miércoles, 12 de noviembre de 2008

RACIÓN DE PATETISMO

Resultan patéticas las reacciones que tienen algunos por la victoria de Barack Obama, como la de ayer en el Hormiguero, el programa de cuatro que presenta Pablo Motos, en el que el invitado César Cadaval tuvo que hacer ostentación de apoyo al Presidente electo de los EEUU; el otro día trajeron a uno haciéndose pasar por el demócrata, cuyo único parecido es el color de la piel; Gabilondo el viernes pasado entrevistó a una chica norteamericana porque era negra, mujer y joven; y así, como algunos dicen, un largo etcétera. Todas estas demostraciones dan imagen pésima de nuestro país. Están más emocionados que los miembros del Partido Demócrata. No sé si pretenden hacer la gracia, demostrar que se es políticamente correcto o, lo más improbable, que dorarle la píldora a Obama.

Posiblemente sea fruto de falta de personalidad, gente que no tiene ideas ni principios propios y que porque desean ser aceptados y por esto deseen hacer ostentación pública de apoyo a un personaje que tiene mucha aceptación; o, sin ser excluyente con lo anteriormente expuesto, por ser sencillamente mercenarios, que de eso abunda mucho en estos pagos. De todas formas, hay formas de hacer las cosas sin que tengan que insultar la inteligencia de la gente, ni tampoco tratar a la concurrencia como borregos, con el habitual dirigismo en las noticias que dan todos los medios de comunicación. En otras palabras, no son capaces de abstenerse de hacer ciertos comentarios a las noticias. Informaciones, por cierto, que han sido previamente recogidas, y siendo generosos, de fuentes no contrastadas o convenientemente alteradas. Todo ello realizado con la suficiente habilidad para que encaje en el art. 20 de nuestra Constitución.

Dejando estas consideraciones a un lado, quisiera recalcar que el apoyo desmedido a Barack Obama es absurdo, porque una cosa es decantarse por uno de los candidatos, como yo lo hice con el mismo Obama, y otra cosa es pasarse tres pueblos. Sobre todo porque las grandes decepciones vienen precedidas de grandes ilusiones o esperanzas, y, en este caso, alguno que otro se va a llevar una desilusión cuando el primer Presidente negro de los EEUU, como les gusta decir, gobierne como cualquier otro Presidente blanco de los EEUU. Si no, tiempo al tiempo.

7 comentarios:

Al Neri dijo...

Hombre, un negro bien educado es como una persona... ;-)

ICE MAN dijo...

Cuando Obama actue como presidente de los EEUU, alguno se tendrá que comer sus palabras, aunque visto lo visto, seguramente la memoria selectiva de esta pandilla de giliprogres haga que se callen, como no podía SER de otra forma....

un saludo

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#al neri# ¿Como una persona que...? Te falta acabar la frase.

#ice man# Algún chasco se llevarán pero jugarán con el tiempo para hacer ver a la gente que nunca dijeron lo que dijeron.

Mª Ángeles dijo...

Ya sabes como funciona cuatro: Ahí sólo tienen cabida los programas cutres y los presentadores que se piensan que el televidente es gilipollas, como ellos.
Me parece bien que ganara Obama, pero no creo que tengamos que tragarnos su triunfo a todas horas en la tele; demostramos lo que tu dices: ser muy patéticos.
De todas formas, hay que dejarlo actuar y después opinaremos.
SAludos

El Berto dijo...

El Hormiguero es un programa de humor, yo vi al doble y me hizo gracia, lo de Gabilondo pues bueno con algo hay que rellenar el tiempo, de todas maneras aunque el mandato de Obama no se diferencie de la mayoría de presidentes, teniendo de predecesor a Bush que ha sido un presidente horrendo y nefasto, y comparándole con él, Obama muy mal (pero muy muy mal) lo tendrá que hacer para no salir ganando con la comparación.

Pero desde luego mucho mejor que sean programas los que lo ensalzan que no cargos públicos, porque fue verdaderamente lamentable el recibimiento de Bush por Pique en el aeropuerto, eso sí que daba vergüenza ajena.

Mismamente el hecho de no ser “Bush” o reunirse con algunos de los miembros del “eje del mal”, ya elimina muchas antipatías hacia EE.UU, y hace ganar punto a Obama aunque decepcione algo con el tiempo.

Al Neri dijo...

José Enrique, la frase está terminada. Quizá sobran los puntos suspensivos. Es un viejo chiste racista y políticamente incorrecto que yo suelo contar siempre de cachondeo.

Mis amigos y yo solemos contar chistes de éstos y es muy gracioso observar las reacciones de los biempensantes. Recuerdo en una boda, que había un invitado negro como el carbón, y uno de mis colegas dijo en un corrillo: "Hombre, me imagino que en la mesa del negro no pondrán cubiertos a nadie, para no hacerle quedar mal". Por supuesto era una coña, pero fue tremenda la risa floja que nos dio a todos por lo escandaloso del chiste.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#mª angeles# No sólo cuatro, es un mal extendido en todos los medios de comunicación, cuando apoyan a alguien.

#el berto# Que el Hormiguero sea un programa de humor, eso se sabe, lo que más me llamó la atención fue que César Cadaval soltase esa arenga pro Obama.

El papanatismo no es predicable solo de los medios de comunicación, eso no te lo discute nadie. que pelotas los hay por todos los lados.

#al neri# Me equivocaron los puntos suspensivos.