viernes, 11 de julio de 2008

LOS IDIOMAS: INSTRUMENTOS DE COMUNICACIÓN Y PATRIMONIO CULTURAL

La función principal de cualquier idioma es de comunicación. Sirven para que ideas o hechos sean conocidos por las personas que el hablante desee. En ese sentido, con saber dos idiomas te puedes comunicar con prácticamente todo el mundo, y no son otros que el inglés y el castellano. No obstante, también son elementos culturales importantes y enriquecedores. Puede que alguno considere que no son útiles para el desarrollo de la vida cotidiana, pero, al contrario, como la Historia y otros saberes, tienen su importancia radical, sobre todo si queremos ser mejores, tanto en el ámbito personal como en el profesional, y libres. El saber, aparte de que no ocupa lugar, nos da las suficientes armas para reaccionar desde la razón, no desde la visceralidad y para saber cuando uno se equivoca ante mejores argumentos. En definitiva el conocimiento nos hace cada día más libres, más dueños de nuestras vidas y menos esclavos de los demagogos.

Por lo que he expuesto, actualmente estoy intentando corregir un error de infancia que fue ponerle la proa al inglés, ahora comprendo lo necesario que es conocer este idioma, no porque lo necesite sino para conocer de primera mano lo que los autores anglosajones han querido decir. Por eso no me gustó leer libros traducidos porque la participación del traductor altera, aunque lo haga involuntariamente, el espíritu de la obra. ¿Qué mejor ejemplo de lo que digo que los doblajes y títulos de las películas o series? También otro de mis objetivos es recordar y profundizar más mis conocimientos del latín, aunque sea una lengua muerta. Conocer la lengua madre de todos los idiomas romances es, al menos para mí, importante porque nos ayuda a conocer y comprender nuestra lengua. Y si ya lo empalmamos con el estudio de la Historia clásica, mejor que mejor, porque llegaremos a saber, entre otras cosas, el orígen de palabras como "paraíso" (del "paradisos" babilónico, que significaba parque), "gorila" (de la denominación que le dieron los cartagineses encontraron una tribu de la costa oeste de África)...

Por la importancia que tiene en el ámbito cultural los idiomas, se me hace incomprensible que haya quien pretenda apropiárselas o, por el contrario, atacarlas. La cultura de un país no debe ser declarada como exclusiva y excluyente por nadie. No debemos permitir que ningún nacionalista, sea vasco, catalán, gallego o castellano, convierta un idioma en su cortijo particular, ni debemos tolerar sus intentos malévolos de provocar repulsa u odio visceral a los idiomas que supuestamente defienden, y menos que traten de enmascarar su verdadero interés de apoltronarse en el cargo con supuestas políticas de promoción y protección. No señor, no debemos, en justicia, tragar con este tipo de tropelías. Es más debemos hacerles frente para conseguir que nos dejen, de una vez por todas en paz.

Pero volviendo a la polémica del asturiano, quiero insistir que yo personalmente no estoy a favor de la cooficialidad, pero, no obstante, debemos de respetar a todas aquellas personas que quieran estudiarlo o usarlo. Lo que tengo cada día más claro es que, de lo contrario, a la larga tendremos un grave problema con el nacionalismo asturiano. Si la gente entendiese la Historia llegaría a la conclusión de que con el respeto no sería necesario establecer la oficialidad de ningún idioma. Por ejemplo, a EEUU no le ha hecho nunca falta hacer ninguna declaración de oficialidad de ninguna lengua, ni siquiera del inglés, como así se puede comprobar en su Constitución.

6 comentarios:

El Berto dijo...

Spain es Diferente, y sobre todo respecto al ingles, los turistas ya asumen que aquí no se habla, ni se entiende y que si dejáramos de doblar las películas, la industria del cine se iría al garete o la gente las vería subtituladas vía internet.

Las lenguas no son solo cultura, por desgracia en España son un arma y un mecanismo político NOS GUSTE O NO, y eses es un factor que no se puede obviar con discursos sobre la riqueza cultural, el patrimonio. Y la historia todos sabemos que en determinados libros de texto sufre una “reinterpretación”.

Sobre las lenguas clásicas, con la ESO olvídate todos los saberes clásicos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

No sé si son tus típicas opiniones sarcásticas, pero si son en serio son realmente sorprendentes, por ser amable con la calificación y por el respeto que te tengo.

Vamos a ver:
1º No sabía yo que los idiomas fueran armas de destrucción masiva, de esas armas que hay que destruir. Si tu opinión de que las lenguas son armas va en serio no puede ser considerada de otra manera que un disparate. Que yo sepa los cuchillos de cocina son instrumentos de la cocina, su finalidad no es la de ser utilizada como un arma, y hay gente que los usa como tal, por eso no los vamos a desterrar de las casas, y cortando la carne como buenamente se pueda; tampoco las macetas son un arma, pero si alguien te lo tira a la cabeza te mata, y por ello no vamos a dejar de usarlos; un boli puede servir para sacar el ojo a alguien, y no por ello vamos a dejar de escribir…
En fin, las cosas por sí mismas no son malas, son las personas las que hacen mal uso.
Y bueno decir que las lenguas no son cultura, es simplemente una necedad.

2º Y así empalmo con tu comentario del otro artículo. Sigues sin entender lo que he querido decir. Lo que estoy diciendo es que no se debe politizar ningún idioma, sea el castellano, el asturiano, el gallego o el catalán y que la política deje de enmierdar todo lo que toca.

3º No te estoy negando que ahora sea un fenómeno minoritario. Pero no implica que, con la tontería de impedir su aprendizaje y uso pueda fomentarlo. Tampoco has entendido el ejemplo que te puse de un militar español fundador de ERC. Maciá era militar español desde los 15 años y se pasó toda su vida en destinos fuera de Cataluña, y fue, a raíz de asaltar unos militares la Veu de Catalunya, que quedó impune, y que su queja le costó tener que ir a un Tribunal de Honor. Después de eso se pasó al independentismo catalán.
También en el País Vasco, se pasó del carlismo al nacionalismo vasco. Y, por cierto, ambos fenómenos sociales fueron en un principio minoritarios, como el socialismo en España.
Ya te dije que es importante conocer la Historia, porque te ayuda a comprender los porqués de cada suceso.

4º Te has preguntado por qué baja la matriculación tanto. ¿No será porque la convierten en alternativa al inglés?

El Berto dijo...

Naturalmente que la lengua es cultura (si lees bien he dicho: las lenguas no son SOLO cultura), y obviamente es imposible no usarla, pero uno no puede hablar de libertades y dejarlo ahí, toda libertad, toda manifestación, está delimitada y requiere de un cauce de aplicación práctica.

En estos momentos hay grupos políticos en este país, de ambos lados (nacionalistas españoles y nacionalistas de regiones), que usan, regulan y aplican la enseñanza y el uso de la lengua, bajo criterios políticos, y eso no se puede obviar.

Yo no critico las lenguas en sí, critico su aplicación y uso a nivel legal y practico (en las relaciones con la administración por ejemplo, en la toponimia).
Y lo siento no vivimos en el país de los osos amorosos, la política y los intereses lo impregnan todo, decir que la política no debe meterse con la cultura y las lenguas es utópico, no porque yo no lo quiera así, pero por desgracia es inherente a la naturaleza humana.

Digamos que tu estas en el nivel de las buenas intenciones y yo estoy en el nivel de que la política lo ha impregnado y vamos a ver de qué manera es mejor encauzarlo.

Francamente si después de todo lo que ha armado Areces, entre sus joyas: el Peaje del Huerna, las leyendas urbanas, los privilegios de Gijon, el abandono de las Cuencas (las obras públicas de Tuilla fueron en la legislatura del PP), los jóvenes asturianos en las últimas autonómicas no se movilizaron dudo mucho que esta decisión contra el asturiano, sea el talón de Aquiles del Areces.

Nos enfrentamos a una región con el índice de natalidad más bajo, con el índice de vejez más alto, con una despoblación de las cuencas, miles de emigrados, y donde en Madrid nos dejan tirados con las obras publicas, francamente si el nacionalismo no ha encontrado hueco en estas condiciones, dudo que el Asturiano sea el casus belli.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Disculpa haber malinterpretado tus palabras.

Al asunto. Yo discrepo cuando tu dices que yo no estoy en el nivel de buenas intenciones y tu en el de que la política lo ha impregnado todo. Y discrepo porque lo que yo he hecho es un análisis del problema de los nacionalismos, de su origen y de su existencia. Deberías releer el artículo que criticaba a todos los nacionalismos. en "Breve análisis de los nacionalismos". Con este artículo pretendía analizar cómo es el modus operandi de los nacionalistas para seguir en el poder, etc. Con este artículo pretendía censurar a todos los nacionalismos.

Y en cuanto al caso del asturiano, creo yo que, sin hacer declaración expresa de oficialidad del asturiano, se podría solucionar de una vez por todas poniendo una cláusula diciendo que existe el derecho de usar el asturiano en las comunicaciones con la Administración y se garantizará el derecho a aprenderlo en los centros educativos. Con esto, se solucionaría el problema.

Claro que existe problemas más importantes en Asturias, eso no te quepa duda, y para que exista una oposición razonable tiene que haber un cambio de presidente en el PP asturiano.

Todavía el nacionalismo no tiene importancia política, pero tampoco podemos cometer el mismo error que se cometió otras veces. Fíjate que hasta Javier Neira está ahora a favor de la oficialidad del asturiano, después de ver tanta reacción crítica contra la exclusión del asturiano de la Facultad de Filología y de mantener el estatuto al respecto como está. Por cierto, te sigo recordando que en Cataluña y en el País Vasco no existía nacionalismo alguno, y acabó emergiendo hasta hacerse bastante fuerte.

Por cierto, se me olvidaba, en la Comunidad Valenciana no existe ningún problema con el valenciano, con la toponimia bilingüe, etc. Intenta malmeter ERC pero no encuentra eco entre los valencianos. Con lo que se demuestra que se puede vivir en una comunidad bilingüe sin problemas políticos.

Víctor Manuel dijo...

Así que estás con el inglés eh Jose, en dónde, vas a alguna academia? Es lo que tenía que haber hecho yo antes de meterme a esta mierda de master sacaperras. Como se suele decir nos acordamos de Santa Bárbara cuando llueve, pero con lo jodido que es sacar una carrera quién se ponía encima a estudiar el inglés.
Por lo demás todo bien?
Un saludín, hay que tomar un café.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

No voy a ninguna academia, lo aprendo por mi cuenta y riesgo, viendo películas en versión original subtitulada en inglés para acostrumbrar mi oido a la pronunciación e identificarlo con la oportuna palabra. Y las palabras que no sé, las apunto, las busco en el diccionario y me las aprendo poco a poco.

Pues ya sabes, cuando quieras.