lunes, 17 de marzo de 2008

OTRO FIASCO EN POLITICA DE VIVIENDA

Si el viernes criticaba el fraude que suponía el préstamo hipotecario subvencionado por el Ministerio de Vivienda, hoy toca hablar de los efectos de los 210 € de la ayuda al alquiler. Esta ayuda que la Ministra Chacón se apresuró en sacar antes de las elecciones está generando una escalada de precios en los pisos de alquiler como ya han denunciado medios de comunicación como Tele 5 o La Nueva España.

Ahora, después de entrar en vigor la susodicha ayuda, los propietarios incrementan el precio en el mercado para alquilar sus pisos. A la cantidad que antes exigían les han sumado los famosos 210 €. Es decir, si antes para poder firmar un contrato de arrendamiento te comprometías, pro ejemplo, a abonar 450 €, ahora hay que incrementar dicha cantidad un 46,66 %. Pero lo más grave es que no ha servido para beneficiar a los jóvenes que quieren emanciparse alquilando un piso. Esto, lo que realmente supone, es convertir al futuro inquilino en un intermediario entre el Ministerio y el propietario.

En fin, esto es el resultado de andar haciendo la demagogia, como ha ocurrido con la Ley Penal del Menor, la Ley Orgánica 1/2004 o, entre otras, la Ley 38/1999, de Ordenación de la Edificación (por el que sólo se obliga a contratar seguro obligatorio, según su disposición adicional segunda, que cubran los daños causados a elementos estructurales del edificio, art. 19.1.c)

1 comentario:

txantxangorri dijo...

Pues si es así en la mayoría de los casos, el resultado habrá sido que al final lo que sobre el papel podría ser una buena ocurrencia, por qué no,(ayudar al alquiler a los jóvenes) se ha topado con la clásica avaricia capitalista que nos indunda.

Y eso tenía que haberlo previsto mucho mejor la señora Chacón y su gobierno.

Pensar que la sociedad es como a uno le gustaría ser es un clásico error de ciertos políticos.