lunes, 14 de septiembre de 2009

SEGUNDA CARTA ABIERTA A JUAN LAPORTA

Señor Juan Laporta:

Seré muy insistente, ya que se lo dije en la Carta abierta de agosto, pero, como soy de ideas fijas, vuelvo a repetirlo, aunque no vaya a hacer ni caso a lo que le digo. Aunque me conformo con que le llegue a sus oídos, porque si esto ocurre a buen seguro que le irritará bastante.

Señor Juan Laporta dedíquese a ser Presidente del Fútbol Club Barcelona no a utilizarlo como trampolín político. Si se quiere meter en la arena política dimita de su cargo, pero no mancille el buen nombre de una institución deportiva tan importante como es la del mejor equipo de Europa de la temporada pasada.

Mientras que siga siendo la más alta representación del Barcelona, déjese de acudir a manifestaciones o diciendo chorradas como la de que le parece muy triste que Valdano no entienda la realidad de Cataluña, porque lo que está haciendo es ofender a todos los socios y simpatizantes de ese club tan importante, ya que no todos los aficionados ni todos son catalanes ni los que son están de acuerdo con sus ideas, si es que realmente cree en ellas.

De todas maneras, si usted fuera coherente debería sacar al club que preside de la Liga española y de la Copa del Rey o, en otro caso, dimitir. Pero prefiero que dimita porque como madridista la Liga no sería lo mismo sin el Barcelona y sin la posibilidad de que exista esa competitividad que hace grande a nuestro fútbol y, por supuesto, sin esos dolorosos 2-6 o 4-1 haciendo pasillo al campeón.

Para finalizar, y ya que lo comenta, la realidad de Cataluña se entiende muy bien y no es otra que la de tener una cruz tan grande al tener una clase política tan vergonzosa, a la que usted se quiere sumar para vivir a costa de los ciudadanos de aquella tierra tan maravillosa.


Artículos relacionados
Carta abierta al Señor Laporta
Los idiomas: instrumentos de comunicación y patrimonio cultural
Breve Análisis de los Nacionalismos

21 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Das en el clavo, el señor Laporta es otro de los muchos catalanes que han visto el negocio y la promoción en el nacionalismo más absurdo, pero la verdadera culpa de que esta situación se produzca la tienen los propios socios.
No tardaremos demasiado para verle en política.
Saludos

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Los socios mayoritariamente apoyaron la moción de censura pero, como no era la mayoría exigida por los Estatutos del club, no se vio legalmente obligado a dejar el cargo.

Marqués del Rif dijo...

El nacionalismo del señor Laporta es bastante más marketiniano que otra cosa.

De ser un nacionalista "con un par", lo primero que debería hacer es retirar a su equipo de una competencia deportiva denominada Copa del Rey, considerando que el señor Borbón es un símbolo de la unidad de la nación española.

Claro, en la misma línea debería retirarse de la Liga Española y dedicar sus buenos oficios a la creación de una Liga Nacional Catalana de Fútbol.

El problema es que, de hacerlo y siendo consecuente con su ideario, el club desaparece de Europa.

Antes que el nacionalismo, la pela.

Un saludo,

iskander dijo...

Este señor no es nacionalista, es tonto a secas, prepotente y un tanto corto de entendederas.
por ese camino lo único que va a lograr es perder a la afición y que los jugadores no quieran ir allí.
Ya veríamos si estuviese en los puestos de cola si hablaba de política

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Marqués del Rif, eso si fuera coherente, pero como dice Iskander, Laporta no es nacionalista y sólo le interesa instalarse en la corte política para chupar del presupuesto. Y puede que el intento le salga mal.

KC dijo...

Que el deporte se convierta en pseudopolítica hace que éste deje de ser interesante; aparte de que un club deportivo no es un partido político, entre otras cosas porque aquél no tiene que representar necesariamente una unidad ideológica. Más bien lo contrario.
Así que, efectivamente, el Presidente deportivo de cualquier club debería dejar su puesto antes de meter a un deporte en temas ajenos.

La política está para algo, no sólo para asegurarse los bolsillos y que le reserven a uno restaurantes.

Saludos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Tienes razón, el deporte pierde su esencia cuando politizan. Y por desgracia, la política la han convertido en una profesión no en un servicio público.

Urdanautorum dijo...

Quien no conoce la realidad de Cataluña es Laporta. Cataluña no es patrimonio de los nacionalistas -sinónimo de independentista- porque en Cataluña hay muchos catalanes muy españoles: ¡¡entérese Laporta!!, y si lo duda, pregúnteselo a su suegro, a su cuñado o a los miles de socios que así piensan, aunque no comprendo como lo son todavía bajo su presidencia.
Qué se puede esperar de un indivíduo, y evito el tratamiento de señor, porque no lo es, que retira del campo a un equipo infantil para que no escuche el himno nacional tocado en honor de los niños. Qué puede aportar un individuo visceral que lo primero que hizo fue retirar la bandera de España de La Masia.
Laporta es un provocador que no tiene derecho a promocionarse en beneficio propio a costa de un club deportivo.

El Berto dijo...

A los tontos que hacen tonterías no se les debe hacer caso, por mucho que suban la tensión, lo cierto es que las opiniones de los “extranjeros” (para él) o resto de españoles le importan bien poco, el va a su público (los nacionalistas e independentistas), que serán los que le ofrezcan cargos y poder.

Para mí el FCB y sus jugadores muchos de ellos comprometidos con la selección nacional es lo relevante.

Natalia Pastor dijo...

El diario "Sport" publicó una encuesta entre lo socios del Barça hace dos años, y el 88,5% decían sentirse catalanes y no españoles y un 89,7% eran partidarios de la independencia y de las selecciones catalanes.
Sólo hay que ver la grada del Camp Nou preñada de pancartas como "Catalonia is not Spain" o "Freedom for Catalonia",además de miles y miles de banderas independentistas.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#urdanautorum# Lo que está haciendo Laporta es mancillar el buen nombre de un gran club, haciéndole caer más antipático en el resto de España, que también compran camisetas del club, y eso supone un dinero a las arcas del club.

#El Berto# Tienes razón no se les debe hacer caso, pero lo triste es que al ser presidente de tu club favorito todas las tonterías que haga tiene su eco en los medios de comunicación. Lo mismo que las tonterías de Calderón.

#Natalia# Qué hace un diario deportivo con encuestas de carácter político?

Si es cierto que la inmensa mayoría de los socios son independentistas, no entiendo cómo quieren seguir en la Liga del país que les invade?

Natalia Pastor dijo...

Enrique, precisamente por eso, no solo hay que señalar a laporta, si no a los socios, que son tan responsables como él.
Por eso,la selección española hace más treinta ños que no juega un partido en el Nou Camp.
Por eso, las Asambleas de socios son en catalán, sin traducción, y muchísimos socios del Barça de otras comunidades y del resto de España, se quedan a dos velas como si estuvieran en un congreso de tagalo.

Por eso, la afición del Barça que se desplazó a la final de la Copa del Rey en Valencia contra el Ath de Bilbao,pitó y abroncó al himno nacional y al Monarca.

Lo lógico sería abandonar la Liga del "país opresor" y jugar contra el Mollerusa o el Sabadell la Liga catalana.
Lo que no entiendo, es por que no hay un dirigente deportivo, un presidente de club, que ante las palabras de Laporta no lo invite a abandonar la Liga española.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Pues si los socios mayoritariamente son independentistas son entonces muy malos culés, porque lo que están haciendo es perjudicar los intereses de su club porque lo están haciendo caer antipático al resto de España.

Pero me reitero si son independentistas no deberían seguir en la Liga opresora. Hay que ser un poco coherente. Yo, en su lugar, no querría tener nada con el Estado opresor. Y si se quiere la independencia, es ser independientes totalmente, no tener ningún tipo de dependencia de otro Estado. Ni querer compararse con Mónaco, que, por cierto, no existe la selección monegasca.

iskander dijo...

¿Independentistas? Ya me gustaría sentarme a mí con un par de ellos para que me explicasen qué es esa memez de cuatro borrachines de taberna.
Y ya de paso que me explicasen cómo iban a sobrevivir. Estos se creen que van a montar un Mónaco o algo por el estilo.
Por trabajo iba e iré a Cataluña frecuentemente y puedo asegurar que esas tonterías a pie de calle no existen.
Sobre los aficionados....pues como si mañana les dicen que son todos verdes con pintas amarillas, es masa y la masa es aborregamiento y asentimiento, pero nada de razonamiento y menos convicción. Se llaman independentistas( y me juego una mano) por ir en contra del Madrid.
En fin distraciones de la realidad en una sociedad que lee más a Belen Esteban que a Pemán

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

El independentismo sólo es un instrumento que sirve para que algunos hagan caja. ¿De qué van a vivir los independentistas si no es del cuento? ¿Qué iba a ser de ellos sin Cataluña se independizase?

iskander dijo...

Exacto, una victoria independentista sería matar su gallina de los huevos de oro

Urdanautorum dijo...

Enrique, me he criado en Barcelona y lo lógico es que mi equipo fuera el Barça, pero no lo es porque: estos equipos lo forman mercenarios del deporte que no me representan; este club está extremadamente politizado, además, de una manera manifiesta, contra España; cada vez que ganan acabo hasta los güiwols de petardos, gritos a horas intempestivas y botellas rotas y, por último, no soy un gran aficionado.
Yo no me meto con un club deportivo porque el CFB "es más que un club". Para mí es un ente donde abundan independentistas que al reunirse unos cuantos y sentirse arropados con mayoría,e inmunes a la ley, insultan, provocan y, a veces, delinquen, sin que ninguna autoridad civil o deportiva tome ninguna medida.
Lo de la final de la Copa del Rey es un claro ejemplo, fue una vergüenza, ya no nacional: internacional.
Conozco muchos culés, del PP, incluso, con un nivel de confianza para discutir sobre el tema. Todos lo reconocen a regañadientes, pero no se dan de baja. No lo entiendo.
Laporta lo único que ha hecho es echar más leña al fuego, en lugar de irlo apagando.
Me molesta enormemente ver a Laporta con el Presidente del Gobierno en el palco y espero que SM, si la próxima final la vuelven a jugar equipos similares, tenga una excusa para no asistir; yo, aunque no soy monárquico, siento un enorme respeto por el Jefe del Estado Español y me duele profundamente que le insulten o ridiculicen.

Urdanautorum dijo...

Natalia, el diario Sport, no siendo de mi lectura, creo que es totalmente parcial, del Barça.
Aunque estoy convencido de que hay una mayoría de independentistas (incluyo los nacionalistas, según
ellos mismos, moderados), yo no me fiaría de sus encuestas.
En el resto de tu comentario, lamentablemente, tienes toda la razón.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Yo siempre fui del Madrid, porque mis hermanos mayores lo fueron, pero me acuerdo que yo me alegré cuando ganó su primera Copa de Europa. Más bien nos alegramos en mi familia porque había ganado un equipo español, pero es cada vez más me es más difícil alegrarme por las victorias internacionales del Barça. Incluso pensaba que si ganaba la final el Arsenal, que fue la segunda Copa de Europa, habría más banderas españolas que si la ganaba el Barça.

Anónimo dijo...

"Juan" Laporta no existe, pedazo de mierda con toga.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#anonimo# En lugar de comportarte como un camisa parda cobarde que se oculta detrás del anonimato, ¿por qué no se molestó en leer la primera carta para saber por qué le llamo Juan en lugar de Joan?

En segundo lugar, le remito
Censo del Consejo General de la Abogacía Española: introduzca Laporta Estruch y verá que sólo hay dos, uno llamado Juan y el otro Francesc Xavier. Si aparece el nombre de Juan es porque tu querídisimo Laporta se colegió con ese nombre, y si se cambió el nombre en el Registro Civil no se molestó en cambiarlo en su Colegio.

En fin, por listo e intolerante, ha quedado en evidencia.