lunes, 21 de enero de 2008

LADRAN, LUEGO CABALGAMOS, la reedición

Hace más de un año escribí este artículo, que lo firmé como secretario de Programas de Nuevas Generaciones de Oviedo y fue colgado en la web de la Junta Local, y ahora lo vuelvo a publicar porque el artículo, por lo que he podido comprobar, no ha pasado de moda. El PSOE, que está en el Gobierno, como todo el mundo sabe, le ha sentado muy mal que el Partido Popular presente como número dos a Manuel Pizarro y haya excluido a Ruiz Gallardón. Y tampoco quiero extenderme mucho en las explicaciones, por lo que doy paso a
LADRAN, LUEGO CABALGAMOS

Estamos viendo, e incluso padeciendo, que el Partido Socialista y el Poder Fáctico Fácilmente Reconocible utilizan los insultos como medio para conseguir sus fines partidistas. En lugar de preocuparse por gobernar, se dedican, día tras día, a descalificar a todos los que no comulgan con sus postulados, ya sean jueces, periodistas o nuestros compañeros de partido. Es su manera de cumplir su lema de “Otra forma de ser, otra forma de gobernar”.

Es bastante frecuente escuchar de la boca de los socialistas palabras como “extrema derecha”, “radicales”, “mentirosos” o “crispadores”. Eso sí, no hay defensa de sus iniciativas desde los argumentos. Su única defensa es que calificar sus propuestas de “progresistas”, y el que no esté de acuerdo es un “fascista”, un “carca”, un “retrógrado”, etc. Esto recuerda a los tiempos de la Inquisición, en el que el disidente tenía muchas papeletas para acabar en la hoguera, eso sí, ahora los nuevos dirigentes socialistas han sustituido la hoguera por el linchamiento público.

Como ejemplo de su talante tenemos el linchamiento público de una persona inocente, como Javier Sopeña, dirigido por el “valiente” de Alfredo Carreño, que, como todos sabemos, en consonancia a su “valentía”, se va a presentar como cabeza de lista (si hay algún socialista que lee este artículo supongo que pillará la ironía). Sin olvidar que, día tras día, siguen con acusaciones infundadas dirigidas, no sólo contra los responsables políticos, sino contra funcionarios públicos. Eso sí, como alarde de coherencia, ellos nunca atacan a las instituciones, sólo le queda reservado a los que difieren de sus tesis cuando ellos están en el poder. Ya saben, el PSOE no cometió ningún error cuando perdieron las elecciones generales de 1996, fueron, según ellos, víctimas de una conspiración mediática apoyada por José María Aznar. Luego se dedican a exigir a los demás rectificaciones.

Todas estas descalificaciones, insinuaciones injuriosas y demás “perlas” lo que hacen es demostrar que los actuales dirigentes del Partido Socialista no tienen ninguna idea, ninguna propuesta seria, ni nada que se le parezca, que puedan ser sostenidas con argumentos, ni nada que se le parezca. Debido a sus carencias ideológicas en temas que realmente importan a los ciudadanos, como los impuestos, la sanidad, la educación, etc., se ven obligados a pergeñar disparates, como Ley de memoria histórica, las kellifinder, los minipisos, la Ley de paridad, la alianza de civilizaciones..., para decir que hacen algo. Pero saben perfectamente que todas sus propuestas no son razonables, y, por eso, se dedican a la constante descalificación del que disiente.

Por otra parte, cuando las cosas no les salen bien y sus encuestas internas no son positivas, buscan constantemente la descalificación del adversario. Por eso, somos víctimas de sus ladridos. Si las cosas les fueran bien no tendrían la necesidad de utilizar su arsenal de improperios, ni sacarían el fantasma de la extrema derecha. Recuérdese que, cuando estaba el PSOE en sus mejores momentos, cuando no había un partido de centro derecha fuerte y sólido, porque la UCD se había desplomado y AP estaba lejos electoralmente, llegaron a dedicarle a nuestro Presidente fundador, Manuel Fraga, todo tipo de halagos y lisonjas. Pero cuando el Partido Popular empezó a comerle el terreno al Partido Socialista, optaron por el, a priori, sistema más fácil, que era intentar destruir, a través de descalificaciones, insidias e insultos, a nuestro partido, siendo el paradigma de esa pérdida de papeles, el famoso video del doberman.

Así que debemos resistir los embates socialistas, mantenernos unidos y no caer en sus provocaciones e improperios. En efecto, si ellos LADRAN, es porque nosotros CABALGAMOS en buena dirección. Porque esos supuestos “buenos consejos”, que parecen que nos dan, es simplemente para que nosotros nos rompamos o, en defecto, nos dividamos y les dejemos en bandeja las próximas elecciones generales.

10 comentarios:

El Cerrajero dijo...

En el P$o€ están histéricos.

Habrá que estar muy atentos a ver que 'sorpresa' tienen preparada esta vez.

ARCENDO dijo...

De nuevo somos coincidentes en todo. Me alegro de tal afinidad.
SALUDOS.

Harto dijo...

Histéricos es poco. Están francamente acojonados... Aterrorizados diría yo... Y me gusta...

Víctor Manuel dijo...

Que tal Jose, amiguete, ya me he decidido a escribir en tu blog, soy Víctor Sampaio.
Yo, humildemente, por más que escucho la cope todas las mañanas sigo sin ver Jose. Esto no deja de ser una cuestión de pareceres, verdad amigos. Si uno se siente un poco más rojillo o más de derechas, pues habrá que dialogar. Las opiniones divergentes han existido desde que el hombre es hombre. Pero eso si, un aplauso para Jose que siempre está dispuesto a dialogar y defender sus posiciones educadamente. Es por eso que seguimos tomando el café después de 8 años, aunque hace tiempo que no hablamos de política y de Dios.
Un abrazo Jose y un saludo a todos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Muchas gracias a todos, en especial a Victor Manuel Sampaio. Por cierto, la principal responsabilidad del número de cafés que tomamos ahora en relación con hace ocho años fue que tu cambiastes de carrera, y optaste por la economía.

NCH dijo...

Solo histéricos? Están taquicárdicos!

Es lo que dice José E. solo saben referirse al PP como "extrema derecha", "Franco", "radicales", "crispadores",... Es su forma, inútil, de intentar atacar al PP, y digo inútil porque la gran mayoría de los españoles ya tienen superada las mas que notables diferencias entre Franco y la derecha española de hoy, pero otra gran parte sigue erre que erre en los dictados de Pepiño, DeLa Vogue y compañía.

Este artrículo, muy bueno, por cierto; te servirá hoy, el año que viene y, si hace falta dentro de veinte también (espero que no estén en el poder), no evolucionan los sociatas en cuanto a sus razonamientos.

Como los burros, "p'alante".

Saludos Anti ZP

Víctor Manuel dijo...

La economía mueve el mundo Jose, y mueve la política que ni te cuento.
Por cierto, en este blog se vierten gratuitamente comentarios peyorativos acerca de nuestro presidente del gobierno de España, el que volverá a ganar el 9 de marzo si prevalece el sentido común en la gente. Lo siento amigos, un saludo.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#nch# Muchas gracias por tus palabras.

#sampa# Si prevalece el sentido común, sinceramente, el PSOE tiene que perder las elecciones, porque no ha gestionado bien la economía, tenía la obligación de tomar medidas para evitar que, por ejemplo, ciertos productos encareciesen como lo han hecho; nos ha dejado en una posición internacional pésima; ha sacado debates inútiles como la modificación de los Estatutos autonómicos, etc. Estos son sólo unos ejemplos de por qué digo lo que digo.

Y, por cierto, amigo mio, no sé de dónde sacas que los otros comentaristas hacen comentarios peyorativos. ¿Acaso los miembros del Gobierno no están sujetos a la libre crítica de la gente? ¿Acaso el Gobierno no tiene empacho en arremeter incluso contra los ciudadanos de a pie, como el pobre poliomelítico que fue insultado por Pepiño y por López Garrido? Si no tienen empacho en arremeter e insultar contra los demás, que no se extrañen de que puedan ser víctimas de su propia medicina. Ya sabes el que a hierro mata, a hierro muere. Obviamente, no quiero que haya malas interpretaciones, no voy a admitir ningún comentario crítico más allá de lo razonable, como llamar asesino a alguien que no lo es.

Víctor Manuel dijo...

Que se tenga derecho a algo no significa que sea lo correcto, y lo digo por unos y por otros. Decir sociata no queda bien como tampoco queda bien decir facha. Pero vamos, allá cada cual, a mi no me molesta tanto, no soy tan susceptible.
Yo no tendría ningun problema en votar al PP en algunas elecciones, por que no pienso que sean el demonio, aunque su cupula actual este un poco endemoniada. Lo que pasa es que esta legislatura mi querido Jose no creo que se puedan haber ganado el derecho a recibir muchos votos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Sampa mientras que sea legal su opinión, no soy quien para decir qué es lo que tiene que decir ni cómo lo tienen que decir. No quiero se juez de nadie, cada uno es responsable de lo que dice y hace. Sólo quitaré mensajes cuando sean ilegales, por ser delitos contra el honor de las personas.

Lo que tienes que hacer es votar a conciencia. Yo no quiero que gane Rajoy porque yo sea del PP, ni ningún razonamiento similar, sino que creo que es necesario que pierda Zapatero porque ha hecho una pésima gestión, y otros cuatro años pueden ser tremendos para nuestra economía y nuestro bienestar social. Es un gobierno radicalizado, que ha marginado o expulsados a militantes, si no es que se vieron obligados a marcharse, como es el caso de Rosa Díez, sólo por el hecho de decir que en algo estaban de acuerdo con el PP. Que el PP esta legislatura no lo ha hecho bien, no te lo discuto, porque su actuación es muy mejorable, pero actualmente el menos malo es el PP, o en su defecto, el de Rosa Díez.