miércoles, 19 de marzo de 2008

AHORA IU QUIERE RECOGER FIRMAS

Hoy pensaba dar descanso mi blog hasta el próximo lunes pero he visto en La Nueva España que IU pretende recoger firmas para cambiar la Ley Electoral, independientemente de lo injusto que es que los 300.000 o 900.000 votos de UPD e IU respectivamene se traduzca en menos escaños que los 300.000 del PNV o los 700.000 votos de CiU.


Pero siendo objetivos, con la Constitución en la mano, volviéndome a reiterar, el problema no es de la Ley Electoral, el problema está en la propia Constitución. Es nuestra propia Carta Magna la que establece como circunscripción electoral la provincia, por lo que afirmar que la LOREG (Ley Orgánica del Régimen Electoral General) es inconstitucional es una barbaridad, es una afirmación típica de personas que no tienen ni la más repajolera idea de Derecho Constitucional.


La única posibilidad de modificar la Ley Electoral, tan furibundamente vilipendiada ahora por IU, sin que tenga que ser necesario una reforma constitucional, que sería por la vía del art. 167, es únicamente establecer un mínimo porcentual de votos a nivel nacional, como propuso Ibarra. Pero tampoco iba a solucionarle mucho la papeleta a la coalición de izquierdas porque, aunque se estableciese un mínimo nacional del 3% de los votos, al tener que repartirse los escaños por provincias, lo único que iba a originar es, como en las europeas, que los partidos nacionalistas formasen coaliciones electorales, con lo que acabarían obteniendo la misma representación, a lo mejor el que peor lo iba a tener sería ERC, porque los partidos con los que se uniese podrían no llegar al mencionado 3%. La coalición del PNV, CiU y BNG les iba a permtir pasar sin problemas la barrera electoral, con lo que, en cada provincia, iban a beneficiarse del reparto como venían haciendo antes. Con esta barrera, por ejemplo, en Barcelona, en previsión de que la coalición electoral formada por ERC no llegase al 3%, sus dos asientos por esta provincia se repartirían, contando con los datos provisionales del escrutinio, entre el PP e IU. En la circunscripción de Madrid, el escaño de UPD sería para el PP. Así que con esta medida lo único que conseguiría es aumentar su representación de 2 a 3 escaños, a costa de los independentistas. En los demás sitios, ya sea por la suma de votos que tendrían las fuerzas nacionalistas o por el bipartidismo que existe en la inmensa mayoría de las provincias españolas, quedaría el reparto como está actualmente.


Por lo que, si se quiere que la Ley sea más justa implica necesariamente reformar la Constitución en el apartado segundo de su artículo 68. Lo demás es hacer el ridículo y me gustaría que algún conmilitón de Llamazares le advirtiese del tremendo error que está cometiendo.

6 comentarios:

Alberto Esteban dijo...

Sea como fuere es imprescindible cambiar la ley electoral. Y si hay que reformar la Constitución se reforma, que tampoco va a pasar nada.

Saludos

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Entonces hablemos de cambiar la Constitución no de la Ley Electoral, y sobre todo rigor a la hora de realizar las afirmaciones.

Fin de los Tiempos dijo...

También sería necesario modificar la Ley Electoral en sí, variar el sistema de porcentajes, porque tampoco tiene sentido que en una provincia, con un 12% de diferencia en votos, PP y PSOE obtengan los mismos escaños.

De todos modos, IU no se acordaba de estas cosas hace bien poco...

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Con la Ley D´Hont el mismo porcentaje de votos de diferencia puede suponer poca o nula diferencia en representantes si estamos en una en una circunscripción que tenga pocos escaños a repartir, en cambio en otra en el que tiene muchos a repartir puede verse una diferencia clara. En este caso el problema es de la poca población que tienen algunas provincias, de hecho en Soria sólo tienen dos diputados a repartir.

Aceptemos que es necesario cambiar la Ley D´Hont por otro sistema, el problema qué sistema alternativo se quiere establecer, porque con tres diputados a repartir, como en Ávila, un sistema proporcional puro, que tiene el incoveniente de que los escaños no se pueden fraccionar y tiene que adjudicarse por entero a uno, le da dos diputados al PP y 1 al PSOE pese a casi los 15 puntos de diferencia. Y en Soria, quedarían empatados pese a que el PP le aventaja al PSOE en 8 puntos. En Orense, al PP le corresponderían dos escaños, al PSG, si aplicamos el redondeo, otros dos.

Con esto lo que quiero decir es qué sistema alternativo queremos tener, sobre todo un sistema que mejore lo presente.

[EFE] dijo...

El inicio de la primavera en el hemisferio norte será hoy a las 18:26 (hora oficial peninsular) y la estación, que se caracteriza por el progresivo alargamiento de los días, se prolongará durante 92 días y 18 horas.

En la península, ese aumento de las horas de sol se apreciará por la mañana y por la tarde, ya que cada día el Sol saldrá dos minutos antes que el día anterior y tardará en ponerse tras el horizonte un minuto más cada día.

NCH dijo...

Ahora si que les pica la Ley Electoral...

No seré yo quien estampe su firma en favor de IU.