Esto es lo que hay. Por otra parte, respecto de lo que ocurre en la Facultad de Derecho de Oviedo, por lo que cuentas, yo como estudiante en las últimas de la misma licenciatura, no estaría de acuerdo con que esa propuesta se llevara a cabo, primero por los inconvenientes que ya has mencionado, y segundo porque me parece mezclar churras con merinas. Lo que no quita, que si se pudieran simular juicios, pero a nivel estudiantil. En mi facultad se hace (aunque no muy a menudo), bajo supervisión de las cátedras por supuesto, y con el fin de acercar a los alumnos un poco de la realidad procesal de la justicia de hoy. Estoy de acuerdo en lo de más prácticas y menos teoría ¿o acaso se conoce facultad de medicica por ejemplo, en la que los estudiante no hayan terminado la carrera sin vagar por un hospital?Impensable ¿no? Pues ya podían hacer lo mismo con el Derecho.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Si las simulaciones de juicios se instauró no hace mucho en la Facultad, aunque, llegó tarde para mí. Yo he tenido que empezar la pasantía sin tener ni idea de hacer un escrito, ahora he cogido un poco de soltura, pero cuando empecé ni sabía por dónde.

Llevar los juicios, a parte de los inconvenientes que ya dije, sería como si se mandase enfermos a la Facultad de Medicina a operarlos. En ese sentido, la cultura anglosajona es mucho más práctica, se basan básicamente en el antecedente judicial, quitando mucha paja de las asignaturas. Tampoco digo que nos convirtamos en un calco de ellos, pero sí, que las asignaturas de procesal, sean más prácticas. Y que los profesores hayan ejercido.

Miguel K. Stobbs Serrano dijo...

Totalmente de acuerdo contigo en todo lo relacionado con la enseñanza universitaria, y la necesidad de reorientarla de una vez, porque, como bien dices, salimos de la carrera sin saber hacer un escrito.
En cuanto a los juicios en la Facultad, yo pienso que depende del juicio de que se trate. Habrá juicios poco complejos, sin gran volumen de documentos, en los que las molestias sean menores, y los beneficios que se obtienen haciendo que los alumnos puedan verlos son mayores que los posibles perjuicios.
Pero todo es cuestión de probar y ver que sale.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Miguel, en primer lugar, como te he dejado en tu blog, gracias por visitar el mio.

Ya que estamos de acuerdo en el primer parrafo, me centro en el segundo.

Aunque sean asuntos poco complejos, ya el hecho de tener que trasladar a funcionarios, jueces, fiscales, abogados, procuradores, partes, y algun testigo, ya hace demasiado molesto la puesta en marcha. Me da la sensacion que la idea entre los profesionales no va a gustar.

En lo que llevo de pasantia, puedo decir que, a voz de pronto, los asuntos menos complejos que vi, son los de declaracion de incapacidad, y mas sin oposicion.Los demas, donde haya algo de oposicion, algun documento, algun testigo, ya hace la preparacion algo mas compleja, puesto que tienes que saber hacer las preguntas adecuadas a la parte contraria o a testigos.

El Berto dijo...

Para mejorar la docencia debería de cambiar a propia concepción de la Universidad en España, mas volcada en la burocratización y la recaudación, que en la formación, además de la de sus docentes, con una extendida endogamia y titularidades que dependen de afinidades políticas o ideológicas (y que el actual sistema de habilitación no ha solucionado), que conllevan bastante mediocridad, aunque todavía se encuentran buenos profesores.

Bien haríamos en copiar el modelo anglosajón, en el que universidad y empresa se retroalimentan y la I+D, es parte esencial de su existencia.

De todos modos cualquier iniciativa que acerque la realidad a la Universidad, siempre es bienvenida, y si se ha propuesto supongo que sería previa valoración con los responsables judiciales.

He dicho.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Tuve a Gómez de Liaño y a Carlos, tuve que aprobar procesal civil con Roca.