miércoles, 18 de febrero de 2009

¿EXISTE DERECHO A SUICIDARSE?

Gracias a la discusión que mantengo con mi amigo Víctor Manuel en el blog de Patricia Lorente sobre si existe o no derecho a suicidarse. El lógicamente, como buen progresista que es, sostiene que todos tenemos derecho a suicidarnos porque, de lo contrario, estarían ante el Tribunal los que habrían intentado suicidarse, aparte de decir textualmente que "pues por la simple razón de que uno puede disponer de su propia vida, que es suya, pero no de la de los demás en cualquier forma. Sencillo." Este planteamiento se enmarca en la filosofía de que todos son derechos y no existe ninguna obligación que tan bien se introdujo en España gracias al felipismo. Y así nos luce el pelo con tanto chaval que hace lo que quiere y que acaban en el Juzgado de Menores. En cambio mi postura es que no hay derecho al suicidio por los motivos que a continuación voy a exponer, y que ya quedaron reflejados en un comentario mío en el blog de Patricia.

Para empezar, el legislador ha considerado que el suicidio no es un derecho por el mero hecho de que, en su art. 143 del Código Penal se castiga al inductor y al cooperador del suicidio, como se puede comprobar con la lectura del citado precepto:

Artículo 143.

1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.
2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto
de ejecutar la muerte.

4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro,por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.


Es verdad que al que se intenta suicidar y fracasa no es castigado, por los motivos que más adelante expondré, pero si bien es cierto es que al inductor y al cooperador si se le castiga, ¿por qué si realmente hay un derecho a suicidarse? A nadie que se aconseje, anime o ayude a realizar un derecho es castigado penalmente. ¿Acaso comete delito alguno el que anima a alguien a ir de vacaciones a Benidorm o a comprar un coche? ¿Alguien que avala a alguien para que una entidad financiera le conceda un crédito? Y así en cantidad de ejemplos que se pueden poner para el ejercicio o la realización de derechos.

Por otra parte, nadie que esté en su sano juicio se suicida o intenta suicidarse. Es totalmente contrario al instinto de supervivencia que tiene todo ser vivo. Nadie en plenas facultades mentales decide tomar una medida tan drástica. Por eso, cuando uno fracasa en el intento, que por algo falla, su conducta queda impune. ¿Acaso, como es conocido por cualquier lego, no existe como eximente completa, en nuestro Código Penal, la enajenación mental, ya sea permanente o transitoria?. Y si entramos más a fondo en tecnicismo legales, no se castiga ningún delito en grado de tentativa cuando el autor ha desistido voluntariamente de su ejecución o ha elegido una forma imposible, lo que se conoce como tentativa inidónea.

Queda constatado además que las personas que se intentan suicidar, y fracasan no lo vuelven a intentar, aunque siempre hay excepciones, y, por eso, las compañías de seguros, en sus seguros de vida, admiten la muerte por suicidio siempre y cuando haya ocurrido a partir del primer año desde su formalización. Como ya dije los suicidas no son personas que están en plenas facultades mentales, principalmente porque han caído en una profunda depresión, ya sea porque se encuentran abandonados, que piensan que su vida no tiene sentido o porque hayan sido acosados por otras personas.

En fin, esto pasa porque mi amigo Victor llamó listillos a Patricia Lorente y a los que dejaron comentarios afirmando que no existe derecho a morir sosteniendo que el Código Penal no castiga el suicidio. Si se hubiera quedado en defender el derecho a morir, otro gallo...

26 comentarios:

ARCENDO dijo...

Certero y bien documentado, como siempre. Saludos.

H dijo...

¿El "cantautor franquista" es tu amigo?... Me dejas blanco...

H dijo...

No me malinterpretes... Yo también tengo amigos comunistas... La vida es a veces tan imprevisible...

iskander dijo...

Un tema muy difícil y muy duro.
Efectivamente sabemos muchos derechos pero pocas obligaciones y siempre recurrimos al "es mio" para justificar hechos como el suicidio o el asesinato legalizado del aborto. Por esa regla de tres un billete de 50 euros como es ¿mío? lo puedo quemar. O una mascota como es de ¿mi propiedad? la podría matar o torturar.
Igualmente pasa con la famosa eutanasia, "el marido decide desenchufar a la mujer por caridad" pero realmente por caridad hacia quién. Realmente por posesión toma esa determinación???.
El suicida es un enfermo, una persona que pasa por un momento de debilidad y no valora dentro de ese egoísmo escurridizo el daño o las consecuencias de sus actos.
No vivimos solos, no dependemos de nosotros mismos. Para quienes somos creyentes cristianos este tema no da lugar a discusión, pero al parecer es más moderno aceptar estos temas como algo natural, como algo que supone libertad de la persona cuando esa persona realmente no es libre para tomar su decisión porque está bajo los efectos de una decadencia de su voluntad.
El ser humano y cualquier animal escapa del dolor por instinto(excepto algunos raritos con sus prácticas masocas) y rechaza por ese mismo instinto la muerte. Quien se ahorca y falla se resiste a morir, quien se pretende ahogar se resiste hasta el final y quien se dispara casi nunca acierta en la sién y debe hacerlo en la boca, con un alto porcentaje de disparos desviados por el instinto en el último momento.
No es libre el suicida, ni quien lo alienta es normal.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#Arcendo# Muchas gracias

#H# No le llames cantautor franquista porque sea homónimo y paisano del marido de Ana Belén. Sus apellidos no coinciden. Y blanco lo tengo yo de apellido, así que a lo mejor será contagioso. Y no te preocupes, no te mal interpeto.

#iskander# El suicidio, como comentas, no es libre, así que no puede ser un derecho su ejercicio, que, de todas maneras, sería posible sólo una vez.

iskander dijo...

Claro, porque si nos damos un poquito de cuenta el suicida ejerce ese supuesto derecho pero deja pendientes sus obligaciones por lo que volvemos al principio, sabemos derechos pero ignoramos obligaciones ciudadanas y sobre todo humanas.
Y perdona que me interese tanto por el tema pero no hace mucho lo viví muy de cerca con una madre de tres hijos que intentó suicidarse, logicamente bajo los efectos de una depresión de caballo y un taco de pastillas y alcohol que la llevaron a una ventana. Por suerte el marido llegó a tiempo y ahora hay que ver a ese hombre antes alegre y ahora hundido. Esas son las consecuencias, ese intento de suicidio se ha llevado la vida de sus allgados y la sonrisa de sus hijos.

Fin de los Tiempos dijo...

Una pregunta,por la explicación de su amigo acerca del suicidio, estará en contra del aborto ¿no?. Porque dice que no se puede tocar la vida de otro.

¿O para ello tiene otro teorema?.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Sería bueno que te lo contestase él, pero intuyo que dirá que el feto no es un ser vivo, y ya está.

Fin de los Tiempos dijo...

Cierto, se me olvidaba, que el feto en realidad es sólo un conjunto de cosas que no se sabe qué saldrá de ello, si un niño o un champiñón.

¿Y cuál es la edad legal para decidir uno mismo si se quiere suicidar?. ¿16 como el aborto?.

Entonces si el día de mañana tengo una hija de 16 años que le deja el novio y su vida es taaaaan infernal y decide suicidarse, yo como buen padre progresista, respeto sus derechos individuales y sus libertades de hacer con su propia vida lo que le dé la gana, le doy dos besos y cierro la puerta.

Víctor Manuel dijo...

Querido Jose, cuanta propaganda inútil. Quién le va a impedir a cualquiera que se suicide, Dios? Un juez nunca te daría la razón respeto a eso, pero a los hechos y la filosofía me remito, es un derecho natural que escapa a lo terrenal (o es que acaso algunas células no se autodestrullen a sí mismas, tanto hablar del instinto de supervivencia, hay muchos instintos en un ser vivo) y además no se castiga a quien podría ser castigado por ello. Es un asunto complicado pero hay mayor derecho a morir que derecho a volar.
Querido Harto de grifa, dudo mucho que tengas amigos como no sean los de tu grupo terapeutico.
Queridísimo Iskander, una persona tan pura de corazón como vos que defiende sesudamente la concepción de la vida y demás no debería publicar tan vomitivas sandeces en su blog. Eh aquí a un antiabortista, pero para los caucásicos.

iskander dijo...

¿Te contesto o respeto el espacio de este blog? Aprende a leer memo.
Y por cierto no hay nada más sano que poner en práctica las ideas que uno defiende, si apoyas el suicidio, pues ya sabes majete.

Víctor Manuel dijo...

Haber Iskander, contesta y respeta, si hubieras estudiado en la escuela EpC sabrías hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Víctor Manuel dijo...

Querido Fin de los Cuentos, no me seas simplista ni demagogo. Vosotros los creyentes liberales me matais, defendeis la vida, la esencia, no? Es curioso cuanto menos que a la mayoría de estos acérrimos defensores les guste tanto proclamarse antiabortistas y al mismo tiempo arrasar en las monterías más baturras.

iskander dijo...

Buenoooooooo, estudia tú majete y así ya de paso no me confundes verbos con indicaciones. De todas formas el día que me relea ese cuento de EpC ya te lo comentaré.
Y tómate la pastillita

Víctor Manuel dijo...

Haber, Iskander, ahora también eres filólogo. Tú non tienes precio. Agora póngotelo nasturianu pa que te jodas.

iskander dijo...

Macho, más bobo y naces bolígrafo.
ALA, A CASCALA POR AI! A TOMAR VIENTU A LA ALTURA'L FURACU .

Caballero ZP dijo...

Está claro con las explicaciones que das, que la ley no contempla el derecho al suicidio, debería haberlo planteado de otra forma.
Saludos

El Berto dijo...

Ah que dialogo más fino y delicado!
Existe el Principio de Permisión según el cual Lo no prohibido está permitido, y lo cierto es que nuestra norma penal (que no admite la analogía), no prohíbe, no da un mandato, ni sanciona a quien decide acabar con su vida.
De ahí a configurarlo como un derecho… seria una discusión puramente teórica, lo cierto es que el disponer de la propia vida NO ESTA protegido penalmente, y por lo tanto carece de sentido aplicar una de las eximentes a un delito inexistente.

Por tanto a nivel penal, no hay respuesta del Estado, otra cosa es a nivel civil que bueno según los casos podria incapacitarse a la persona, dejarla bajo tutela…
Yo creo que más que de derecho, lo que hay es una libertad personal del individuo, una libertad que el Estado deja, puesto que si quisiera intimidarle sancionaría el intento de suicidio, para que alguno de los que hacen “amagos” se lo pensara dos veces antes de repetir.

El Post de Patricia se refiere a Eluana, en este caso no estamos ante un suicidio, sino según la ideología: Iglesia: Asesinato, Pro-Eutanasia: El Ejercicio de un Derecho Fundamental. En todo caso una Decisión avalada por el Tribunal Supremo Italiano. (y yo personalmente comparto la posición del Padre).

Espero que aunque ya se esté haciendo en algunas autonomías, a nivel de Estado se legisle sobre el Testamento Vital, y se delimite la Libertad Personal de decidir cuando quieres dejar esta vida terrenal.

H dijo...

¿Haber?

¿Haber?...

Confunde usted una preposición, la primera. "A", más el verbo "ver" con el verbo "haber"...

A VER. A VER. A VER...


lo de "Iskander, contesta y respeta, si hubieras estudiado en la escuela EpC sabrías hacer las dos cosas al mismo tiempo", después de tamaña pifia ya es inaceptable, a no ser que lo haga usted adrede, cosa que dudo.

No me cabe duda de que tal vez tenga usted razón, aunque no toda, y la poca que tiene, de nada le sirve.... Pero, usted, la persona que se identifica como Victor Manuel, precisamente respetar, respeta más bien poco. A mi ya me ha insultado varias veces en diferentes lugares, si bien reconozco en buen lid que por mi parte tampoco me he quedado "manco". Me defiendo... Pero oiga... Su nivel es muy pobre ¿no?. Más le valdría aprender a escribir, leer y hablar correctamente, que dedicarse a imponernos a los demás educación para la mariconería ¿no?..., digo para la ciudadanía. Eso.

Johnny dijo...

¿Hablamos del suicidio, del aborto o de la eutanasia?
Porque convendría dejarlo claro.

Yo personalmente pienso que el estado ni nadie, es quien para decidir como termino con mi vida (siempre y cuando solo me involucre a mi y no terceras personas)
lo de dios, lo dejo para los creyentes.
Si se está hablando de cualquiera de los otros caso que dije, el debate pienso que sería otro.

Fin de los Tiempos dijo...

Señor Víctor Gañán, los de las monterías baturras han sido precísamente sus colegas de la izquierda ecologista y antitaurina.

Por favor, ilústrenos con su razonamiento de a partir de qué edad puede uno ser libre de suicidarse y qué tenemos que hacer los demás para respetar su derecho.

El único demagogo es usted, le parece bien que alguien se quite la vida pero si le pregunto qué pasa si el que lo quiere hacer es su hijo sólo sabe recurrir al insulto. Dígame, por favor, qué pasa si es su hijo el que quiere usar su libertad de hacer con su vida lo que quiera y no se comporte como un izquierdista barato.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

En primer lugar, pido a todos que reconsidereis vuestra forma de defender vuestras posturas y a ser posible os pedís disculpas, no quiero que esto se convierta en un estercolero de insultos.

En segundo lugar, Vícto, por favor, lee mis argumentos y los rebates no te obceques, y no insultes mi inteligencia.

Berto, cómo va a ser un derecho si el inductor y cooperador al suicidio, son castigados penalmente, desde cuando el que induce o coopera al ejercicio de un derecho comete un delito?

Fin de los Tiempos dijo...

Por mi parte le pido me disculpe, no he sabido comportarme en casa ajena.

De todos modos, quedo a la espera de que me expliquen mis dudas.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Si a mi no teneis que pedir disculpas sino a aquellos a los que habeis ofendido.

Eso es otra cuestión, que la persona aludida lo explique, como yo también espero que esa persona lo haga con mis argumentos.

El Berto dijo...

Yo no digo que sea un derecho, sino que el legislador no ha considerado que el bien jurídico protegido: la vida humana independiente, cuando el sujeto decide disponer de ella, no merece protección penal.

No se puede aplicar la analogía, es cierto que el Código Penal castiga la inducción y la cooperación necesaria, pero ahí termina, “Nullum crimen sine poena legale”, por lo tanto NO HAY una respuesta del Estado cuando tú decides disponer de tu vida.

No lo calificaría de derecho, pero sí de LIBERTAD DE DISPOSICIÓN, yo puedo disponer de mi vida, atentar contra la misma, sin una consecuencia jurídica, no es ilícito, no es ilegal, no es punible.

En los supuestos de inducción y cooperación no operas sobre tu vida, sino sobre la vida de otro, sobre el que influyes de manera decisiva para que acabe con ella, o cooperas a su destrucción, la diferencia es muy sustancial respecto al suicidio, en estos casos no es TU vida la que se ve afectada sino la de OTRO.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Berto creo que estás obviando buena parte de las argumentaciones expuestas en el artículo. Yo no he dicho que el que intenta suicidarse cometa un delito, pero no es un derecho como alguno expone, y no lo ha tipificado como delito porque el que se intenta suicidar no está bien de la cabeza. Los suicidas son personas desequilibradas, ya sea de forma permanente o temporal, e incluso los que tienen tendencias suicidas el juez de lo civil lo incapacita y lo interna.