martes, 18 de diciembre de 2007

LA PROBLEMATICA DEL ABORTO


Aprovechando la polémica abierta recientemente sobre las clínicas abortistas y el profundo estudio que va a hacer el PSOE sobre una posible modificación legal (ese partido que sostiene un Gobierno que nos anima a comer conejos como medida económica y las críticas de nuestro Ministro de Economía- Solbes quién te ha visto y quién te ve- propinas de 1 € por dos cafés), voy a opinar al respecto:

1º En el trasfondo de la polémica del aborto se encuentra un profundo desprecio por la vida humana. Defender el aborto supone despreciar la vida humana aunque luego se haga apología de los Derechos Humanos. Es verdad que jurídicamente sólo tienen condición de personas los que cumplen los requisitos exigidos por el Civil y no es otro que el nacimiento (art. 29), reputándose nacido el feto que tuviere figura humana y viviere 24 horas (art. 30). Aunque también es verdad que los concebidos (mismo art. 29) se le tendrán por nacido para todos los efectos favorables siempre que nazca en las condiciones del art. 30. Y el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional, en Sentencia 53/1985 la primera intentona de despenalización del aborto porque "la vida del «nasciturus» es un bien jurídico constitucionalmente protegido por el art. 15 de nuestra Norma fundamental".

Quisiera dejar claro que el problema no es de tipo legal sino moral o ético. Porque si sostenemos un Estado de Derecho sin principios, el Estado puede volver a amparar las mayores barbaridades como las ocurridas tanto en los regímenes nazi y soviético. Y en este asunto hay que defender y proteger por encima de todo la vida humana, por eso sólo es moralmente aceptable que se pueda aceptar su sacrificio cuando hay que elegir entre dos vidas humanas.

Al faltar los valores es comprensible que se llegue a considerar al feto como propiedad de la mujer, como si pudiera concebir sin la presencia de un elemento externo (aunque hay que tener cuidado con este argumento, porque podría dar pie a que la propiedad privada se antepongan a otros derechos, como el poder disponer de la vida de los que están dentro un bien de su propiedad). He de reconocerlo, la comparación es puramente demagógica, pero también lo es considerar el feto como propiedad de la madre ¿Acaso no dicen que es un derecho de la madre? Pues, es comparar un ser vivo con los pelos de su cuerpo.

Me pregunto si los pro abortistas han visto las imágenes de un aborto, ¿Vieron alguna vez cómo esa criatura intenta defenderse de la muerte? Y si lo han llegado a ver entero, y siguen defendiendo ese “derecho” de la mujer, no me queda otra que decir que lástima que su madre no haya podido ejercer ese “derecho” con él.

2º Actualmente, como es sabido, existen tres supuestos de despenalización. Y al respecto quisiera hacer unas consideraciones: en primer lugar, creo que el único supuesto lógico es el del peligro para la vida de la madre; segundo, no entiendo por qué se tiene que matar una vida humana porque sea fruto de una violación. Esta afirmación alarmará a los pro abortistas, pero me gustaría que atendieran a mis razonamientos y, si quieren, que los rebatan. Para empezar, dentro de los argumentos que usan para defender dicho supuesto, se encuentra el que sostener que a la víctima le traería malos recuerdos tener un hijo del violador. Pero éste es un argumento peligroso porque en coherencia con este planteamiento se podría admitir que si un padre de un nato viola a la madre, se tendría que permitir matar al hijo nacido que tienen en común porque le traería malos recuerdos porque su hijo también lo es de su violador. ¿Cómo lo intentarían rebatir los defensores del aborto? Sencillamente, afirmarían que no se puede matar a las personas, y como ya ha nacido ya es persona física. Pero, ¿no habíamos quedado en que a la mujer violada le traería malos recuerdos ver al hijo de su violador?

¿Sólo vamos a tener como elemento distintivo el nacimiento? ¿Bajo qué principios se puede sostener que los que nacen tienen el derecho a vivir y los que no han nacido no tienen derecho a nada?

Otro tipo de argumentos es que como es consecuencia de su violación es lógico que pueda abortarlo. Es decir que, como es fruto de una violación se puede matar a un ser humano. Eso sí, para poder llevarlo a cabo tiene que estar en el vientre materno, porque una vez haya nacido ya no debe de producir malos recuerdos. El hecho de que sea fruto de una violación deja de tener importancia cuando está fuera del útero materno, o, en todo caso, sus posibles padecimientos quedan en un segundo plano. ¿Nadie ha previsto que se le la posibilidad a ese futuro niño de ser adoptado u optamos por lo más cómodo?

En fin, en el fondo lo que existe es un desprecio hacia la vida humana porque de otra manera no se entiende, o al menos yo veo otra posibilidad.

3º El verdadero problema del aborto, a parte del profundo desprecio que hay en algunos sectores a la vida humana, es, como todo, de aplicación de la Ley. Si se sabe que se cometen delitos, no se puede mirar para otro lado. Se tiene que actuar. Desde luego, no es aceptable que, como medida, se opte por despenalizar el aborto. Porque, con la misma filosofía, se tendría que admitir la despenalización de todos los delitos, incluso del homicidio y asesinato. En esto, los poderes públicos no hacen nada cuando tienen noticia de que la Ley se está vulnerando, incluso la misma Comunidad de Madrid tenía conocimiento antes de las elecciones de mayo de una denuncia recogida por el SEPRONA y no hizo nada hasta ahora. Por eso, no resulta extraño que el Ministerio Fiscal no haya tenido nada que ver en la condena por dos delitos de aborto consumado en la Sentencia del 11 M, porque fue una acusación particular la que se percató de que había dos fetos que habían perdido la vida.

20 comentarios:

lujaban dijo...

Te he encontrado de rebote en el Cerrajero y me encantan tus reflexiones.
Mi enhorabuena, las comparto todas-
De la cruz a la firma.
Saludos.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fin de los Tiempos dijo...

A los progres les da igual el aborto. Luego será la eutanasia y luego Mengele

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#lujaban# muchas gracias por tus palabras.

#filomeno2006# Spain is different, siempre damos la nota.

#fin de los tiempos# peor son los progres que se dicen cristianos.

Persio dijo...

Estamos viviendo tiempos de barbarie. Y a esto le llaman progreso.

Por cierto, interesante esa condena por delito de aborto en el juicio del 11M. No entiendo de leyes pero, ¿podría sentar jurisprudencia de cara a otros casos de aborto?

La Ranita peregrina dijo...

Se nota que no eres mujer, y sobre todo se nota tu conservadurismo (como a mi mi progresismo, que no catolicismo y como se verá no mi indiferencia hacia el aborto, os cubrís de demasiados tópicos sobre las ideologías) además de tu alivio de por vida de saber por ejemplo que es 100% posible que no seas violado. Algo que a mi como mujer y con tanto depravado por ahí suelto me puede asegurar. Increíble que hables de valores, pero te parece normal que una mujer violada (es tan espeluznante como las imágenes del Opus que rulan sobre fetos abortados)tenga un hijo de su violador;te resignas ante una violación y encima "le damos un regalito" en contra de su voluntad a causa de vejaciones sexuales... menos mal que la ley no te da la razón, y por supuesto no se echará para atrás a ese respecto. Me parece una frivolidad tener que comparar un feto con una propiedad. Y mucho peor, que plantees la posibilidad de que las mujeres nos erijamos en "propietarias de futuros seres humanos" que en verdad podría darse, pero créeme no llega a tanto nuestro maquiavelismo. Y recordarte, y a nivel de jurista, que un bien jurídico (como bien ha dicho ya el TC) es eso, y no un derecho, y que los derechos son de personas físicas o jurídicas y un feto no es una persona, aunque pese; y a los efectos que le sean favorables, ya sabemos que se refiere a sucesiones y herencias, ¿a caso la ley no puede ser menos humana?pues ese es el reflejo de lo que quiere la sociedad, desgraciadamente. De todas formas, y desde mi profundo respeto,tener que decirte, que no se trata de que vengan niños como conejos ni de abortar fetos como desconsideradas, y digo desconsideradas, porque la mujer, y tan solo al posible partícipe en el aborto, son los imputados para bien o mal de un delito de aborto, y solo la mujer en los casos (como por ejemplo de violación)la que se hace cargo de su hijo. Además sospecho, que en el fondo pensarás que la mujer está mejor en su casa cuidando de sus hijos... Pues yo creo que máxime por esa razón ¿no deberíamos ser las mujeres las que decidieramos que hacer en nuestro futuro? ¿una ligadura de trompas? Es una buena opción para la que no quiera tener un hijo, y te aseguro que la que no quiere lo hace.O se toma hormonas, o emplea diafragma o DIU (este casi inusual) o preservativo. Y la que quiere tener hijos, también lo hace. Y las mujeres que abortan, en el 100% de los casos se ven solas para llevar adelante una vida con un hijo al que "sostener" y a penas sin recursos, y las que logran abortar, lo hacen mientras lloran, algo que no os ceeréis, pero me parece que en serio, sabéis bien poco sobre la realidad del aborto; y es tan duro tener que tomar esa decisión (en la que por fortuna nunca me he encontrado)y peor aún, llevarla a cabo, que por ello hoy día, hay "todavía" muchas muchísimas madres solteras. Porque los hombres criticáis, pero os mojáis bien poco, bueno no: os mojáis en lo que provoca después un embarazo...siendo claros. De hecho la tendencia masculina a negar hijos es tal y vuestra despreocupación sobre el embrazao no deseado, que hasta el CC os obliga a no echaros para atrás si reconocéis a vuestro hijo (art. 741 sobre la revocación del testamento). ¿No al aborto? Las mujeres decimos SI A LA VIDA, pero por favor, a una que nos dignifique. Y que no sea criando al hijo de nuestro violador.

filomeno2006 dijo...

Que no aborten, que entreguen los hijos en adopción, que muchas parejas sin hijos están deseando adoptar.....

MuGar dijo...

Te contesté en el blog d Iracundo. Por cierto, yo tb soy de oviedo.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Off topic: se cumplen 34 años del asesinato del Presidente del Gobierno Don Luis Carrero Blanco (q.e.p.d.)

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Amiga ranita peregrina:

Esto no se trata de ser mujer o no, como dije es de principios y los principios no tiene nada que ver con el conservadurismo. Ser conservador es no querer cambiar nada o lo menos posible. Y yo desde luego no estoy en contra de los cambios, es más estoy deseando que la mentalidad en Asturias cambie porque de lo contrario a esta mi querida región no la salva nadie. Soy una persona que tengo inquietudes y que siempre está pensando en innovar, en cambiar para mejorar. Por ejemplo, en lo que llevo de pasantía mi tutor me ha enseñado a hacer los pagos fraccionados y lo que hice después es con el excel un sistema de cálculo inmediato; cuando era Secretario de Comunicación y Prensa, tuve la mentalidad de que mi Secretaría mejorase lo presente ( considero que cuando se asume un cargo se ha de mejorar al antecesor, y si no se tiene ese espíritu lo mejor es no aceptarlo, y, por eso deseo que mi sucesor mejore mi gestión) y perfeccioné, con los medios que tenía los dossieres de prensa y cuando vine de un viaje en el que estuve en Cartagena, trasladé a mis superiores que sería bueno hacer una revista. Y tengo la suerte de que mi propuesta la llevase a cabo un compañero, que ahora es el Presidente local, y que quiere volverlo a impulsar. Por principio, si asumo una responsabilidad es para mejorar la gestión pasada. Pero los cambios no se han de hacer a costa de los principios.

¿quién te dice que un hombre no puede ser violado? ¿No viste la película “Cadena perpetua” de Tim Robbins y Morgan Freeman?


A mi me parece terrible que cualquier persona sea violada, pero contesta a las preguntas que hice, ¿se puede matar al hijo de un violador o asesino por el hecho de que él haya violado o matado a alguien? Es terrible que haya violaciones pero lo que no concibo es que se admita que se mate a un ser humano.

Yo no considero, para nada, a un feto como propiedad de nadie. Son los que defienden el derecho a abortar de la mujer porque, según los defensores del aborto libre, la mujer tiene ese derecho. Y el que considere que es un derecho de la mujer es que considera al feto como de su propiedad.


Partes de un error, los fetos no son futuros humanos, son seres humanos. Jurídicamente no son personas, y por eso se les llama concepturus.


Por eso he dejado claro que no es una cuestión jurídica sino de principios. Porque el Derecho puede sostener, si no se tienen principios básicos, las masacres que hubo tanto en la Alemania nazi como en la URSS o en China. Y nuestro ordenamiento jurídico se tiene que basar en los principios y si no defendemos el derecho a la vida desde la concepción, podemos pasar a cuestionar el derecho a la vida de los nacidos.


Cuidado con las opiniones llenas de prejuicios. Para tu información, estoy completamente decidido a que mi futura mujer trabaje en la calle como yo, que nuestro futuro régimen económico matrimonial sea el de separación de bienes, y que las tareas de la casa sean compartidas, que, por algo, mi señora madre me ha enseñado a cocinar y siempre que como en casa o ceno, el menda friega los platos, a parte de poner la mesa, hacer la cama y demás tareas domésticas. Y si no se hace en esas condiciones no me voy a casar bajo ningún concepto. No quiero casarme con un ama de casa ni lo haré en gananciales.

Me veo que voy a tener que hacer una declaración de mis principios:
Si a la vida; si a que el hombre y la mujer sean tratados en igualdad de condiciones; que el hombre no sólo colabore sino que sea cotitular de las tareas de la casa. Y que si no se quieren tener hijos, que se tomen medidas anticonceptivas tanto el hombre como la mujer, pero una vez concebido un ser humano, no a su muerte, porque el que defiende el aborto, y quiero creerlo de esta manera, es que no ha visto cómo se defiende la criatura en el feto para evitar su desaparición.

el berto dijo...

Si duda es un tema muy delicado, parece que contrapones el positivismo con el iusnaturalismo, efectivamente una sociedad no puede erigirse sin principios ya que se podría “legalizar”, violaciones a los derechos humanos –aunque en los últimos tiempos se está construyendo un paraguas jurídico de carácter supranacional vía TEDH, o Tribunal Penal Internacional.

Si no estamos hablando de ley, no podemos objetivar nuestra posición jurídicamente, y al situarnos en el terreno de los principios las arenas son mas movedizas, hay un sector de la población que entiende que a partir de la concepción se genera una vida, y otro que en combinación con la defensa de la libertad de la mujer, y en supuestos justificados admite que ese bien pueda ser “interrumpido”, dentro de unos límites.

Yo personalmente considero que la actual consideración normativa es adecuada, lo que no lo es, es su absoluta falta de control, se ha visto estos días, el procedimiento destinado a salvaguardar que la interrupción voluntaria del embarazo se realice dentro de los supuestos es inexistente, convirtiéndose en una mera formalidad, y en la práctica se puede decir que aborta quien quiere.

Negativo es también su uso político se comentaba estos días que Chaves, proponía financiar e incentivar esta práctica en la red sanitaria pública:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Chaves/propone/unidades/especificas/practicar/aborto/centro/publicos/elpepusoc/20071219elpepusoc_4/Tes

Se da el mensaje: aborten señores, que esta de oferta, abortar es bueno..

He dicho.

Carlos56 dijo...

Estimado José Enrique:

El desafortunado tema que tratas en este mensaje afortunadamente se ha puesto de actualidad. Parecía que se había alcanzado un statu quo. Creíamos haber entendido que la vida era un bien, un derecho de todos y que sólo cuando entraban en colisión con el derecho a la vida de la madre (esto entendido de una forma amplia) se procedía a una despenalización (se declaraba como no punible), algo que no dejaba de ser un delito.

Así las cosas, nos encontramos con que España ha rebasado ampliamente el millón de interrupciones voluntarias, que países con legislaciones de aborto por plazos nos remiten a las mujeres que han superado estos plazos, que seres absolutamente viables fuera del seno materno son desmembrados y pasados por una trituradora… y nos preguntamos qué está ocurriendo.

Claramente los hechos han superado las previsiones legales… ¿o de hecho la previsión era superar la legalidad? El documento siguiente parece que hecha alguna luz sobre la actitud de los llamados “padres de la constitución” y de la Iglesia Católica.
El aborto y la constitución

De él quisiera llamar tu atención al siguiente párrafo “ Pocos saben que la sentencia del Tribunal Constitucional 116/1999, de 17 de junio afirma que "los no nacidos no pueden considerarse en nuestro ordenamiento constitucional como titulares del derecho fundamental a la vida".

Quisiera conocer tu opinión, pues me parece entender que barre de un plumazo la sentencia 53/1985 a la que tú haces referencia. Y esto me deja perplejo, pues quedaría claro que en temas constitucionales una sentencia negra con otra blanca se lava. Y esto me deja aún mas perplejo, pues de ser, así nos encontramos en un sistema democrático en el que las normas más básicas se pueden estar re-escribiendo, una y otra vez, sin que parezca que la ciudanía nos sintamos en absoluto concernidos. Y esto… me lleva a negras consideraciones:

Dado que el Constitucional no está formado por magistrados pertenecientes a la carrera judicial, que son elegidos por el legislativo entre licenciados en derecho, sin que esté claro cuáles son objetivamente sus especiales méritos,… ¿estamos ante un eventual golpe de estado permanente por parte del stablismen?

Espero no haber cargado demasiado las tintas. Pero obviamente esta sentencia permite la aprobación de una ley de legalización del aborto por plazos, que con la anterior era absolutamente imposible, y todo reinterpretando la Constitución sin que los ciudadanos hayamos sido tan siquiera informados y mucho menos llamados a pronunciarnos.

Suponiendo que mis consideraciones fuesen acertadas, y quisiera que no, una última cuestión, hasta donde tú conoces la oferta de modificación constitucional del PP, ¿afronta esta cuestión en alguno de sus aspectos?

Un cordial saludo. Carlos56.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#carlos56# No he tenido la oportunidad de leer la Senentencia del 99, pero en el aspecto que comentas es idéntico a la Sentencia por mí mencionada, ya que en ninguna de las dos se afirma que los no nacidos tienen derecho alguno, ya que sólo se es titular de los derechos cuando se nace. Otra cosa es que la vida sea un bien jurídicamente a proteger, como es el caso de los fetos.

En cuanto a los magistrados del TC, he de decir que para poder ser magistrado del TC tiene que concurrir en el candidato una serie de requisitos, entre los que se encuentra ser un juristas de reconocido prestigio, así dice el art. 159.2 CE: "Los miembros del Tribunal Constitucional deberán ser nombrados entre Magistrados y Fiscales, Profesores de Universidad, funcionarios públicos y abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con mas de quince años de ejercicio profesional". Es decir, que cualquier licenciado en Derecho no puede ser suceptible de ser nombrado magistrado del TC, como es mi caso.

Para opinar sobre si esa Sentencia permite o no una legislación más "progresista" tendría que leerla con detenimiento. Pero, por lo que has comentado, en absoluto, puesto que sobre esa misma base se pronunció el mismo Tribunal en la Sentencia anterior.

#el berto# El derecho a la vida es un derecho para ti que se pueda discutir. Sigo creyendo que el Derecho a la vida es lo más importante de cualquier ordenamiento jurídico.

Carlos56 dijo...

Estimado José Enrique:

Gracias por tu contestación. La lectura de la página que te había enlazado me había indignado y creo que se me “calentó el teclado”. Te ruego que interpretes todo el texto en ese contexto.

He buscado directamente la sentencia y la he encontrado en:
http://www.aeds.org/jurisprudencia/constituembrion.htm

En los fundamentos jurídicos, punto 5, párrafo cuarto, se puede leer la frase “los no nacidos no pueden considerarse en nuestro ordenamiento constitucional como titulares del derecho fundamental a la vida”. Pero si se lee todo el párrafo se observa (o al menos así lo parece) que para nada se ha modificado la situación anterior, pues las obligaciones del protección del Estado hacia nascituri para nada se modifican.

Buscando una diferencia entre nascituri y nasciturus (pues mi latín evolucionó al castellano antes de que me diera cuenta) me he encontrado otro párrafo curioso en:

http://www.fundacionvida.net/index.php?Itemid=52&id=64&option=com_content&task=view

Es pertinente señalar, con todo, que el TC no está sometido a su propia Jurisprudencia, la cual puede variar, aunque rara vez lo haga; sólo lo está a la CE y a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional; . Esto de ser cierto daría lugar a que mi consideración, de que una sentencia del Constitucional la puede remover otra del Constitucional, era correcta aunque supongo que no exactamente en los términos en los que me pronuncio.

Dejo para más adelante la investigación de cómo se realiza la valoración de la reconocida competencia. Por ejemplo ¿quién decide, pongamos dentro de un par de años, que la competencia del Sr. Fernández Bermejo está reconocida?

Reconocido por la atención, sigo con interés tus consideraciones.

Un cordial saludo, Carlos56.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Carlos54, en primer lugar, gracias por dejar tus apreciaciones en mi blog.

En segundo lugar, no te preocupes porque sé que hay mucha gente que no sabe de cuestiones jurídicas y por eso, en la medida de mis posibilidades, informo de la realidad de nuestro ordenamiento jurídico. Y entiendo que te enfades porque yo también me enfadaba antes de entrar en la Facultad cuando veía en la televisión informaciones sobre sentencias judiciales. Y me enfadaba porque, desde mi otrora ignorancia, no entendía por qué los jueces resolvían cde esa manera. Como el caso de las 70 puñaladas no constituye ensañamiento, que me cogí un cabreo sordo, pero cuando estudiaba Penal II y ví que para que exista ensañamiento es necesario que el agresor prolongue innecesaria e inhumanamente el dolor a su víctima, y es cuando entendí la sentencia de ese juez.

En cuanto a las sentencias del Constitucional, no es que remueva las anteriores, sino que el Tribunal puede cambiar su doctrina o jurisprudencia, no significa que los asuntos resueltos anteriormente tengan que juzgarse con respecto a la última doctrina, o que si una ley fue declarada inconstitucional en una sentencia precedente por una posterior vuelva a recuperar su vigencia. Lo único que ocurre es que interpretan la Constitución y el Bloque de la constitucionalidad conforme a lo que entiende actualmente.

Por último, no entiendo muy bien lo que has querido decir de la competencia. Y tampoco entiendo qué tiene que ver Bermejo.

Muchas gracias

Carlos56 dijo...

Estimado José Enrique:

Gracias por tus oportunas aclaraciones. En relación a tu último párrafo, paso a explicarme:

A veces la ironía y los juegos con las palabras no son afortunados, y eso ha ocurrido en mi anterior intervención.

Decías en una primera contestación: “…todos ellos juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional.

Con mi ironía quería manifestar que el concepto “reconocida competencia” no me parecía en absoluto objetivo… y para ello proponía como imagen que un ex ministro de justicia (cuando lo sea este Sr. Bermejo) podría ser un jurista de reconocida competencia para el partido que lo nombro, mientras que el resto del país nos echaríamos las manos a la cabeza. A pesar de todo, en ese intercambio de cromos entre partidos que parece que es el nombramiento de magistrados del Constitucional, podríamos encontrar con nombramientos como el de este hombre u otros similares.

Con esto donde quiero llegar es que me sentiría más tranquilo si estos nombramientos fuesen el resultado de una carrera reglada en la que el factor de discrecionalidad política no fuese tan desproporcionado.

Un cordial saludo. Carlos56

Anónimo dijo...

A Don Mariano Fernández Bermejo, le veo un "fondo bonachón".......

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

CArlos56 es verdad que es, en cierta manera, subjetivo apreciar que un jurista es de reconocida competencia. Pero el margen de que se incluya un Bermejo depende de los dos elegidos por el gobierno, porque los demás depende de lo que pacten las dos fuerzas mayoritarias.

filomeno2006 dijo...

La peor actuación de Bermejo, a mi modo de ver: la demanda civil presentada en 2003 contra el entonces Ministro de Justicia, Don José María Michavila.......¿Se habrá arrepentido de presentar esa demanda, luego desestimada?

el berto dijo...

No es que el derecho a la vida se pueda discutir, es que el Derecho está obligado a regular a partir de qué punto una persona puede considerarse valga la redundancia persona o sujeto digno de protección, igual que regula cuando una persona puede considerase muerta, es necesario por seguridad jurídica, lo que se discute es como se plasma ese derecho a la vida jurídicamente y hasta donde ha de ser protegido penalmente.

Evidentemente la vida constituye el presupuesto para el resto de derechos, libertad, etc… de igual manera creo que se debe de regular la muerte, los cuidados paliativos, etc..