viernes, 26 de junio de 2009

HABLANDO SOBRE MI DESPACHO PROFESIONAL

Como los habituales de este blog saben he abierto oficialmente mi despacho profesional el 8 de junio, un día antes de mi cumpleaños, y como se puede percibir claramente si se observa en mis datos personales colgados en la margen derecha del blog (o izquierda si elegimos como referencia el propio blog) está la referencia a que pertenezco al Colegio de Abogados de Oviedo y a mi despacho profesional con su dirección, número de teléfono y correo electrónico (sólo para temas profesionales). Pero aunque se sepa esto, supongo que mucha gente no sabrá qué materias llevo. Así que, aprovechando que tengo un blog, hablaré con más profundidad de mi despacho.

Para empezar quisiera hablar de la metodología de trabajo. ¿Cómo voy a desarrollar mi labor de abogado? Pues con honradez y sinceridad, tal y como lo hace también mi maestro Francisco Javier Flores Suárez, abogado de Lugones (Concejo de Siero, Asturias), y mi compañera y mi antecesora en la pasantía, Lucía González Mud, con despacho en Oviedo. Creo firmemente en que al cliente hay que decirle la verdad de su situación, evitando darle falsas esperanzas, no sólo porque mi conciencia no me lo permite sino, siendo egoísta, esa actitud me perjudicaría ya que me crearía una mala fama muy difícil de eliminar.

Otros de los principios rectores de mi actuación, en consonancia con lo anteriormente dicho, es buscar lo mejor para el cliente aunque personalmente me suponga un perjuicio económico. Es decir, aunque cobre más por pleito que por un arreglo extrajudicial, si se puede evitar el pleito, mejor que mejor. De la misma manera que recomendaré que sólo se apele una sentencia exclusivamente cuando la Audiencia Provincial puedan estimar parcialmente el recurso, porque, de lo contrario, las costas de apelación se las impondrían a mi cliente.

También, siguiendo las enseñanzas de mi letrado tutor, en esta profesión no hay que dar las cosas por supuestas. Hay que dar lo máximo en cada caso. Trabajar cada asunto de tal manera que no quede ni un resquicio, repasando las veces que hagan falta los escritos, porque una vez presentado ya no hay marcha atrás; preparando los juicios lo mejor posible para poder salir de manera airosa cuando surge el factor sorpresa, como le he visto hacer en todas las ocasiones a mi maestro.

Alguno se podrá preguntar, ¿cuánto cobrará este abogado? Pues, a diferencia de otros compañeros, yo me guío conforme a los criterios orientadores de la abogacía asturiana aprobados por los Colegios de Abogados de Oviedo y Gijón.

En cuanto a las materias que llevo, son las mismas que se llevan en el despacho de Lugones, que básicamente son civil, penal y algo de administrativo. En concreto, temas de familia, ya sean divorcios (contenciosos y de mutuo acuerdo), modificación de medidas, solicitud de alimentos para hijos no matrimoniales; herencias, ya sean declaraciones de herederos abintestato como las autoliquidaciones del Impuesto de Sucesiones; incapacitaciones judiciales; contratos; expedientes de dominio (que sirven para inmatricular fincas en el registro de la propiedad, reanudar el tracto sucesivo o corregir el exceso de cabida) y temas de fincas, ya sean problemas de linderos (cárcovas y calderones, finxos y sucu), servidumbres y otros; impagados, desde una carta con acuse de recibo hasta procesos monitorios y acciones judiciales de desahucio; reclamaciones de daños, accidentes de tráfico...; expedientes de adquisición de nacionalidad, extranjería y permisos de trabajo, alegaciones, recursos administrativos... En cuanto a los temas de laboral, los subcontrato a MUD ABOGADOS.

Por último, y para no ser muy pesado, si alguien se pregunta cómo me ha ido con mis primeros clientes, le respondo que, aunque me gustaría hablar de ello, el Código Deontológico prohíbe no sólo hacer publicidad directa o indirecta de los clientes sino a los éxitos o resultados.

9 comentarios:

El Berto dijo...

Por lo que veo son cuestiones muy necesarias para la gente cuestiones matrimoniales, bienes, sobre todo en los relativo a herencias ya que tras el fallecimiento de un familiar a la gente se le viene encima en esos momentos, la situación testamentaria (Normalmente no hay testamento, y creo que por 60-70 euros que cuesta la gente se debería plantear hacérselo), y el impuesto de sucesiones (aunque ya sabrás que las Notarias generalmente se “ofrecen” a tramitarlo, previo pago).

Pero en el ámbito penal?, supongo que obviamente juicios de faltas, además ahora se están multiplicando las cuestiones relativas a tráfico, o violencia sobre la mujer, transciendes de los Juzgados de lo Penal?, hasta la competencia de la Audiencia Provincial. Los temas penales son muy sensibles por los bienes jurídicos que pueden ser afectados.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Y a veces en los testamentos, cuando se hacen, se ven casos de donaciones de cosa ajena, y la respuesta es distinta si el testador sabia que lo que donaba no era suyo o no lo sabía.

En matrimonial, muchos problemas se solucionarían si se casasen en régimen de separación de bienes, es más incluso podrían no divorciarse.

Tema penal, la gente ni lo piensa hasta que, por el motivo que sea, no se ve envuelto en el procedimiento penal, ya sea como denunciante o como encausado. Los temas penales de tráfico o los de violencia de género, salvo que ya tengan abogado, esos siempre van a los del turno de oficio.

Javier Pol dijo...

Uno de mis mejores amigos comparte profesión contigo, él pertenece al Colegio de Abogados de Las Palmas, y se todo el trabajo y dedicación que conlleva un despacho de abogados. Desde los estudios de los casos a la preparación de estés y los correspondientes juicios.

Solo desearte lo mejor, por que lo mejor para ti significara en un gran porcentaje lo mejor para tus clientes (ganar el 100% de los casos, es imposible).

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Algo que no dije en este artículo pero tengo la idea de haberlo escrito en otro, y es que nunca se puede prometer ningun resultado que no dependa de uno mismo, es decir que no es ético el decir que un juicio está ganado, porque para ganar un juicio se requieren tres requisitos: tener razón, demostrar que la tienes y que el juez te crea.

Lo que mejor para mí es lo mejor para el cliente.

Muchas gracias

F.J.eugenio dijo...

Solamente me queda felicitarte y desearte el éxito profesional que mereces.

Alberto Esteban dijo...

Me alegro de que todo vaya bien, y seguro que te va a ir mucho mejor.

Un abrazo

El Berto dijo...

Bueno, conozco a José enrique desde que estudiábamos la carrera, que tiempos! donde mi ocupación fundamental era subirle la tensión con comentarios insidiosos.

No puedo hablar de él como abogado porque no he sido su cliente, pero estoy convencido que en la pasantía habrá absorbido conocimientos y practica para encarar la profesión independientemente con gran solvencia.

Pero si puedo afirmar sin dudas que es un currante, un trabajador, al que le gusta hacer las cosas de manera correcta y en condiciones, y mira que una persona como el que ha estado metido más activamente en política seguramente tuvo tentaciones para ir por el camino más fácil, una persona en definitiva integra y que mantiene sus principios, y eso para mí es fundamental, el tener confianza en el profesional en cuyas manos dejas tu defensa legal, de tus interés económicos, civiles, o incluso tu libertad.

PD: espero que el Reloj que te regale ocupe un lugar privilegiado y preeminente en tu despacho profesional.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Gracias a todos, y en especial a El Berto porque, como dices, me conoces desde hace mucho tiempo y por eso valoro muchísimo tus palabras.

En cuanto a tus comentarios insidiosos, sabes que eso te hace ser una persona divertida, mordaz, que dista mucho del típico que va de gracioso. Creo que podríamos haber montado un duo cómico y trabajar en la TV. Seríamos el nuevo cruz y raya. Jajaja

iskander dijo...

Me alegro enormemente de que siga asi el tema. El trabajo siempre encuentra su recompensa.