jueves, 10 de abril de 2008

LAS POLEMICAS EN EL PP DESDE EL 14M

Desde que las urnas dieron su veredicto, se ha generado una polémica en torno al Partido Popular, ya sea la propia continuidad de Mariano Rajoy, la decisión de nombrar a Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz parlamentaria o si Esperanza Aguirre se presenta como candidata a disputar la Presidencia del Partido al político pontevedrés. Polémica que parte, según mi modesto punto de vista, de un incorrecto análisis de la derrota y de un defectuoso análisis estratégico de la situación.

En primer lugar, para poder llegar a un correcto diagnóstico hay que conocer la enfermedad del paciente, de lo contrario, incluso, podemos llegar a matarlo, y eso es lo que ha ocurrido con los análisis de la derrota del Partido Popular. Como ya dije, es el partido del Gobierno el que pierde las elecciones, no las gana la oposición, es decir si el que está en el poder lo hace medianamente bien, por muy bien que lo haga la oposición, repite. Pero nos hemos encontrado que se ha revalidado la mayoría de Zapatero cuando ha gestionado de manera pésima, entonces ¿qué es lo que ha fallado? La respuesta es sencilla: la estrategia socialista ha funcionado. Han sido capaces de tapar sus errores con bastante facilidad. Cada vez que les salía algo mal, la culpa era del PP o salía, por arte de magia, un escándalo de corrupción. Pero lo mejor que han hecho fue el aprovechar la presencia de Zaplana y de Acebes, que quedaron muy tocados por la gestión de la información del 11 M, para hacer mella en la oposición. Otro aspecto que han sabido aprovechar fue identificar a Federico Jiménez Losantos, al que constantemente las terminales mediáticasPSOE vapuleaban, con el Partido Popular. Todo esto hizo que una parte del electorado, sobre todo mucho votante de izquierda radical, acudiesen a depositar el voto con el ánimo de evitar que la derecha volviese al poder.

A esto, hay que añadirle que su política de pantalones bajados con los nacionalistas, a diferencia de lo que yo creía, ha servido para darles la puntilla electoralmente. No he visto una estrategia más eficaz que la que Zapatero llevó a cabo. Es triste decirlo pero es lo que ha ocurrido, y tenemos los resultados electorales aún muy presentes en nuestra memoria. Ha sido el principal culpable de que el sistema político español se haya convertido prácticamente en bipartidista. Y pensábamos que nos había tocado un tonto como Presidente del Gobierno, pero es tan tonto como lo era el emperador Claudio.

En segundo lugar, y centrándonos de lleno en los fallos estratégicos, me he encontrado que el principal argumento que se ha utilizado para cuestionar a Soraya Sáenz de Santamaría es que los medios de comunicación afines al Gobierno han aplaudido su nombramiento. Se decían que ¿por algo será? Pero tras analizarlo fríamente creo sinceramente que al cuestionarla estamos entrando de lleno en el juego del PSOE. Aplicando un símil ajedrecista, el oponente ha movido su alfil y se ha reaccionado cubriendo el posible ataque, pero hemos dejado al descubierto al rey. Es decir, nos han tendido una trampa para que, en lugar de buscar la iniciativa para ganar las generales de 2012, se esté poniendo en la picota desde nuestras propias filas a Mariano Rajoy. Y con eso estamos dando muestras de división que les está favoreciendo.

A esta conclusión se llega si tenemos en cuenta que se ha estado aplicando la tesis de que si la izquierda oficial lo criticaba era porque les perjudicaba, entre ellos yo mismo que escribí un artículo titulado "Ladran, luego cabalgamos". Efectivamente, estábamos equivocados, y las elecciones lo han dejado bien claro. Por eso hay que cambiar el chip y que el equipo que salga del Congreso nacional del Partido Popular elabore una estrategia clara, definida y a largo plazo, que nos lleve a tener la iniciativa en la partida.

6 comentarios:

nngg dijo...

http://jovenesconganas.blogspot.com/

Nos gustaría tenerte como colaborador, si estás de acuerdo, mandame un email a este correo: soygabitorren@hotmail.com y te envió una invitación, saludos.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Filomeno hay que hacer un análisis correcto, y desde luego que no lo haces porque insistir en una persona, a la que considero un gran político, pero que ha sido una de las personas que han utilizado los medios de comunicación afines al Gobierno, que son mayoría, para desacreditar al PP y movilizar el voto de la izquierda radical. ¿Por qué no analizas como es debido por qué se perdió las elecciones? ¿Por qué ZP chupó votos de IU y ERC?

txantxangorri dijo...

Hola.

Pufff tal vez tengas razón, no lo sé. En cualquiera caso sinceramente diré que achacas a la dirección del pp no haber sabido hacer un análisis del resultado electoral y seguido pones encima el tuyo. Yo creo que los partidos políticos, mira tontos no son. Tienen sus sociólogos, gabinetes y de demás. Unos para explicarles como son las cosas y otros para explicarles como las tienen que contar.

En cualquier caso la frase tuya: "Como ya dije, es el partido del Gobierno el que pierde las elecciones, no las gana la oposición, es decir si el que está en el poder lo hace medianamente bien, por muy bien que lo haga la oposición, repite. Pero nos hemos encontrado que se ha revalidado la mayoría de Zapatero cuando ha gestionado de manera pésima, entonces ¿qué es lo que ha fallado? La respuesta es sencilla: la estrategia socialista ha funcionado"

Claro es que eso de que "ha gestionado de manera pésima" es mucho jugársela. Porque eso ha sido según tu punto de vista. Igual la cosa es tan sencilla como que los que piensan que ha gestionado bien son más.

¡Hasta lo de la gestión de un gobierno es cosa de gustos!

Un saludo

filomeno2006 dijo...

Al político de Pontevedra no le vuelvo a votar más. Mi voto es para Rosa Díez y Mikel Buesa, que hablan "sin papas en la lengua......."

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#txantxangorri# Obviamente ese es mi análisis y creo que no se aleja de la realidad, sobre todo teniendo en cuenta que cada pifia del gobierno, que tuvo bastante, intentó ocultarlo con cortinas de humo, y se dedicó hacerle la oposición al PP, entre otras medidas. Que hay gente que le gustó su gestión, por supuesto. Pero se votó más contra Rajoy que por la continuidad de Zapatero, al menos en los votos que ganó o en esos que consiguió en el 2004.

No voy a hablar por otros partidos, pero en el PP tontos no serán, pero a veces lo parecen, sobre todo analizando sus meteduras de pata.

#filomeno# tu mismo