miércoles, 17 de octubre de 2007

LA POLEMICA SOBRE LOS SIMBOLOS NACIONALES

Realmente la polémica que se ha generado sobre el uso de la bandera y el himno nacional demuestra que España aun le queda un trecho para homologarse con países con larga tradición democrática, y no hace falta imitar a los estadounidenses, sólo basta con mirar en nuestro entorno, en el que su uso es normal y cotidiano por sus ciudadanos y partidos.

El problema con los símbolos nacionales, según parece, es que Franco se los apropió y la izquierda oficial, aunque aceptó la rojigualda (de hecho en la celebración de la victoria de González en 1982, hubo banderas españolas constitucionales), más tarde les empezó a darles alergia, no sé si es por influencia de los nacionalismos periféricos o por falta de madurez democrática o por ambas cosas a la vez, optaron por indentificarlo con el franquismo, como si Franco fuera el que se inventó la bandera (cuando su origen es que era la de la Armada española, y al ser la más conocida se hizo oficial del Estado). Pues bien, todo esto hizo que se creara un ambiente social en el que se asumió que el que lleve los colores de la enseña nacional era un facha. Y en esto tampoco ayudo la derecha que, por un extraño complejo, pasó por el aro, en lugar de utilizarlo con normalidad.

Ahora que la gente empieza a quitarse el miedo, el PSOE (sin justificación racional alguna) le ha dado por acusar al PP por utilizar partidistamente los símbolos nacionales, incluso llegando a la manipulación al sostener con indignación que se vulneraba la Ley cuando se utilizada en una manifestación el himno nacional. Por supuesto esto se desmonta si se conoce la normativa. En el fondo esta reacción lo que demuestra, junto con otro datos, que la actual clase dirigente socialista no cree en la libertad individual porque no admite que la gente voluntariamente decida utilizar su bandera, ni que se manifieste contra el Gobierno, etc.. En este aspecto, personalmente, a mi no molesta ni la bandera de la hoz y el martillo, ni la republicana, ni la del águila de San Juan, porque cuando uno cree en la libertad, los actos libres de los ciudadanos se tiene que respetar, siempre dentro de las formas establecidas en las leyes, al menos si uno se considera demócrata de verdad. Ni tampoco se puede admitir la vulneración del art. 16 de la Constitución, en el que obliga a los poderes públicos a mantenerse neutrales, es decir no deben decir, ni siquiera, que los valores constitucionales son los correctos. La democracia tiene que tener como elemento esencial la libertad individual (de ahí la redacción del mencionado 16 CE y la interpretación jurisprudencial).

Pero, como decía anteriormente, la izquierda oficial ha identificado la actual bandera con el franquismo. Y esto es una demostración de que falta de madurez en nuestra clase política, a parte, de un argumento demagógico. Porque ¿Acaso dicen algo a los nacionalistas periféricos del uso indebido que hacen de los símbolos de Cataluña y País Vasco? ¿Acaso se han quejado, aunque sea por lo bajini, alguna vez sobre las pretensiones de identificar nacionalistas catalanes o vascos con la entidad territorial?¿O es que no se acuerdan de que, cuando se critica a los políticos nacionalistas ellos responden con que es tener una actitud anticatalanista?

La polémica, como ya dije, no tiene sentido, salvo desde el punto de vista electoral. Para acabar con este absurdo, el PSOE sólo tienen que utilizarlo con normalidad o, si no cree en los elementos que nos une, al menos, que respete al que quiera sacarla a la calle, salvo que su problema sea que no creen en la libertad.

4 comentarios:

El Cerrajero dijo...

La evolución del mal en el que estamos ahora se debe a:

PSOE -> P$o€ -> ZP$o€

Éste último presenta la preocupante característica de nutrirse de los muertos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Si al final solo piensan en € cuando deciden la estrategia a seguir, y como cosas útiles para los ciudadanos no se les ocurre, le gusta tocar temas polémicos.

El Berto dijo...

Al país no le ha dado nunca mucho por lo de la Bandera, y en la mentalidad colectiva se asocia al régimen franquista por el uso intensivo que hizo de ella, todos estos años ha pasado sin pena ni gloria, pero en los últimos al usar los nacionalistas las suyas como estandarte, se ha intentado usar en contraposición a la de ellos, si se debería de haber potencia a nivel político su uso, o al menos su visibilidad como parte del paisaje, pero su situación actual es otra polémica política más.

He dicho.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Berto, dices que cosas que ya dije, pero lo que dices, que es cierto, es una demostración de que "Spain is different" y sobre todo no ha llegado a la madurez de otros paises.