lunes, 17 de diciembre de 2007

Meme: Por el precio de un conejo


Patricia Lorente me ha mandado un Meme, y si antes le tocó a ella decir qué gastos superfluos del Estado eliminaría, a mí me toca señalar qué suprimiría de los Presupuestos Generales para fomentar la actividad comercial:
Primero. Quitaría de un plumazo la pila de asesores que tiene Moncloa, sin olvidarme de los 67 asesores de la Consejería de Educación del Principado (esto sería Presupuestos del Principado, que no se han aprobado por arrogancia del Gobierno regional).
Segundo. Reducción de los viajes de los Ministros a lo estrictamente necesario.
Tercero. Reducción de sueldos, en eso tiene toda la razón Patricia, cobran demasiado los políticos y reconozco que cuando fui asesor municipal cobraba demasiado para ser media jornada. Un alcalde de un concejo de 8.000 habitantes no puede percibir 40.000 € brutos anuales.
Cuarto. Disminución considerable de las campañas de publicidad institucional.
Y
Quinto. Mayor rigor en la ejecución de las obras. Lo que no se puede admitir es que las obras, por prisas o por lo que sea, se incrementen como lo hacen todas las Administraciones Públicas.

6 comentarios:

Patricia dijo...

Magnificas propuestas las tuyas, las suscribo totalmente ... deberiamos recopilarlas todas y hacerlas llegar a Moncloa ¿no te parece?

Un saludo.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

No sería mala idea. Aunque no sólo al Gobierno hay que mandárselas sino también a nuestro partido.

El Cerrajero dijo...

Ya he vuelto, acepto el meme y dentro de un rato lo posteo ^_^

El Cerrajero dijo...

El rato han sido dos días xD

Hecho: Por el precio de un conejo.

¡Feliz Navidad!

filomeno2006 dijo...

Un claro caso de austeridad y honradez hereditaria.....

el berto dijo...

En parte el Ministro de Economía tiene razón, no se ha asumido el valor del euro, y aunque no con ejemplos tan exagerados, propinas que se dan ahora en euros, no se darían si fueran pesetas, además la poca conciencia de consumidores, hace que la gente sigua yendo al mismo bar aunque el suban el café, en vez de ir a uno más barato, evitando las subidas salvajes que se producen.

Ya comente que yo no tengo mucha fe en la eficacia en el gasto público, porque los políticos tiene sus enchufes, favores, y eso mal que nos pese es innato a su condición de políticos, es la regla general y no la excepción. Lo estamos viendo como siempre y con cualquier gobierno cuando se acercan las elecciones un montón de campañas de publicidad institucional.

He dicho.