miércoles, 2 de julio de 2008

BREVE ANALISIS DE LOS NACIONALISMOS

Por mi experiencia vital, como haberme relacionado, desde muy pequeño, en un ambiente castrense, me siento muy orgulloso de ser español. Me crié hasta los 13 años en Cartagena, donde está la Capitanía General de la Zona Marítima del Mediterráneo, donde está el Arsenal Militar, donde estaba el Cuartel de Instrucción de Marinería, la Base Naval de la Algameca… Por eso vestía con total naturalidad la camiseta de la Selección española. En cambio, cuando me trasladé a Asturias, me encontré con que, el inofensivo gesto de llevar una camiseta con el escudo nacional, implicaba ser un facha. Y ahora, pese a esos prejuicios que antes existía, con la victoria de nuestra selección en el reciente europeo de naciones, la euforia colectiva a nivel nacional se desató.


Esto viene a dejar claro que es natural y lógico sentirse como miembro de tu propio país, pero que, en ningún caso, debería sobrepasar la frontera de lo razonable. Nunca debería de pervertirse esos sentimientos con la política, llegando a su manipulación por parte de unos desalmados, a través del nacionalismo. Para explicarlo bien creo que expondré mi concepción de nacionalismo (alguno seguro que discrepará pero es mi opinión). Para mí nacionalismo es la utilización política de los lógicos y razonables sentimientos hacia un país o hacia una nación que tiene cada individuo; es anteponer la nación al individuo, provocando que éste último se acabe reduciendo a la mínima expresión o un simple incordio. Además todo nacionalismo que se precie, sin ningún tipo de distinción, tiene que tener lo siguiente: un enemigo al que echarle las culpas de los males del país; aprovechar cualquier cosa o excusa para vender victimismo en cantidades industriales, es más están deseosos de que rival reaccione atacándoles (p.e. el boicot planteado inicialmente por ERC tenía como objetivo desencadenar una reacción en el resto de España para boicotear productos catalanes) ; y, por supuesto, vender que son los mejores del mundo y que, si no están en la cima, es por culpa de los ataques que sufre. Para que el nacionalismo tenga éxito es necesario embrutecer al individuo, cuanto más mejor, y controlar todas las terminales mediáticas y aniquilar, si es posible, cualquier indicio de discrepancia. Pues todo esto es aplicable a cualquier nacionalismo, independientemente del ámbito territorial al que nos refiramos.


Lo más curioso es que los dirigentes políticos nacionalistas, como básicamente buena parte de la clase política, no creen para nada en lo que dicen. Su ideología verdadera no es la nacionalista sino, por así decirlo, la capitalista y el poder. Sólo, y eso no me cabe duda alguna, desean a toda costa tener más dinero y más poder. Por desgracia, es un mal que subyace en el ser humano desde que se inventó la política. No vamos a negar ahora que la oratoria se inventó en Grecia, en concreto Atenas, para engañar al mayor número de ciudadanos para lograr los fines de los que querían prosperar en la política.


Todos los engaños y manipulaciones que la clase política se gasta para conseguir el poder o perpetuarse en él, me hace ser firme en mi beligerancia y mi oposición a asignaturas como Educación para la Ciudadanía, más allá de lo estrictamente jurídico, como ya escribí en un artículo. Estoy totalmente convencido de que los poderes públicos nunca deben enseñar valores sino educar en libertad. Educar para que sea el individuo, por sí mismo, llegue a las conclusiones que estime conveniente. Es enseñar a ser hombres libres, que tengan las suficientes armas para analizar con sentido crítico todas las informaciones que reciban, que tenga esa curiosidad por informarse, que no tenga miedo a escuchar con respeto las opiniones de adverso. Por desgracia este deseo roza la utopía.


Para acabar, me voy a hacer eco, ya que hablamos de nacionalismo, de una noticia que se produjo hace una semana en Asturias. No es otra que la Junta de Facultad de Filología de la Universidad de Oviedo, en contra de los deseos de su decana, Ana Cano, suprimió la asignatura de Asturiano de la estructura académica del próximo año (Más información en LNE). Pues bien, en coherencia con mis planteamientos y como suscriptor del Manifiesto en defensa del castellano, critico la decisión de suprimirla. Me parece una aberración que tiene más de nacionalismo castellano que de motivos puramente académicos. Es coartar la libertad individual que está implícita en elegir estudiar lo que a uno le apetece. Es lo mismo que tanto se critica a los nacionalistas vascos, gallegos y catalanes cuando, por ejemplo, intentan imponer la rotulación en sus idiomas autonómicos. No entiendo los motivos ni qué daño puede hacer que alguien quiera estudiar el asturiano. ¿Qué más les dará que haya gente que quiera estudiar lo que quiera, y más en lo que debería ser un centro cultural como es la Universidad? Desde luego, yo no voy a ser quien vaya a estudiarlo porque no está en mis prioridades, pero, mientras que no obliguen a nadie, no veo motivo alguno para impedirlo. Es que además, con este tipo de actuaciones, lo que van a conseguir es que tengan cada vez más apoyo de la gente, sobre todo la más joven, creando, de esta manera, un problema donde antes no lo habían, y que le están dando la razón a los que piden la oficialidad. Luego nos rasgaremos las vestiduras cuando aparezca, a largo plazo, una Esquerra a la asturiana.

12 comentarios:

frid dijo...

Enrique, Patricia, que está en todo, me remite el artículo para que lo editemos en www.aragonliberal.es, lo que haré en breve

El Berto dijo...

Yo no estoy de acuerdo en que la negativa a dar Asturiano, potenciara al nacionalismo, ahí tenemos a Areces, que de manera CLARA y ABIERTA y antes de las Elecciones se ha posicionado en contra de la Oficialidad (no como el PP que va por temporadas), y lo cierto es que sus resultados han sido buenos, y quienes la defendían como IU… y no hablemos ya de los diferentes partidos Andecha 1, Andecha 2, IAS, URAS..

Yo estoy en contra de Normalizar, porque creo que se deben respetar las VARIANTES del Asturiano, la normalización se da para una futura oficialidad, si normalizas te cargas variantes, estoy de acuerdo en que se dé en los colegios, pero tanto Ana Cano como la Academia de la Llingua no han hecho más que generar crispación (por ejemplo con los de León a cuenta del Lliones), o sus informes desde la academia sobre la REPRESION, y crear toponimias inventadas que ni los más viejos del lugar conocen.
Los Asturianos somos de los mas orgullosos de nuestra tierra en España (contrastado según un estudio del INE), pero no queremos que nos cambien el nombre de nuestros pueblos, ni que se nos mida nuestra asturiania.

Los nacionalistas siempre quieren mas, su discurso será el mismo con la asignatura que sin ella, por mucho que se les de cómo la Ley de Normalización y Uso, siguen con la misma posición.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Berto vi que te centraste sólo en la última parte del artículo.

La cuestión es que no se debe impedir estudiar ningún idioma a nadie. Lo de la normalización es un tema al que no voy a entrar, lo que sí es cierto es que de que hay variedad de bables en Asturias. De hecho en la misma compilación de Derecho asturiano realizado por la Junta se ve que la denominación de las diversas instituciones jurídicas asturianas varían en cada zona.

No sé cuales son para tí toponimias inventadas, pero lo que es cierto es que hay en Asturias cantidad de toponimias que han sido castellanizadas cuando los vecinos utilizan la que siempre han utilada por ejemplo:

En el concejo de Piloña, que es donde vivo como sabes, han castellanizado la localidad de "Espinareu" viendo carteles con el nombre de "Espinaredo".

En el concejo de Nava, si usas la línea 6 de FEVE, podrás comprobar que a Fuensanta la han denominado Fuente Santa.

En el concejo de Llanera, en la parroquia de Pruvia, a Santolaya la denominan oficialmente Santa Eulalia.

Y así hay cantidad de ejemplos de castellanización de topónimos históricamente asturianos y que la gente del lugar les sigue llamando como siempre lo hizo.

Lo que también es verdad es que no he escuchado a la gente decir, por ejemplo, Uveiu.

Víctor Manuel dijo...

Asina que educar sin transmitir valores eh Jose. Menudo pedagogo estas hecho tú amiguín?

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Victor Manuel creo que me tendrías que haber entendido, como sabes no soy pedagogo, pero bueno te lo explicaré otra vez. La transmisión de valores no le corresponde al Estado, que es lo que he querido decir. En primer lugar le corresponde a los padres y luego los valores salen de los que el individuo, como mayor de edad, cree mejores. ¿Qué clase de democracia quieres tú en la que es el que gobierna el que te dice lo que tienes que creer que es bueno?

Víctor Manuel dijo...

No me digas Jose, entos a la escuela a qué se va, a fumar cigarros?

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Victor estás teniendo una paja mental cojonuda porque no te estás enterando de ni una. Vamos a ver: al colegio debería de ser un centro en el que te enseñen a pensar por ti mismo, te tendrían que enseñar a sumar, a restar, a escribir, a leer bien, aprender nociones objetivas de Historia, en el que te enseñen a saber el porqué de cada acontencimiento histórico y sus consecuencias, a tener cultura general. Además de tener una cultura general que te abran el apetito de conocer más, de tener un sentido crítico de las cosas, de las informaciones que reciben. Es lo que ya he dicho, que te enseñen a pensar por tí mismo. Y esto no tiene nada que ver con que el Estado te diga que es lo bueno y qué es lo malo. Para eso somos personas libres, libres para decidir qué es lo bueno y qué es lo malo. Como mucho enseñarnos a cumplir la ley.

Víctor Manuel dijo...

Muy bonito Jose, ahora dime qué parte de la asignatura de EpC (versión para primaria por ejemplo)piensas que es... no se... más satánica o socialista, o perjudicial para la libertad, los liberales, el liberalismo y el libertinaje. No se Jose, me gustaría que me dijeras algo concreto, no es malo por que es malo, por que sí, como la masturbación y esas cosas que te quedas ciego.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

¿Cuántas veces te lo tengo que repetir? ¿No te dije yo hace tiempo que escribí un artículo al respecto? ¿Por qué no lo leiste? Parece mentira que digas eso y que no me conozcas y que tengas la idea de que esté pensando que si yo critico EpC es porque sea socialista.

Lee lo que he escrito y luego opinas. Me canso de repetir.

El Berto dijo...

Yo creo que el ejemplo paradigmático es el famoso Gatu para la Fresneda o mejor, mejor aun a propuesta de la Academia: La Belga, Llamarga o La Fresnera Vieya, que en la vida se llamo así.

Otra de las localidades mas conocidas Asturianas: Tuilla, pues adivina ahora es tachin, tachin: Tiuya, o Colloto Cualloto, Lugones LLugones…. vamos que se sientan en un despacho en Oviedo y dicen bueno a ver qué inventamos.
Y lo de Xixon en la vida vi a la gente de las cuencas, o del los pueblos cercanos a Aller, llamarla así, y son gente mayor.

Lo triste de todo esto es que va a llegar un momento en que para andar por tu tierra tienes que coger un diccionario.

Si de verdad les importara la toponimia en vez de subvencionar a estos “filólogos”, mejor se pasaban por los pueblos y le preguntaban a la gente, así estadísticamente determinarían los nombres, eso sí les joderia la normalización porque para respetarlos no podrían aplicar las normas gramaticales de la “llingua”.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Te puedo decir que la toponimia menor ha sufrido una castellanización, y, como los ejemplos que te puse, no son usados por los vecinos de esa localidad. Otro ejemplo más, nadie dice Grado, todo el mundo dice Grao.

Efectivamente nadie dice Tiuya ni Llugones, ni Xixón. Pero tienes que reconocer que se han cargado mucha toponimia tradicial asturiana, que a diferencia de los casos que pones, que están en bilingüe, los que te digo están solo castellanizados.

Lo de coger el diccionario en tu tierra es exagerado de todo punto.

Lo que hay que hacer es dejar de utilizar los idiomas como arma política. Punto pelota.

JORDI BRIDGE dijo...

Todos los intentos de uniformidad de las lemguas de comunicación se asemeja a los intentos de reducir las variantes posturales en el amor a una sola.