viernes, 28 de marzo de 2008

LA IGLESIA ES UNA SECTA Y COACCIONA, SEGUN UN MIEMBRO DE JSO

En el blog de Miguel K. Stobbs,"por si a alguien le interesa", se publicó el 25 de este mes un artículo que tiene el siguiente título "El derecho a morir en paz", escrito por su propietario, en el que censuraba a la Iglesia Católica, a la que llamó "secta", por decir públicamente que estaba en contra de la eutanasia. No quise entrar a debatir su defensa del derecho a morir porque, primero está dentro de su derecho a defender sus ideas; y segundo, como católico, soy miembro de la Iglesia Católica, y lógicamente me sentí ofendido e insultado, por lo que no quería entrar a discutir cuestiones menores en el que se diluyese el tema principal. Por eso sólo le reproché que recriminase a personas que, bajo nuestra Constitución, tienen el derecho a expresar lo que estimen conveniente.

El artículo arriba referenciado, y siento tener que decirlo porque es una persona que conozco y que le tengo estima, adolece de unas correctas formas democráticas porque se puede defender lo que se crea, con toda la vehemencia posible, pero lo que no debe hacer un buen demócrata, y el autor de dicho artículo lo es, es cuestionar ni censurar que otra persona, física o jurídica, defienda lo contrario. Y menos replicar con afirmaciones poco solventes, como decir que la Iglesia coacciona. Esto es, desde luego, y reiterando lo expuesto en mi contrarréplica, una falsedad porque para ello se tiene que impedir ejercer un derecho y lo único que puede hacer es excomulgar por saltarse sus obligaciones como fiel, de igual manera que los partidos pueden expulsar a sus afiliados que no cumplen con sus estatutos. A parte, para estar en un Estado democrático, los ciudadanos son lo suficientemente mayorcitos como para que lo que dice otra persona lo analice con sentido crítico. Por el contrario si creemos que no estamos preparados para analizar libremente las palabras, en este caso, de los Obispos es que no podemos elegir cada cuatro años un Parlamento. Y aquí no valen medias tintas o estamos mínimamente preparados para elegir a nuestros representantes y aceptamos que la Iglesia defienda públicamente sus principios o no lo estamos.

Por eso me gustaría decirle a Stobbs que reflexione bien lo que ha dicho porque creo que debería rectificar. No digo que no defienda lo que crea conveniente sino que no censure que otros opinen lo contrario y menos insultar a millones de personas que forman parte de esa Iglesia a la que llamó secta.

12 comentarios:

epluribusunum dijo...

Creo que estás equivocado. Los católicos a veces pecáis de inocentones. Este Stobbs del "derecho a morir en paz" tiene todo el derecho a criticar a la Iglesia, defender la eutanasia, e incluso opinar que la iglesia es una secta, criticar a Rouco, y acordarse de la madre de la Conferencia Episcopal, si quiere. Es la libertad de expresión.
Pero lo que se te escapa es precisamente lo fundamental, lo que destila totalitarismo y odio a la libertad en su argumentación: él en el fondo piensa que la Iglesia no tiene derecho a inmiscuirse en la vida política. Ahí está agazapado un fascista, no un demócrata. Por eso no entiendo que hables de "correctas formas democráticas". Nada de eso: Totalitarismo puro y duro. Este Stobbs que quiere extender derechos por un lado, se los quiere recortar a la Iglesia por el otro. Hasta que no entienda y reconozca honestamente que la Iglesia tiene derecho a opinar de política y acordarse de la madre del PSOE si quiere, no habrá ahí un verdadero demócrata, como tú inocentemente crees. En una democracia no hay católicos, judíos, negros, blancos, protestantes... Hay ciudadanos, y todos con similares derechos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

¿En dónde le estoy negando su derecho a criticar los postulados a Miguel de la Iglesia y a los Obispos? Por favor lee bien lo que he escrito, lo que estoy criticando es que se censure por ejercer su derecho a expresar lo que estime oportuno.

Por favor lea bien, porque acaba de meter la pata tanto en su premisa como en sus consecuencias.

Y por último, aprenda a utilizar las palabras, porque acaba de demostrar que no tiene ni idea de lo que significa "fascismo".

Caballero ZP dijo...

Estoy de acuerdo contigo José, el problema es que ellos no entienden la libertad como nosotros.
Saludos

Hispanicus dijo...

Yo no le daría mucha importancia a lo dicho por Miguel, es biuen patente su desconocimiento de la Iglesia que tanto odia, habla más como un acólito de los socialistas o progres que tienen bien aprendida la lección de que "la iglesia es mala".

epluribusunum dijo...

Ustedes los católicos son demasiado buenos, demasiado educados, mientras los progretas les sacuden estopa un día sí y otro también. Si le hiciera caso a Ud. no podría, efectivamente, utilizar la palabra fascista para aplicársela a Stobbs. Los progres no andan con tanto remilgo terminológico cuando la emplean contra Uds. una y otra vez. Mientras Ud. anda con esas disquisiciones mientras un tipo insulta a su Iglesia, yo denuncio una actitud antidemocrática con una palabra que entiende todo el mundo.
Mientras Stobbs le sacude palos a su Iglesia con bastante mala leche, Ud. le replica diciendo que eso va contra el artículo tal de la Constitución, para que no le entienda ni Perogrullo.
Mientras que Stobbs llama a la Iglesia secta y afirma que le hace la puñeta a sus fieles y demás monsergas habituales progres, Ud. le amonesta amablemente invitándole a rectificar y a que reflexione. Casi le ha faltado disculparse.
A mí es que la imagen de Cristo que más me pone es la del que echó a los mercaderes del templo a latigazos, ¿qué quiere que le diga?
Por último, si las palabras hubiera que utilizarlas dentro de los límites rigurosos de sus definiones ¿dónde quedarían la sátira, la ironía, el sarcasmo y, sobre todo, la poesía?
Como abogado que es Ud. estoy seguro de que sabe algo de latín. El nick que utilizo es latín. Nos entendemos, ¿verdad? Intelligenti pauca. No piense Ud. que uno no sabe lo que significan las palabras por el hecho de que las utilice como le dé la gana.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#elpluribusunum# Puedes ser más eficaz si dices las cosas sin ser formalmente agresivo. Porque la demagogia de la izquierda oficial utiliza como argumento los excesos verbales. Pero el primer motivo que me lleva a actuar como lo hago es ser consecuente con mis creencias, y como católico mi objetivo es seguir el ejemplo de Jesús. Y si observas bien mi blog he denunciado con toda la objetividad posible algunas actuaciones del PSOE, como la política de vivienda, como sus incumplimientos electorales, como utilizar electoralmente la muerte de Isaias Carrasco, etc. Les tildé de indignos y miserables por su política del todo vale para estar en el poder.

Recomiendo que observe entero mi blog.

Usted se puede llamar, por cierto, como le dé la real gana.

P.D.: A Stobbs, porque le conozco personalmente, sólo le recrimino su manera de defender su derecho a la muerte digna.

#caballerozp# La izquierda oficial no entiende la libertad como debiera.

#hispanicus# Quiero pensar que Miguel cometió un error.

glauka dijo...

Entiendo que, como católico, no puedas admitir que la iglesia católica sea una secta.
Pero piensa lo que piensas tú de las sectas, de aquellos que creen en cosas que te resultan paranormales, ilógicas, carentes de pureba ... y entenderás cómo es que os vemos los que no somos católicos: Exactamente igual que a cualquer secta.
Tú basas tu diferencia de las que tú denomias sectas en aquellas cosas en las que crees, y que no voy a discutirte, evidentemente, pero tienes que admitir que para quien no cree en ninguna de las cosas que tú tienes por buenas, entonces no hay nada que os diferencia de cualquier otra secta, nada. Los miembros de esas sectas también creen en dogmas, sus dogmas, con la misma fuerza e intensidad que lo haces tú. Ya, que ellos están equivocados, dirás. Pero ellos piensan exactamente lo mismo de ti.
Y yo, de todos claro.
Respeto las creencias de los demás en tanto no me pisen el callo, ahí, salto.
Creo que los obispos tienen todo el derecho del mundo a hablar y opinar y decir lo que les venga en gana en la tv, la radio y donde les den pábulo. A ver porqué no van a hacer uso de los medios para mantener a su rebaño dentro del redil ... lo que me toca las narices es precisamente que les demos el micro y la importancia que les estamos dando a sus palabras, porque, a un no católico se la tiene que traer al pairo lo que digan los padres de la iglesia católica, musulmana o budista, por ejemplo, en cuento a miembros de eidchas iglesias, únicamente se les puede y debe rebatir como seres humanos españoles opinando, y ahí sí, ahí se les puede dar toda la caña del mundo siempre que no estés de acuerdo con ellos, pero exactamente igual que a otro español.
Yo les critico, les juzgo, les minusvaloro y les censuro multitud de cosas y comportamientos, por incongruentes. Como a cualquier otro ser humano que predica una cosa y hace otra.
Y desdeluego, siento decirte, compañero, que en eso los católicos, con el cuento del perdón eterno, os lleváis la palma.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Glauka la Iglesia no es una secta ni jurídica ni desde el propio significado de la palabra "secta", guste o no le guste. Y llamar secta a una religión como a cualquier partido político es insultar a sus seguidores, guste o no le guste.

Pero yo no he escrito el artículo para decir que la Iglesia no es una secta, sino para criticar un artículo desafortunado.

¿el perdón eterno? ¿A qué te refieres?¿y por qué nos llevamos la palma?

epluribusunum dijo...

Vaya, tengo que retirar lo de "Intelligenti pauca". Es obvio que no ha visto ni por donde venía el aire del guiño etimológico que sugerí. ¿Dónde quedó la formación clásica?
Y no sea tan "touchy", hombre, que lo de "inocentones" no iba con intención de herirle.

el berto dijo...

QUizas deberias de haber consultado el Diccionario: “ni desde el propio significado de la palabra "secta"” aquí sí que GLAUKA la emplearía acertadamente, ya que según la RAE:
secta.
(Del lat. secta).
1. f. Conjunto de seguidores de una parcialidad religiosa o ideológica.
2. f. Doctrina religiosa o ideológica que se diferencia e independiza de otra.
3. f. Conjunto de creyentes en una doctrina particular o de fieles a una religión que el hablante considera falsa.

Desde el punto de vista de una persona que no cree en la Iglesia, o que considera sus postulados y dogmas falsos, si sería la palabra correcta.

En todo caso de acuerdo con lo que la mayoría de la sociedad entiende por esta acepción, la Iglesia Católica no seria para nada una Secta, es mas creo que es de las confesiones que en un entorno democrático es más abierta y tolerante, dos cualidades que va perdiendo según se sube por su jerarquía.

Respecto a el uso de la “coacción”, huyendo de su tipo jurídico penal, no tiene capacidad para ejercerla, aunque que si pudiera imponer su Doctrina habría dudas de que pudiera hacerlo, en el Franquismo la Iglesia IMPUSO por la fuerza su doctrina a la sociedad Española, sin mucho miramiento por el respeto a la libertad religiosa.

Y aunque no está relacionado con el Post, la Iglesia que ha demostrado ser una superviviente de la historia, tiene importantes desafíos, recientemente el Vaticano ha reconocido que hay ya mas musulmanes 19,2% de la población mundial y que católicos el 17,4%, si bien los cristianos llegan al 33% (católicos, ortodoxos, anglicanos).

Y el 50% de los católicos se asientan en América Latina, donde las Iglesias Evangélicas (también en España se están abriendo muchas iglesias evangélicas), les están comiendo bastante terreno.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#epluribusunum# No se preocupe, no ofende quien quiere sino quien puede. Y si tenía que haber leído alguna cosa con más detenimiento, lo siento, pero el tiempo, en esta vida, es oro, y yo por ahora no tengo mucho.

#el berto# Sí leí antes el diccionario de la RAE, y la única acepción encajable sería la tercera. La primera no porque no es una parcialidad, y la segunda tampoco porque la Iglesia no es una segregación de otra.

En el pasado de la Iglesia sí hay ejemplos de coacciones, y como ejemplo podemos poner la Inquisición, pero ahora, con la Constitución en la mano.

el berto dijo...

Efectivamente, nuestro modelo constitucional no es el laico (separación iglesia-estado), sino el aconfesional (el estado no tiene religión oficial), se opto por la colaboración con las diversas religiones, constatado en especial en el derecho a la educación religiosa del Articulo 27.3.

Sin embargo hay sectores que consideran que la Iglesia, esa excesivamente enlazada con el Estado, buscando el Laicismo, como separación absoluta Iglesia-Estado, y que al ser un país católico las directrices que la Iglesia da a sus fieles, dificulta abordar políticamente diversos asuntos.

El tratamiento que merece la Iglesia Católica, es “especial”, y no debería equipararse al resto de confesiones, por cuestiones históricas, patrimoniales (por lo menos más de la mitad de nuestro patrimonio arquitectónico es religioso), y culturales (que aunque no muy ejercientes somos un país de navidad y semana santa).

Y sobre todo no usar un doble rasero de respeto, hay artistas cuyas obras podrían resultar ofensivas para los católicos, o sátiras de revistas, etc… y todo ello se ven con normalidad dentro de un país con libertad de expresión, pero parece que los políticos europeos con el tema del Islam ahí si que tiene que haber ultra respeto: nada de sátiras, nada que pueda ofender a los musulmanes, quitar la figura de santiago matamoros, ojito con las fiestas de moros y cristianos… o se respeta a todas o a ninguna.