miércoles, 5 de noviembre de 2008

EL COLOR DE OBAMA COMO GRAN NOTICIA

Es un error resaltar, por parte de todo el mundo, el hecho de que Barack Obama, el 44º Presidente de los EEUU sea el primer negro, más bien mulato, que llega al cargo, incluso anteponiéndolo a los contenidos de su programa. Es un error porque, para conseguir que este tipo de logros sea normal, se ha de obviar, en este caso, el color de la piel. Debemos trascender a lo importante, a los elementos que hacen que una persona sea idónea al cargo, o mejor que otra, como sería su capacidad de liderazgo, de gestión, su programa electoral… Y, desde luego, el color no debería suponer ningún aliciente para votar a alguien, porque el color no hace a una persona mejor político, el color de la piel es fruto de la adaptación del ser humano al entorno en el que le ha tocado vivir. Con otras palabras, las neuronas no se encuentran en la dermis sino dentro del cráneo.

Por eso los que han votado a Obama por su piel o los que no lo han hecho por lo mismo, lo han hecho mal porque en su decisión subyacía un poso de racismo, unos porque lo consideran uno de los suyos, otros porque no era de los suyos, y los que consideran que no es uno de los suyos pero votarle era una manera de limpiar su conciencia.

La mejor manera de luchar contra el racismo es tratar a todos como lo que son, personas, independientemente del color de su piel o de su raza. En mi modesta opinión, el color es una trivialidad que es utilizada por quienes tienen problemas serios de autoestima, que necesita buscar elementos diferenciadores en los demás para considerarse superior. Si estos individuos no tuvieran la posibilidad de utilizar el color, rápidamente buscaban cualquier otro elemento, como la nacionalidad, sexo, la religión, la ideología o la familia.

Además, tarde o temprano tenía que ocurrir, como ocurrió con los miembros del Senado y la Cámara de Representantes, con los Gobernadores de los Estados, y pasará lo mismo con la mujer cuando ocupe, por derecho propio, la Casa Blanca. Lo difícil es luchar por el reconocimiento de los derechos, pero, una vez conseguido, todo acaba viniendo con naturalidad, sin necesidad de cuotas o cualquier otro tipo de medidas.

15 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Pues pienso lo mismo que tu, yo escuchando todo lo que nos han contado durante esta larga campaña electoral, solo he sacado en claro que Obama es el cambio, que debe ser presidente por ser negro, y que es el que más se ha gastado en publicidad.
La primera es evidente siempre que se cambia algo, es un cambio. Ahora eso no quiere decir que sea bueno el mismo, cosa que parece que no piensa la gente al decir el palabro.
La segunda de traca, debe ser presidente porque nunca lo ha conseguido ningún negro, toda una argumentación diría yo.
La tercera creo que lo conocemos todos, productos que se compran porque nos bombardean con su publicidad y pensamos que ya es bueno por eso. Pero al final terminamos dándonos cuenta que hay productos mejores y que no necesitan de tanta publicidad, porque además de ser mejor, es más barato.
Saludos

iskander dijo...

Realmente es que trás horas y horas de prgramas televisivos nadie ha explicado el programa de este señor. Solo interesa que es negro, posiblemente musulmán disimulado y que su uela murió.
Es el pescado para vender, porque sencillamente quienes gobiernan desde la sombra solo venden una imagen, no un poyecto. Y esta vez la imagen es negra

ARCENDO dijo...

Coincido en todo, a fín de cuentas lo que importa son las personas y su valía personal, el buscar cuotas imposibles o hacer experimentos políticos en base a chorradas no sirven más que para dejar en evidencia a los tontos que los promueven.
Un saludo.

El Berto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Berto dijo...

Pues yo creo que no se debe desdeñar el simbolismo del color de su piel, es relevante y seguro que lo ha sido en su elección, lo es en primer lugar para la minoría negra de EE.UU que sentirá que uno de los “suyos”, ha podido llegar, lo es para el mundo pues culturalmente hace pocos años se tomaba a coña que pudiera haber un presidente negro, y lo es porque sirve de estimulo al país: “somos tan tolerantes que hemos elegido a un presidente negro”.

El día en que en España se presente una mujer, se le dará también una especial relevancia, y puede que muchas mujeres votantes, la voten simplemente por serlo.

Una vez más mostrar también admiración por el protocolo de traspaso de poderes, puesto que parece ser que a partir de mañana Obama recibirá la misma información que Bush de la CIA y el FBI, y deberá dar una lista de todos sus posibles altos cargos para ser investigados.

Ruby Marmolejo dijo...

Claro que Obama tiene un programa y un proyecto claro: arreglar los desastres del Bush. El cual por cierto, no se va hasta Enero el muy ******...

'a fín de cuentas lo que importa son las personas y su valía personal'

Ya, y tú piensas que Obama no vale ¿no?

Hablais como si ser negro hubiera sido para Obama un plus, y es justo lo contrario.

Pienso sinceramente que sin la cosa fascista esa con gafas de sarah palin hubiera ganado Mccain de calle.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#iskander# no creo que sea musulman, ni nada parecido, sencillamente porque se ha educado con sus abuelos maternos, y llegó a ir a un Colegio católico de Hawaii. Lo que pasa es que Obama de pequeño, antes de irse con sus abuelos, fue con su madre a Yakarta porque se lió con un indonesio. De hecho tiene hermanos uterinos indonesios, como también tiene hermanos germanos puesto que su padre dejó embarazada a unas cuantas mujeres.

#el berto# La mejor lucha contra el racismo es obviar el color de la piel. En el momento en el que la gente pase de que tiene un color determinado es cuando el racismo desaparecerá de verdad. Cuando en España haya una presidenta del Gobierno, si darán el coñazo con el hecho de que es la primera mujer que ostenta el cargo, pero eso es también un error.

Es admirable ciertas cosas que tienen los norteamericanos.

#Ruby# Creo lo que está comentando es el hecho de que se le está dando una importancia desmedida a su color. Es más si no se hubiera inundado la prensa con ese detalle, Obama habría ganado por más diferencia. Y,en mi opinión, era, como dije el lunes, es el mejor de los dos candidatos.

Por cierto, Palin podrás llamarla conservadora radical, pero no fascista, porque para ser fascista hay que ser, entre otras cosas, anticapitalista.

Ruby Marmolejo dijo...

'Creo lo que está comentando es el hecho de que se le está dando una importancia desmedida a su color'

Al tercer o cuarte presidente negro supongo que no se le dará importancia. Pero al primero se le está dando toda la importancia que tiene, que no es poca.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Ruby entiende mi razonamiento, al darle tanta importancia al color de la piel de alguien es entrar en el juego de los racistas. ¿Qué hace a los racistas odiar? El color de la piel. Pues si los que quieren luchar contra el racismo le dan la importancia al color de la piel, están dándole motivos a los racistas para que se valore a una persona por su color. Lo mejor es pasar del color de la piel y tratarlo como lo que es, una persona. Es como si ganase las elecciones una persona soltera, ¿van a decir que es el primer presidente soltero de la Historia? Dirás que no es lo mismo, pero lo que si es cierto es que el electorado no ve con buenos ojos un Presidente soltero, como tampoco ve con buenos ojos un presidente ateo. Además, insisto, es lo que se debe hacer para combatir con más eficia el racismo.

suga dijo...

Curiosamente, la elección del presidente Kennedy también fue excepcional y muy polémica... por su condición de católico.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Ese dato no lo conocía porque por aquellas fechas debía de estar sólo en la mente de Dios, pero es lo mismo que comento ahora con Obama.

suga dijo...

Que conste que yo tampoco había nacido por entonces. Sin embargo, quizás existían reticencias más arraigadas y declaradas respecto a la candidatura de Kennedy. De ahí que con su elección también se derribara un prejuicio histórico.

El cual era debido a que los anglosajones siempre han sido muy suspicaces a la injerencia política desde el Vaticano, sobre las autoridades soberanas... una costumbre que se inició con Enrique VIII, y fue renovada por el puritano y regicida Cromwell.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Suga puede que tengas razón, pero de todas manera en EEUU la religión católica es la confesión más numerosa, sobre todo por su importantes colonias irlandesa, italiana e hispana, si no sumamos las, por así decirlo, todas las confesiones protestantes.

Es pero en el Reino Unido en el que un primer ministro no puede ser en la práctica católico, de ahí tenemos el ejemplo de que Blair se convirtió una vez dejado el cargo.

suga dijo...

"de ahí tenemos el ejemplo de que Blair se convirtió una vez dejado el cargo."

Un dato muy revelador... en todo caso.

De todas formas, aunque quizás no se debería dar mucha relevancia al color de la piel del nuevo presidente de los USA... con cierta perspectiva, también debe admitirse que dentro de cincuenta años, cuando aparezca en las enciclopedias del planeta, sin duda se aludirá a que fuera "el primer presidente negro" de aquel país.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Que en la enciclopedia pongan que fue el primer presidente negro (exactamente mulato) de EEUU no creo que nadie lo dude, lo que yo creo que, para dar normalidad a algo, es obviar algo que, valga la redundancia, es obvio a la vista. Se ha de tratar como un político.