miércoles, 22 de octubre de 2008

LA IMPORTANCIA DE CONOCER LAS CAUSAS

Este artículo lo quería escribir hace tiempo, pero la actualidad manda… Ahora que estamos entretenidos con la economía y con Garzón, es el momento oportuno para escribirlo. Pues bien, la idea me surgió de la lectura de un artículo de Miguel L. Stobbs, un buen chaval de Juventudes Socialista, en el que se alarmaba por el aumento de los apoyos populares de las fuerzas políticas de extrema derecha. Dicho artículo, aunque bien intencionado, es bastante simplista porque no analiza los motivos del preocupante incremento de fuerzas radicales en Europa, sólo evoca al III Reich para advertir los peligros que conllevaría que los extremistas tuviesen más poder.

Es necesario conocer las verdaderas causas del problema para realizar un tratamiento adecuado. Es como pretender curar el cáncer con aspirinas. Y como dije antes, Stobbs realiza un análisis simplista echando la culpa al capitalismo y los propios votantes, acusándolos de descerebrados. Para entender bien dicho fenómeno, como le apunté en un comentario a ese artículo, hay que preguntarse, por ejemplo, ¿por qué los alemanes, un pueblo tan avanzado, acabó dando un apoyo mayoritario a unos degenerados? Y, para ello es imprescindible analizar las circunstancias sociales, a grandes rasgos, si le afectó la I Guerra Mundial, las condiciones de la rendición acordadas en el Tratado de Versalles, si los dirigentes de la incipiente República de Weimar hicieron todo lo posible para consolidar ese nuevo régimen o si la crack del 29 fue la puntilla. Todo esto, mucho más desarrollado en el libro III Reich: una nueva historia del historiador británico Michael Burleigh. Libro, por cierto, que recomiendo a todos los que quieran conocer más en detalle esta época de la Historia moderna. Pues si hay que analizar lo que sucedió en aquella época en Alemania, lo mismo hay que hacer con el actual auge de las fuerzas de extrema derecha en Alemania, pero con mucho más rigor que culpar, de manera simplona, al capitalismo y a los votantes.

Es importante, como ya apunté, conocer las causas, no para disculpar a nadie, sino para no repetir los errores del pasado. Conocer la Historia va más allá de la superficialidad de nombrar personajes y citar fechas, es acudir a los porqués. Es la diferencia entre saber la lista de los reyes godos y saber la Historia de los godos. Como método es importante dividir un hecho histórico, y así lo aprendí en COU para prepararme para el examen de selectividad, en tres partes: las causas, el desarrollo y las consecuencias.

Otro elemento importante es el elemento subjetivo, es decir, la actitud que cada uno tiene a la hora de enfrentarse a la Historia. Puede elegir entre ser parte o ser juez. Si elige la primera opción, sólo se engañará así mismo porque será reacio a aceptar los hechos que perjudican a los intereses de su bando y alteran el proceso deductivo empezando por las conclusiones y acabando con los hechos que encajan con su versión; en cambio, si opta por ser juez, al ser objetivo e imparcial no tendrá ningún reparo en aceptar o admitir ciertos hechos, por muy perjudicial que fueran para cualquiera de las partes, y, con esos hechos, se llega a una determinada conclusión.

Una vez que se tiene el método y la voluntad real de conocer la verdad, es cuando se tiene que empezar a destripar los libros de Historia, es decir sacar y almacenar las partes válidas de cada libro, que se resume básicamente en la documentación que ha utilizado el historiador y someterlas a un proceso contradictorio con otros libros. Y, sobre todo, no quedarse sólo con las conclusiones que saca el autor, porque, como ser humano que es, puede no estar acertado en sus apreciaciones. Así, de esta manera, tenemos nuestra propia versión de los hechos, no la de otros. Dicho esto quiero destacar la importancia que tiene que tengamos nuestro propio sentido crítico, nuestro propio criterio, esto nos ayuda a ser más libres porque nos atreveremos a pensar por nosotros mismos, sin que nadie nos diga cómo tenemos que pensar y qué debemos creer. Y cuanto más libres seamos, más difícil tendrá el poder establecido, ya sea la clase política, el cuarto poder o los jefazos de las grandes empresas, en metérnosla doblada.

39 comentarios:

MiguelNR dijo...

Totalmente de acuerdo.

El Tratado de Versalles, y el amigo Keynes algo escribió sobre esto, le puso un cheque a la nación alemana que ni su industria, y lo que es más importante, su orgullo nacional, no estuvo dispuesto a pagar.

La cuestión es, ¿quien representa la dignidad nacional, y a que coste?.

Un demócrata podría reclamar dignidad para su clase obrera, y denunciar a nivel internacional la castración de la nación alemana con el robo de sus puertos y pulmones industriales, y los costes de sus exportaciones, ¿como lo haría un fascista?.

Creo que tenemos dos de los ejemplos, pero la pregunta sigue siendo la misma, ¿está justificada una dictadura y la ejecución de miles de inocentes?.

Para mi no.

Comprendo la lógica del surgimiento del Nacional Socialismo... de la misma manera que se, que yo nunca reaccionaría así, e insinuar que sí lo haría es un chantaje intelectual completamente rídiculo para justificar la barbarie.

¿Existen vías para propugnar el Derecho Internacional?,¿dar a la clase obrera una vida digna?,¿mantener el orden democrático?, sí, apoyémoslas amigo Jose, y dejemos los subterfugios fascistas que son hipócritas excusas para ejecutar sus cosmovisiones brutales, inhumanas e irracionales.

Saludos cordiales.

Al Neri dijo...

José Enrique, considero imposible juzgar la historia con objetividad. Yo me conformo con que los historiadores no sean sectarios, que no es poco.

MiguelNR dijo...

Totalmente de acuerdo con Al Neri.

De la subjetividad de cada uno expelen los valores que fundamentan dicha visión subjetiva.

Saludos.

Caballero ZP dijo...

Me imagino que la actuación de la actual izquierda más radicalizada al máximo, está propiciando que el centro se traslade a la extrema derecha al contemplar tal cumulo de barbaridades e injusticias.
Saludos

MiguelNR dijo...

Si Zapatero es un Demócrata Social que da a la Iglesia Católica millones de euros en impuestos, y realiza una política fiscal menos intervencionista que Bush ^_^ ... vamos, que no cuela.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

MiguelNR yo tampoco, y lo digo en frio y con mis actuales circunstancias, reaccionaria como lo hicieron los alemanes en aquella época. Pero, ¿si nos ponemos en su piel, es decir con todas sus circunstancias, educación, clase social, mentalidad de la época, situación económica, actuaríamos igual?

Y vuelvo a repetir, el conocer las causas no significa justificar nada, sólo es la posibilidad de realizar el tratamiento adecuado. Y si hacemos lo que debemos hacer, no correremos el riesgo de caer en las fauces de los extremismos, radicalismos y demagogos de izquierda o derecha. Y para ello, hay que empezar por uno mismo, que no es otra cosa que ganar en libertad, en libertad individual.

Al Neri, ser objetivo al 100% es imposible, pero , como católico que eres, convendrás conmigo que tenemos que intentar lograr ser lo más perfectos posibles, y dentro de esa meta es ser lo más objetivo posible. ¿No lo cree así?

Al Neri dijo...

Ser perfecto no es pretender algo tan imposible como la objetividad al escribir sobre historia. Tampoco creo que esto tenga que ver con nuestro cristianismo.

Si la historia consistiera sólo en relacionar datos y fechas, podría hablarse de objetividad, pero ni eso, porque cada autor reflejaría u omitiría los acontecimientos que le interesara según sus ideas (de hecho esta actitud es bastante frecuente).

Con la guerra civil, esta neutralidad es más difícil si cabe porque tras este dramático episodio subyacen fuertes sentimientos políticos, sociales y religiosos, que los historiadores terminan plasmando con mayor o menor descaro.

Creo, José Enrique, que ni siquiera es objetivo al respecto su comentario de que un auténtico demócrata no puede identificarse con ninguno de los dos bandos. Esta afirmación queda muy bien hacerla a toro pasado, en el actual contexto histórico, pero no deja de ser una apuesta por un modelo político determinado (la democracia parlamentaria hoy conocida), que no niego que es el asumido por la gran mayoría de la sociedad, pero un historiador perfecto-objetivo no debería manifestarse a su favor, ya que en teoría su deber es hablar de historia y no de ideas políticas.

Con todo el respeto hacia su opinión, considero que cualquier español con ilusión, sentido crítico y sangre en las venas tenderá inevitablemente a identificarse con una de las dos facciones de la guerra del 36, salvando posibles matices, que los hubo incluso dentro de cada bando. En cambio, enjuiciar fríamente aquellos hechos con el baremo de la Constitución del 78 y del estado social y democrático de derecho me parece demasiado cómodo y “correcto”. Lo honrado es pregutarse: ¿qué habría hecho yo posiblemente si hubiera vivido aquello?, ¿qué postura habría tomado?

Con su permiso, enlazo un post de La Pluma Viperina sobre el 18 de julio, que espero sea de su interés. En esta entrada intenté ser aséptico –aunque seguro que no lo conseguí- para no enviciar el debate posterior.

MiguelNR dijo...

No podemos rectificar el pasado, pero sí podemos enjuiciarlo correctamente, porque eso proyecta valores para hoy, y para el futuro.

Debemos enjuiciarlo desde la perspectiva actual, no entrar a asumir las reacciones pasadas, porque fueron erróneas, fueron, sí, pero fueron erróneas.

Si analizamos, analizamos... yo puedo explicar de donde apareció Hitler, claro, ahora bien... toda aquella respuesta, aquella mitología construida del victimismo nacional, como el de todos los nacionalismos, fue una monstruosidad intelectual.

Como generalizar es malo, no se crea; hubo una gran cantidad de personas católicas y de derechas que dieron su vida por la República española, incluidos muchos militares... sabian, como sabemos ahora y como podría haber razonado cualquiera, que si la Falange quisiera derrumbar la República para tener una "verdadera democracia", eso hubieran implantado después de tomar el poder, y no una democracia orgánica, un caudillaje militar engranado con la jerarquía de la Iglesia, un solo sindicato legal, un sistema educativo represivo, racista y sexista... hasta un código penal que penalizaba la homosexualidad como un desorden social.

En fin, la lista es interminable.... y hay comparaciones, amigo Jose, que es mejor no hacerlas.

Por eso el PP de Galicia ha condenado el franquismo... ahora solo falta su Ejecutiva Nacional.

Saludos.

Geshcann dijo...

Como bien dice Caballero ZP, es la propia izquierda la que alimenta a la extrema derecha. Es además lo que pretende ZP... tomar medidas y ejecutar políticas que golpean a un sector de la sociedad susceptible de dejarse llevar a los extremos, y no olvidemos el ideal socialista de conseguir crear un partido de extrema derecha que rompiese al PP.

Saludos¡¡¡

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#al neri# no sé qué entenderás por objetividad, pero creo perfectamente que compatible con ser cristiano, incluso tenemos que serlo, como tenemos que procurar ser lo más perfecto posible. La objetividad es necesaria si quieres conocer algún hecho de verdad, tienes que desentrañar lo que ocurrió eliminando cualquier prejuicio que se tenga. Lo que es imposible conocer la verdad de algo si estás en un bando, porque se rechaza los datos que contrarien la idea que tienes sobre algo. Es como lo que dije, es alterar el proceso deductivo, empiezas con las conclusiones y acabas con los hechos, que previamente seleccionas para que te encaje con tu idea preconcebida.

¿Por qué crees que un abogado no debe defenderse así mismo? Porque pierde la objetividad que debe presidir en su ejercicio profesional. Es decir, cuando un cliente acude un despacho el abogado debe tener la suficiente objetividad para decirle la verdad de su situación, y la solución está en hacer X o Y. Una vez el cliente está informado decide si le compensa pleitear. Por eso el abogado no debe nunca identificarse con sus clientes, porque los que lo hicieron, después de llegar a atacar en el plano personal, luego se lleva una tremenda decepción porque descubre que su cliente le ha mentido. Eso sí, su decepción viene acompañada de haber generado malas relaciones con sus compañeros de profesión e incluso, por esa pérdida de objetividad, acaba perjudicando a su cliente.

Abundando más con lo de la objetividad ¿por qué crees que dije que dije que había que desentrañar la documentación de los libros de historia? ¿Por qué crees que dije que no se debe hacer caso a las conclusiones del autor de un libro? ¿Por qué crees que dije que hay que someter a debate contradictorio con los libros que se lee?

Por otra parte, en cuanto a tu afirmación de que se debe postular por un bando. ¿Sólo lo harías con respecto de la guerra civil o también con respecto a cualquier suceso histórico, como las guerras médicas, las guerras púnicas, la guerra civil romana...? Creo que sería contraproducente el postularse por un bando, da igual la época de la Historia, porque lo que tenemos que hacer es aprender de los errores del pasado. ¿acaso se conseguiría algo ahora más de 70 años después?

Por cierto, lo que dije de que un demócrata... tiene su contexto, lo dije en respuesta a un determinado comentario.

Por último, aunque uno intente ser aséptico, siempre va a haber gente que vea esas opiniones desde su perspectiva. Por ejemplo, uno de extrema derecha me llamaría rojo, y uno de extrema izquierda me llamaría facha. De hecho me ha ocurrido así.

#miguelnr# Me gusta la primera parte de tu comentario, en cambio,con respecto a los tres últimos párrafos tengo que decirte algunas cosas:
1º Veo que no analizas las causas de la guerra civil, sólo mencionas lo malo que fueron los falangistas, aparte de seguir confundiendo la parte con el todo. La Falange era una parte del llamado bando nacional, que, incluso durante el franquismo, acabaron fusionados con los carlistas y relegados. Ya comenté que mi abuelo recomendó el cese del cuñadísimo, que era de ideología fascista, también evitó un plan falangista que consistía en convertir España en una dictadura de partido único, en el que el partido tendría mucho más poder del que tenía. De esta manera, la dictadura quedó ligada a la figura del caudillo, no como otras dictaduras, como la china o la soviética, es y era de partido, por el que cuando el Premier se va o muere, le sustituye otro. En fin, lo que decía, es como si llamásemos al bando repúblicano bando comunista. Aunque Stalin tenía intención de que hacerse con control del Estado, a través del PCE, si el bando republicano hubiese ganado, de hecho estuvo realizando una limpieza en ese bando brutal, de la que anarquistas y poumistas no salieron bien parados.
Me gustaría que fueses más allá de la guerra civil, hay que ir a sus causas, de este hecho y de otros más.

2º No estoy comparando cosas sólo digo que hay que conocer las causas de todos los hechos históricos. Las cosas no salen por generación espontánea. Y por eso insisto en recomendarte que leas el libro que te recomendé, el Stanley G. Payne, y luego sacas tus conclusiones, acepta lo que creas que se debe aceptar y rechaza lo que consideres oportuno. Y también te pìdo que te formules esta pregunta ¿qué es lo que ocurrió para que la República fracasase y degenerase en una guerra civil? ¿Por qué sufrió dos golpes de Estado, uno que quedó en grado de tentativa y el otro que se consumó?

3º ¿sabías que el 20 de noviembre de 2002 el Congreso aprobó una moción por unanimidad condenando el franquismo?

Al Neri dijo...

Hubo dos tentativas de golpe de estado antes del Alzamiento: la sanjurjada y la revolución de octubre.

MiguelNR dijo...

Vuelves, una vez más, a perderte en un discurso de etiquetado, cuando a la gente, amigo Jose, le importa tres pimientos.

El bando Republicano no necesitaba ganar, ya defendía un orden dado, el orden democrático de la República, no tenía que ganar algo que no existiera; solo tenía que mantener la República que otros quisieron y lograron derrumbar.

Si quieres, vuelvo uuuuuna vez más a las causas de la Guerra Civil, ¿está, uuuuna vez más te pregunto, justificado derrumbar una República democrática e instaurar una dictadura nacionalista y fascista?.

Pues uuuna vez más, te digo que, logicamente, no.

¿De que diablos sirve que el PP vote en contra del franquismo, si luego se pasa la vida, como haces tu, intentando justificarlo?.

Es un poco hipócrita, ¿no te parece?, además de bastante cansino.

No se exactamente que problema teneis con renegar y condenar un movimiento racista, homófobo y completamente criminal como el franquismo, y toda aquella aberración que supuso la dictadura, y no se porqué, en base a todo ello, teneis que derrumbar una República, que por mucho que os pese, sí, era democrática, y no es achacable a la República las barbaridades que ciertos sectores perpetraron.

Es más, gran parte de todo lo que representaba aquella República ya se ha logrado con la Constitución de 1978, asi que el Franquismo no solo está condenado por la historia, es que de su legado no queda prácticamente nada.

No solo es inmoral... es que además esta completamente derrotado intelectualmente, asi que intentar justificarlo es estrambótico y contrario a la historia y el más minimo sentido común.

Saludos.

MiguelNR dijo...

Es más, te recuerdo que de los cuatro pirados que quedaron del Falangismo, intentaron matar al Rey de España en mi ciudad, en La Coruña, durante el desfile de las Fuerzas Armadas en 1985.

Tampoco les gusta el Rey actual, y a los cuatro gatos que quedan, tammmmpoco les gusta la Constitución de 1978.

Si no intentan otro golpe de Estado es porque ya no representan a absolutamente nadie, como no debieron representar a nadie hace 70 años.

Y vuelvo a repetir, es una tontería culpar a una República de una dictadura fascista.. cualquier persona con dos dedos de frente no justificaría a un fascista, en ningún momento, si querían una democracia habrian implantado una democracia... y no una dictadura.

En fin, no hace falta ser muy inteligente para entender esto.

Saludos.

MiguelNR dijo...

Es que es más, en cualquier otro país democrático del mundo, Franco hubiera terminado en la silla eléctrica o fusilado al amanecer... por cosas mucho menos importantes en los Estados Unidos te freían vivo.

Asi que realmente ejemplificar nada con el franquismo es literalmente vomitivo, ni tiene cabida en ningún pais civilizado.

Salu2

ludwig dijo...

Es que es más, en cualquier otro país democrático del mundo, Franco hubiera terminado en la silla eléctrica o fusilado al amanecer... por cosas mucho menos importantes en los Estados Unidos te freían vivo.

Franco tuvo mucha suerte ,porque sus colegas acabaron muy mal: Hittler acabó suicidandose para que no le mataran colgado de una farola como hicieron con Mussolini.

Hubiera acabado fusilado o en la silla eléctrica, pero a pesar de ello algunos alcaldes del PP se niegan a retirarle títulos honoríficos que no se merece en absoluto el mayor felón de la historia de España.

Al Neri dijo...

¡Oh, qué países más democráticos los suyos, miguelnr, fusilando al amanecer y chamuscando en la silla eléctrica a los enemigos políticos! ¿Pero no era Franco tan malo precisamente por eso?

miguelnr, tu crítica al franquismo me resulta excesivamente simplista.

MiguelNR dijo...

Tan Demócrata como Bush supongo, ¿o no?.

Amigo Al Neri, ¿conoce usted las excepciones que existen en nuestra Constitución sobre la pena de muerte?...

Yo no digo que me parezca mejor o peor.. solo digo que Tejero tiene muuucha suerte de ser español.

En otros países no serían tan benévolos con él.

Saludos.

Al Neri dijo...

Miguelnr: Para mí Bush es tan demócrata como el peor dictador africano o bananero.

Para bien o para mal, me sé la Constitución de memoria. Por lo que se ve, usted no, ya que me habla de "excepciones" en plural, cuando el texto constitucional sólo recoge una (por cierto, ¿conoce usted la Ley Orgánica 11/1995?).

Sabe usted bien que con la Constitución en la mano, a Tejero no se le podía fusilar, aunque por el tonillo que utiliza, parece que lo lamentara profundamente y que echara de menos una pena de muerte a la americana (no sólo para tiempos de guerra, sino para todo lo que se tercie) o los métodos de los partisanos, fusilando a Mussolini por pura venganza y exponiendo su cadáver a toda clase de vejaciones inhumanas.

No sé si a usted le hubiera gustado que fusilaran a Franco (le insisto en que parece insinuar que sí), pero si así fuera, le ruego que me explique la diferencia entre usted y los "malvados" franquistas. Y no me venga con que Franco era un genocida, que esto, amigo miguelnr, no lo ha probado (ni creo que lo pruebe) ningún Tribunal, mientras que las salvajadas cometidas por el bando izquierdista durante la guerra están más que probadas, ya que se celebraron en los años 40 cientos de procesos por crímenes de guerra. Ya imagino que a usted estos juicios le inspirarán poca confianza y que dirá que son una farsa, etc, pero le aseguro que los rojos en la guerra, en la mayoría de casos, no hacían ni farsas.

MiguelNR dijo...

Se lo explicaré, amigo Al Neri.

La explicación es brutalmente sencilla.

A veces, y la historia es testigo de ello, desgraciadamente, para defender la democracia y la libertad se debe usar la violencia.

No es deseable, pero desgraciadamente a veces es necesario; las circunstancias le ponen a uno contra la espada y la pared, y no puede decidir.

Excepción hay una, si me refiero a excepciones hablo de las múltiples circunstancias por las cuales, en estado de guerra (ya sabe mejor que yo cual es) se puede aplicar la pena capital.

Similar argumentación se uso para la invasión de Irak (eso sí, lo de Irak fue una burda manipulación de este planteamiento), volviendo a lo que planteo al principio, y por cierto, para mi Bush no es un dictador, es un Presidente detestable, mal gestor y un fundamentalista... pero fue democráticamente elegido... con un sistema electoral bochornoso, pero fue legitimamente elegido para el cargo.

Amigo Al Neri, en esta vida a veces es necesario usar la fuerza, y no estoy a favor de la pena de muerte, estoy en contra, pero le aseguro que al bando fascista en la Guerra Civil, o cuando las tropas alemanas entraron en Polonia, o se pasearon por Paris... no se les puede parar con amables palabras... normalmente se usa un fusil, y cargado.

Amigo Al Neri, la democracia es la representación civilizada de la fuerza de la mayoría... una de sus bondades, es precisamente que hace inservible el uso de la fuerza, pero, mientras las reglas de juego se respeten, que es lo que evita que minorías impongan a las mayorías, por la fuerza, su política.

Si usted me intenta imponer algo por la fuerza, amigo Al Neri, le garantizo que si las Instituciones del Estado no me salvaguardan... usaré la fuerza, en el grado en que considere oportuno y conveniente :)

Sin acritud se lo digo, pero la idea que le intento transmitir, es que si los fascistas se enervan, no se les puede parar con buenas palabras, pero mientras la cultura democrática sea mayoritaria, mientras las reglas del juego se respeten, mientras las Instituciones sean fuertes, la violencia no será necesaria, pero insisto, desgraciadamente no siempre ha sido así.

Por eso es tan importante no justificar la lógica fascista.

La lógica democrática tiene respuestas a porqué el Tratado de Versalles fue una auténtica basura pactada entre burgueses y ácratas sin sentido social ninguno, que buscaron salvar su propio culo y no pensaron en el pueblo alemán.

La Sociedad de Naciones y el Tratado de Versalles son buenos ejemplos de lo que pasa cuando la democracia se prostituye; el mensajes es claro, la democraticidad del sistema político no es un estorbo, es el OBJETIVO mismo del sistema político.

Los socialdemócratas de Kerenski eran unos lameculos del Zar, y mantuvieron un sistema político corrupto y anti-social; solo aquella falsa socialdemocracia pudo avivar la revolución rusa.

Saludos.

ludwig dijo...

le ruego que me explique la diferencia entre usted y los "malvados" franquistas. Y no me venga con que Franco era un genocida, que esto, amigo miguelnr, no lo ha probado (ni creo que lo pruebe) ningún Tribuna

Esa afirmación de que Franco no era un genocida ,solamente puede decirla alguien que es o bién un ignorante ,o bién un fanático.

La ignorancia puede ser consecuencia de intoxicación de determinados medios como la COPE o Libertad Digital ,que poco les importa la verdad con tal de colar sus tesis.
El fanatismo, en cambio es mas grave ,y convierte a las personas en ciegas ,con la peor de las cegueras que consiste en no querer ver.

En una ocasión, un periodista del Daily Telegraph entrevistó a Franco, y la entrevista fue algo así:

¿Hasta donde va usted a llegar para eliminar el marxismo en España ?

Yo eliminaré el marxismo de España a cualquier precio.

Pero entonces tendría que eliminar a la mitad de los españoles

! He dicho a cualquier precio !


De hecho, ejecutó a cientos de miles de personas, y no solamnete durante la guerra, sino que continuó con su macabra labor en tiempos de paz. Se calcula en total una eliminación de aproximadamente 400.000 personas eliminadas por el único delito de pensar diferente.

¿ Se trata o no de un genocidio ?

huelga general dijo...

Gracias por tu nominación y felicidades por tu blog.
http://huelgageneral2008.blogspot.com

suga dijo...

"No sé si a usted le hubiera gustado que fusilaran a Franco (le insisto en que parece insinuar que sí), pero si así fuera, le ruego que me explique la diferencia entre usted y los "malvados" franquistas. Y no me venga con que Franco era un genocida, que esto, amigo miguelnr, no lo ha probado (ni creo que lo pruebe) ningún Tribunal, mientras que las salvajadas cometidas por el bando izquierdista durante la guerra están más que probadas, ya que se celebraron en los años 40 cientos de procesos por crímenes de guerra. Ya imagino que a usted estos juicios le inspirarán poca confianza y que dirá que son una farsa, etc, pero le aseguro que los rojos en la guerra, en la mayoría de casos, no hacían ni farsas."

Ese juicio histórico ciertamente ya se hizo, con el resultado de una condena en forma de bloqueo económico y diplomático sobre España, por parte de la Comunidad Internacional. Claro que quizás a usted se le ocurre otro término alternativo, para definir la persecución y eliminación de cualquier elemento hostil a Franco o a su régimen —o simplemente crítico— durante larguísimas décadas... y por supuesto tras la propia Guerra Civil.

Por cierto que los 'rojos' a los que usted alude eran en realidad un minúsculo 5% de la representación electoral del llamado Bloque Republicano. Claro que alguien que pretende que la historia sea objetiva, como usted, quizás considere irrelevante que el mundo por aquel entonces, se debatía entre el auge de los totalitarismos de Izquierda y Derecha (fascismo y comunismo)... que fue la razón en última instancia de la movilización de unos y otros en la contienda.

Desde luego los argumentos de unos y otros iban encaminada en esa dirección, como indica perfectamente la iconografía de la propaganda de ambos bandos. Sin embargo, ese conflicto que amenazaba a todo el mundo occidental... no debemos olvidar que fue la consecuencia directa del vacío ideológico —y el desconcierto y la miseria posterior,— del fracaso monumental del capitalismo salvaje, escenificado con los suicidios de los banqueros, arrojándose por las ventanas de los rascacielos de Wall Street.

De hecho esa es la única interpretación útil de aquella etapa, al indicar que es el miedo y la desesperación lo que permite situaciones tan monstruosas, como la Guerra Civil Española, el Holocausto, o la Segunda Guerra Mundial. Por otra parte, los crímenes del bando republicano, muy difícilmente se podrían considerar más injustos, masivos y arbitrarios... que bombardear ciudades enteras (Iglesias incluidas, por si le interesa el dato, o quizás este otro que ilustra como las gastaba Franco con quien no comulgaba con sus ideas, fuera quien fuera, incluso al final de la postguerra)

***
Lo más trágico de todo, y esto es una opinión personal, es que el fascismo en Italia no fue ni remotamente la brutalidad del régimen nazi de Alemania. Pues incluso los historiadores de izquierda italianos, admiten que a Mussolini no se le podría acusar de ningún otro crimen, a parte su supuesta relación con el asesinato de un periodista. Más allá de las veleidades imperialistas en sus campañas Africanas... sin duda fruto del romanticismo nacionalista que pretende reeditar un pasado presuntamente esplendoroso, en este caso emulando a las campañas gloriosas de Escipión.

Aunque en otras partes de Europa, las ideas opuestas, o sea de izquierdas, también produjeron resultados muy diferentes a la autarquía totalitaria y opresiva del régimen soviético. Ejemplificado con la sociedad sueca, que desde una esencia liberal y democrática, apostó por otro socialismo alternativo, verdaderamente representativo, y no depositando la soberanía popular en un Consejo (soviet) que resultó ser una dictadura cínicamente llamada "del proletario" (lo que tanto anhelan los tarados de la ETA, por cierto)

Sin embargo, esas dos espectativas menos tremendistas: el fascismo italiano versus nazismo alemán.. y socialismo a la sueca versus socialismo soviético, en realidad eran muy poco probables en la España previa a la guerra fraticida. Sencillamente porque la situación del país era de un atraso vergonzante, cuya sociedad se asemjeaba más a Marruecos o a Turquía, aunque pueda parecer inaudito, que con el resto de nuestro continente.

De todos modos, los resultados demostraron finalmente que Franco era un tipo con actitudes y pretensiones mucho más cercanas a las de Hitler que a las de Mussolini. Mientras que en el periodo que gobernó la República, ni remotamente desmanteló la democracia, ni se aplicó en absoluto a hacer purgas, como por cierto se estaban cometiendo por entonces, en la Unión Soviética. De hecho es justo reconocer que todas las reformas que iniciaron los republicanos, sólo pretendían acercar la sociedad española a la europea.

Claro que el inconveniente histórico de España en relación al resto de Europa, es que aquellos habían acometido en su día la revolución burguesa, que fue la causa de la posterior revolución industrial... ya fuera a la napoleónica, o bien mediante la ilustración... al ver las barbas del vecino aguillotinar. Así que el auténtico problema de España, por entonces, era que una minoría sometiera a la mayoría mediante el garrote y la ignorancia.

Así, por ejemplo es sabido que el alzamiento nacional fue posible, entre otras razones, porque los militares ENGAÑARON vilmente a los soldados, en todas las ciudades, haciéndoles creer que en realidad combatían contra los anarquistas... que pretendían derribar la república. Claro que eso tampoco es un genocidio, pues de hecho no creo que exista un nombre adecuado para definir semejante canallada.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#al neri# Tienes toda la razón, se me había pasado.

#miguelnr# No me pierdo en ningún discurso de etiquetado, sólo pretendo se riguroso con la terminología. Puede que ser que sea un defecto profesional, puesto que los juristas tenemos que ser rigurosos con las terminología. Pero además, si no somos rigurosos en esto, le facilitamos el trabajo a los manipuladores y demagogos.

Puede que hubiese alguno en ese bando que defendiese la República, pero no se puede considerar al PSOE, al PCE y a otras formaciones como defensores de la legalidad República puesto que no estaban interesados en defenderla. Te voy a contar una anécdota familiar, mi abuelo materno, Julio Martínez Hombre, intelectual asturiano de ideología republicana, cuya biografía puedes encontrar en este blog, tuvo que salir escopetado de Nava, porque el Ayuntamiento republicano de dicha localidad le declaró enemigo del régimen (y tengo esa lista, en donde le incluyeron con membrete oficial), y algunos amigos le avisaron que o escapaba o lo mataban. Después de la guerra el régimen de Franco, le declaró contrario al régimen, y todas las cartas que recibía de exiliados eran abiertas por las autoridades...

No se puede hablar de ese bando defendía la legalidad republicana, cuando Azaña, en el primer bienio, no aplicaba la legalidad republicana cuando se atacaban o agredian a religiosos o monárquicos. Luego aprobó una Ley de defensa de la República que permitió clausurar medios de comunicación no afines... Luego en 1936, después de las elecciones, se procedió a la Comisión de Actas de las Cortes a retirar las actas de diputados de la derecha... Y, para colmo crearon, durante la guerra, checas los partidos que actuaban fuera de la legalidad y sin seguir instrucciones de ningún órgano oficial de la República, y, para colmo, el único apoyo era la URSS, el paradigma del respeto de la defensa de los derechos humanos.

Vuelves a confundir conocer las causas con justificar nada. No estoy justificando nada, ni pretendo hacerlo, sólo pido que se conozca los motivos de por qué ocurrió. Nada más. Lo mismo que has hecho el III Reich, se ha de hacer con España. Por eso tus afirmaciones posteriores, sobran. Insisto, NO PRETENDO JUSTIFICAR NADA, solo PIDO QUE SE CONOZCAN LAS CAUSAS PARA NO REPETIR LOS ERRORES EN EL FUTURO que es lo que llevo diciendo desde hace tiempo, y es lo que podrás leer en el artículo que dio pie a este debate.

#ludwig# No es que Franco tuviera suerte y Hitler y Mussolini no, la diferencia es que Franco ganó la guerra, aunque le costó demasiado hacerlo porque se empecinó por intentar acabar pronto la guerra conquistando Madrid, y los otros la perdieron. Pero, si lees el libro de Michael Burleigh verás que Hitler cometió unos errores estratégicos de bulto, que le llevaron a perder la guerra.

suga dijo...

Desde luego no dudo de la veracidad de la anécdota, sin embargo, me parece que se le olvida a usted un sutil detalle... y es que Asturias en aquel preciso momento era el foco de una rebelión contra la propia República. Quizás deducirá entonces que, puesto que quienes estaban al frente de la misma eran de izquierdas, —y posiblemente republicanos— es plausible considerar que la propia República andaba tras el amotinamiento.

Esa argumentación sería tan falaz como considerar un motivo probable, en un hipotético golpe de Estado contra Felipe González... una intensa actividad asesina de la banda terrorista ETA. Alegando que tanto el PSOE como la ETA 'coinciden' en su adscripción ideológica a la izquierda del centro político... y vinculando a ambos en una estrambótica complicidad, la cual 'explicaría' (justificaría) la eventual reacción 'defensiva' desde la derecha.

Cuando lo cierto es que la reacción popular estalló en Asturias, como también es cierto que el gobierno de la República no encontró ningún tipo de lealtad en la derecha para afrontar con garantías aquella gravísima situación. Al contrario: la derecha se convirtió en el segundo frente contra la legítima autoridad republicana, resultando incluso más peligroso que los propios mineros amotinados... tal como demostró finalmente el desenlace de la historia.

Un saludo.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Suga no era en 1934 era en 1936. Y no te quepa duda que la derecha o de centro derecha de aquella época dejase mucho que desear, empezando por el propio Niceto Alcalá Zamora que no favoreció mucho la estabilidad de los gobiernos republicanos, ni con el bienio de izquierdas ni con el bieno de derechas, especialmente este último al que vio en el hundimiento de Lerroux como su posibilidad de tener un partido de centro al que mangonear y hacer lo que quería. Tanto como digo lo uno digo también que la izquierda, ni la moderada, tiene motivos para sacar pecho. Por ejemplo, el no aplicar la Ley cuando unos utilizan la violencia, es cuanto menos vergonzoso, hacía como el Gobierno vasco, del PNV, ahora con chicos de la gasolina. No es de recibo tampoco decir que la república para los republicanos, como dijo Azaña, como si ahora se impidiera a un partido republicano gobernar, pero lo decía en el sentido de que sólo él y los suyos tenían que gobernar, o aprobar una Ley por el que se cerraba medios de comunicación no afines, como los monárquicos o se disolvió a los jesuitas. Y ya ni te cuento con los partidos radicales de izquierda, véase el PSOE o un minoritario PCE, que luego acabó por aumentar su peso. Su hemeroteca constata que tenían unos objetivos muy concretos que era llevarse por delante la llamada por ellos República burguesa.

Pero todo esto no es el principio sino la fase final, el principio puede empezar a contarse en la restauración.

Anónimo dijo...

Es que visto lo visto votarle al Partido de los Parches y al PSOE es lo mismo o casi lo mismo, si ganais vosotros vais a endurecer la ley del aborto para que no nos convirtamos en genocidas? Vais a mejorer la educación? Y la justicia? Vaisa hacer a caso que se haga justicia y tiren las diferentes estatuas que quedan de los asesinos de la II República como hicisteis entre el PP y el PSOE para tirar todas las de Franco? Vais a hacer algo contra la inmigración? Mira el aumento de la extrema derecha lo producen partidos como el PP que va de patriota y luego su presidente suelta que se aburre en el desfile de el dia de la hispanidad, un partido que ni siquiera celebra este dia, y en cambio el 11 se Septiembre en Cataluña si, un partido que ahora es de centro reformista (que idiotez mas grande), un partido que apoya a nacionalistas y pacta con ellos, que en las comunidades en las que manda existen los mismos problemas que en el que mandan los socialistas (C. Valenciana, Baleares antes y Galicia), un partido que dice una cosa un dia y al siguiente dice lo contrario. Y asi me puedo pasar horas, pues la gente ya estamos hartos, de que nos tomeis el peo tanto el PP como el PSOE, mira yo era afiliado del PP ahora me he dado de baja y vamos es que antes de votarle al PP de nuevo me abstengo mil veces, un partido sin identidad y acomplejado... menos mal que empiezan a existir partidos de derecha sin complejos, lo que pasa es que los del PP ya os habeis sumado a los del PSOE a calificar de extrema derecha todo lo que os parece que os puede hacer sombra o que está a vuestra derecha, manipulando la verdad para rascar un puñado de votos, espero que pronto todos los españoles se den cuenta y pasen de dar su voto al PP que al final es lo que conseguireis con vuestro giro al centro y vuestras historias de amiguismos con ZP y politicas progres como las de Gallardón! Los que somos de derecha y conservadores de siempre y sin complejos, vamos vustros votantes de toda la vida ya estamos hartos.

ludwig dijo...

#ludwig# No es que Franco tuviera suerte y Hitler y Mussolini no,

No, ¡ casi nada !

Franco tuvo tanta suerte como ahora la tiene Carlos Fabra al que le ha tocado el gordo de la lotería tres veces.

¿ Te suena el personaje Amadeo Balmes ?

Amadeo Balmes era comandante militar de Las Palmas de Gran Canaria. Cuando un avión vino de Inglaterra (el Dragón Rapide) ,no pudo aterrizar en Tenerife (donde se encontraba Franco) por la niebla y tuvo que aterrizar en Las Palmas.

Casualidades de la vida , Amadeo Balmes muere en Las Palmas al disparasele el arma cuando la estaba limpiando ¿¿?? ¡ Que raro en un militar con tantos años de experiencia !
Ese hecho le proporcionó la escusa perfecta para trasladarse a Las Palmas y poder montar en el Dragón Rapide.

A parte de eso ,se conocen dos hechos comprobados:
1) El general Balmes se había manifestado en contra del golpe militar, y se manifestó leal a la República.
2) Cuando acabó la guerra, no se le rindió ningún homenaje ni se le levantó ningún monumento.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#Anónimo# , ¿a mí qué me cuenta? Si sólo ocupo una secretaria de area local de nuevas generaciones que hace tiempo que no ejerzo porque estoy centrado en mi faceta profesional. y, desde luego, yo ni mando en el PP ni le represento.

#ludwig# ¿Qué me está contando? Yo no he dicho que Franco tuviera suerte, sólo le he contestado diciendo que lo que le diferencia con Hitler y Mussolini es que él ganó una guerra y los otros la perdieron. Como Stalin que se benefició de haber ganado la II Guerra Mundial con el resto de aliados, y, sobre todo, de que los nazis lo hicieron rematadamente mal cuando invadió la URSS y se dedicaron a masacrar a los rusos que se encontraban, en lugar de ir de liberadores del yugo soviético.

MiguelNR dijo...

Estimado Jose:

Para ti una solución a un déficit democrático es el fascismo, dado que aunque no te agregas a dicha solución, la justificas.

Para mi no.

No hay más debate.

Saludos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

MiguelNR, cuidado con lo que afirmas, yo no he dicho que la solución al déficit democrático sea el fascismo. Es más, y me gustaría que rectificases, es injurioso. Lo que digo y vuelvo a repetir por enésima vez, hay que conocer las causas para no volver a repetir los mismos errores en el futuro. ¿Es tan difícil entender eso?

Y, por último, me parece muy poco democrático el que quieras cerrar el debate manipulando o tergiversando mis palabras.

MiguelNR dijo...

Los fascismos se auto-justificaron solos, y si dices que la causa de supuestos déficits democráticos es indefectiblemente un alzamiento fascista, estas legitimando dicha lógica, ¿sí o sí?.

Un fascistas SIEMPRE se va a justificar, le podrás dar más o menos munición argumental, pero es que esa argumentación es polvora mojada; les importa tres pimientos que haya más o menos democracia, si cuando lleguen al poder lo primero que harán es echarle el cierre al Parlamento.

Vamos, que es un absurdo intelectual del tamaño de un Mamut siberiano.

Si te has sentido ofendido te pido mil disculpas, pero espero entonces que entiendas mi razonamiento.

Yo no atiendo a amenazas intelectuales del fascismo, que son eso, y nada más; atiendo a los argumentos de los demócratas, que no aspiran a masacrar a la población... si no a Presentar reformas legales y candidaturas electorales, para mejorar las cosas.

Por eso dije, y vuelvo a repetir, que mantener y defender las reglas de juego democráticas es tan fundamental.

Saludos.

suga dijo...

"Los fascismos se auto-justificaron solos, y si dices que la causa de supuestos déficits democráticos es indefectiblemente un alzamiento fascista, estas legitimando dicha lógica, ¿sí o sí?."

Disculpa que intervenga en la conversación miguelnr, me considero liberal de izquierdas pero me gustaría romper una lanza en favor del sr. José Enrique, con quien creo coincidir en esta cuestión. Aunque admito la ambigüedad implícita en el uso de los verbos "justificar" y "explicar".

Pues comparto la idea de que fue el monstruoso nivel de analfabetismo e ignorancia en España, previo a la Guerra Civil, una de las principales causas que permitieron la extrema radicalización de las posturas ideológicas... hasta llegarse al enfrentamiento mediante la violencia.

Aunque de todos modos, entiendo que la responsabilidad histórica de ello recae en una minoría privilegiada, heredera de épocas feudales... quienes se aplicaron desde mucho tiempo antes, para lograr institucionalizar aquella ignorancia y analfabetismo entre la población, para garantizar indefinidamente su statu quo.

En todo caso, resulta bastante obvio que la demagogia cala con especial intensidad y persistencia, entre la población que carece de capacidad crítica, y por lo tanto no dispone de la capacidad de formar un criterio libre e independiente... convertidos en elementos altamente manipulables, en lugar de verdaderos ciudadanos.

Al fin y al cabo, es por la universalización de la educación y de la cultura, que muy difícilmente la España actual pudiera llegar hasta aquel punto sin retorno. Sobretodo siendo conscientes de que el argumento favorito de los fascismos es propagar el miedo... que favorece reacciones colectivas impensables, en ausencia de aquel.

Un saludo.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Primero agradecer a Suga el cable que me ha echado.

Segundo, Miguelnr, ibas bien cuando dijiste literalmente "Comprendo la lógica del surgimiento del Nacional Socialismo...", porque analizabas las causas, en cambio fue tocar la guerra civil española y te obcecaste, acabando por atribuirme, algo que ni me pasó por la cabeza, como es lo de que la solución era el fascismo. Cuando, en su lugar, deberías haber dicho que el fascismo fue consecuencia de algo, o, como consecuencia de ciertos factores, como el que apunta Suga, España acabó condenada a padecer una dictadura, como la que realmente tocó a los españoles o, si no hubiera sido esa, hubiese sido la que quería Stalin.

La educación es imprescindible para el buen funcionamiento de una democracia, y el analfabetismo y la ignorancia es caldo de cultivo para los demagogos, manipuladores y extremistas, y más aún cuando las cosas van mal. Por eso animé, en el último párrafo del artículo, a que la gente tenga su propio criterio de las cosas, que sepa analizar y contrastar las informaciones que recibe.

MiguelNR dijo...

Analizar el fenómeno fascista no es comprenderlo, uno es el análisis y otro la posición ante ello.

Había escrito una respuesta mucho más larga pero el Navegador me ha jugado una mala pasada...

Además me estoy repitiendo, y eso que creía que mi reflexión era sencilla. De hecho, juraría que lo es.

A un potencial votante de Le Pen nunca le diría que comparto sus soluciones, aunque pueda comprender sus problemas, y ni siquiera diría que puedo comprender sus temores, si estos estan sugestionados por la ideología, y no parten de premisas objetivas y racionales.

Sigo diciendo que mi reflexión es mucho más sencilla que todo eso.

Saludos.

suga dijo...

"Sigo diciendo que mi reflexión es mucho más sencilla que todo eso."

miguelnr, la Alemania de principios de siglo era uno de los lugares más civilizados del planeta, con educación y sanidad universales desde los tiempos de Bismarck... pero incluso con tan magníficas credenciales fueron incapaces de evitar que su población sucumbiera a las 'soluciones' fascistas... ante la desesperación causada por una tasa del 50% de paro, más la miseria provocada por la hiperinflación, desconocida hasta entonces.

Claro que los alemanes vivían demasiado cerca de la utopía soviética como para desconocerla, y por tanto idealizarla. Aunque por otra parte, el capitalismo salvaje también había demostrado ser un completo fracaso desde el año 1929. Es lo que sucede en determinadas circunstancias: que es fácil optar por lo aparentemente más descabellado... cuando las alternativas teóricamente más sensatas no funcionaron.

La forma más segura de evitar el fascismo, es fomentar las sociedades socialmente justas (que no igualitarias) con ciudadanos bien formados, informados y conscientes de sus derechos y obligaciones. Pero en un escenario internacional que promueva la estabilidad. Mediante el internacionalismo (o multilateralismo), en contraposición a los proteccionismo económico... que suele traducirse en tensiones nacionalistas, con imprevisibles consecuencias.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Suga dice algo con el que realmente estoy de acuerdo, que es que todo parte de que los ciudadanos estén bien formados, porque ciudadanos que son unos analfabetos o unos ignorantes son víctimas de los abusos y negligencias de los partidos moderados, que acaban corrompiéndose, convirtiéndose después en carne de cañon de los extremistas de derechas o de izquierdas. Por eso la gente tiene que estar formada y tener sentido crítica de las cosas.

MiguelNR dijo...

"miguelnr, la Alemania de principios de siglo era uno de los lugares más civilizados del planeta, con educación y sanidad universales desde "

" con ciudadanos bien formados, informados y conscientes de sus derechos y obligaciones. "

¿?

A ver, además de tu contradicción, que además no contradice nada que yo no haya dicho yo, y que además no se que tiene que ver con lo que yo vengo repitiendo desde el principio: el fascismo da su interpretación de los hechos, en la Alemania de los 40 el Estado ya se hacía cargo de multitud de cosas, cierto, sin embargo no hubo un combate ideológico claro contra el fascismo.

Eso es lo único que faltó, eso es lo único que se reclama ahora, por ejemplo con el franquismo.

Basta con afirmar que el franquismo, como cosmovisión política y social, es deplorable e indefendible, y explicar porqué.

Así que estoy de acuerdo contigo Suga, pero insisto: no me has contradicho en nada.

Por eso sería importante que la derecha de este país condenase, definitiva y moralmente, el franquismo, y toda forma de ultra-derechismo... en vez de andar afirmando, una y otra vez, cuando uno condena el franquismo, que el franquismo "tuvo un origen", sí, claro que lo tuvo: que no se combatió.

Saludos.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

MiguelNR el PP ya condenó el 20 de noviembre de 2002 el franquismo, como consta en el diario de sesiones de la comisión de Interior del Congreso. ¿Cuántas veces más va a tener que condenar el franquismo?

Además, alguna vez la izquierda condenará, como tanto exige a los demás, cosas como la Revolución del 34 (recuerdo contra un gobierno democrático), y que algunos siguen celebrando cada año, o las matanzas cometidas por las checas, o la persecución a la que fueron sometidos los poumistas...

suga dijo...

"Así que estoy de acuerdo contigo Suga, pero insisto: no me has contradicho en nada."

Eso es cierto, y además es lógico porque no pretendía rebatir tu punto de vista, sino conciliarlo con el del anfitrión de este blog. Lo cual sigo pensando que fue consecuencia de la ambigüedad que conlleva emplear el verbo 'explicar'... que es fácilmente confundible con el verbo 'justificar'.

A fin de cuentas, si el objetivo es combatir la amenaza que representan los fascismos, entonces la primera conclusión debería ser que hay que impedir que esas ideas calen en sectores amplios de la sociedad. Donde aguardarían latentes la oportunidad de manifestarse, de forma visceral... y como activadas por resorte ante determinadas circunstancias.

Por ejemplo, inculcando sistemáticamente toda clase de miedos, o fobias —xenofobia, homofobia, racismo, paranoias nacionalistas o conspiracionistas etc.— porque en última instancia el miedo es el complemento perfecto de la ignorancia... para quienes no aprecian mucho la democracia