lunes, 3 de agosto de 2009

CARTA ABIERTA AL SEÑOR LAPORTA

Señor Laporta, Presidente del Fútbol Club Barcelona:

Le escribo esta carta abierta a la vista de que no es capaz de actuar como un digno Presidente del Fútbol Club Barcelona, ya que no pierde ocasión de meter baza política cuando encuentra alguna ocasión, y así, en la gira de su club por EEUU, se vio en la Televisión cuando, después de que el actor que imitaba al Gordo le dijese "from Spain" le corrigiese diciendo "no, from Cataluña".

Señor Laporta que usted sólo es Presidente del Barcelona para dar el salto a la arena política es de sobra conocido, como suceden con los Presidentes del Real Madrid pero en el terreno empresarial. Debe ser que, como colegiado del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, no gana el suficiente dinero o que quiera ganarlo aplicando la ley del mínimo esfuerzo. Por cierto, ¿qué raro que usted figure en el censo colegial, actualizado a 19 de junio de 2009, como Juan Laporta Estruch, y más habiéndose colegiado en 1988, siendo tan catalanista como es usted? Por si acaso, ahórrese el discurso victimista de la catalanofobia porque su hermano aparece como Francesc Xavier Laporta Estruch.

Como decía, que a usted la Presidencia del Barça le interesa para dar el saltito, cuando pueda, a la arena política, pero mientras tanto compórtese como lo merece la institución a la que representa. Soy madridista pero sería estúpido no reconocer que el Barcelona es un gran club y que ha hecho una grandísima temporada, y por eso se ha de exigir a sus dirigentes que se comporten como lo hizo toda su vida el difunto y honorable Nicolau Casaus.

Por lo tanto, señor Juan Laporta, repito, compórtese y respete a sus socios y aficionados, que los tiene repartidos no sólo entre los catalanes nacionalistas sino entre los catalanes no nacionalistas y en el resto de España. Respételes porque ellos son los que hacen grande al club y no usted y sus ideas nacionalistas. Además si usted quiere hacer el ridículo, dimita y pasee por las calles de Los Ángeles diciendo las tonterías que dice. En efecto, tonterías porque, por muy nacionalista que sea uno sabe que, a día de hoy, Cataluña está en España y más teniendo en cuenta que el Barcelona won Spanish League, King of Spain´s Cup and Champions League like Spanish team.

Por cierto, no me extraña que hubiera hecho buenas migas con Calderón, el detentador de la Presidencia del Real Madrid, porque sois tal para cual.

Sin nada más que añadir, me despido atentamente,

3 comentarios:

Javier Pol dijo...

Tengo varios y muy buenos amigos madridistas y siempre les comente que lo R.C. seria la mayor vergüenza de el club más laureado de España y del mundo. Lo de Juan Lapuerta es otro cantar, este aparte de hacer muy bueno a Juan Gaspart, sera el hazmerreir de todo el mundillo político de España, perdón Spain no, Catalonia.

Nuñez nunca me gusto, pero era un tío muy inteligente, si tenia ambiciones políticas las escondió bien o jugo sus cartas, por que ser presidente del Barça es casi ser el Honorable, ya que casi manda más que el alcalde de la Ciudad Condal.

Este Juan solo es un aprovechado como su amigo Calderón, no me extrañaría verle algún día comparado con el Correa o el Bigotes, ofreciendo el oro y el moro por prevendas de todo tipo.

snake dijo...

No le veo el problema.

Es cosa suya, mientras siga ganando elecciones...

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#javi pol# Bien dices, hará bueno a Gaspart. Al menos su fallo era ser demasiado culé.

#snake# El problema es que se le olvida que es el Presidente del segundo mejor club de la Historia de España y mejor de la pasada temporada, y que, en lugar de dedicarse en exclusiva a su club, se está allanando el camino para aterrizar en política, enmierdando a una gran institución como es el Barça. Y, ya que menciona lo de ganar elecciones, Laporta no salió bien parado en la moción de censura ya que hubo más noes que síes, y, en lugar de dimitir por vergüenza torera, se aferró a un legalismo para seguir.

Lo malo en los clubes de fútbol es que un sinvergüenza gane títulos, que es lo que yo temía con R.C., y de hecho por ganar dos ligas aguantó hasta el tercer año.