viernes, 17 de junio de 2016

PODEMOS: PARTIDO NUEVO, FORMA VIEJA DE HACER POLITICA

Los que me conocéis sabéis perfectamente cómo concibo la política, como un ejercicio honesto de un servicio público, de hecho visteis que, como candidato a la Alcaldía de Piloña por Unión Piloñesa, llevamos nuestro programa electoral al Notario comprometiéndonos a cumplir un mínimo del 60% del programa electoral si teníamos responsabilidades de gobierno, y de no cumplirlo la consecuencia es que no nos volveríamos a presentar. Y esto lo hicimos porque consideramos que el programa electoral es un contrato con los ciudadanos, asumiendo, por otro lado, que, por distintos factores, no puedes cumplirlo al 100%, ya sea por necesitar pactos o por la situación financiera de la propia Administración, de ahí que nosotros presentamos un programa realista.

Tal vez si hubiésemos actuado como lo hacen los demás partidos, prometiendo lo que la gente quiere oir, aunque no fuera realizable, u ocultar a la opinión pública los posibles pactos, podríamos haber obtenido mejores resultados. Al final nos quedamos con casi el 4% de los votos, pero si puedo decir que prefiero no salir elegido, que hacerlo con mentiras. La mayoría de los políticos no puede decir que han sido elegidos sin haber mentido u ocultado información a los votantes.

 ¿A qué viene esto? Pues al fenómeno Podemos, que no es otro partido que, aprovechándose de la indignación de la gente, indignación con sobrados motivos, pese a decir que vienen a regenerar la vida política, están aplicando la misma, eso sí, hay que reconocerlo, de una manera muy inteligente. Así a modo de ejemplo, todos nos acordamos de cómo nos vendían los famosos Círculos, que iban a ser la piedra angular de la toma de decisiones. Después de dos años, ¿alguien sabe que han sido de ellos?

Por otro lado, ¿os acordáis de que Pablo Iglesias afirmó antes del 20 D que no iba a ser el Vicepresidente de nadie? Entonces, ¿a qué vino eso de pedir la Vicepresidencia para él? Aunque sinceramente, he de decir que no mentía antes de las anteriores elecciones, él no quería serlo y no lo propuso porque lo quisiera ser, sino porque se encontraba dentro de su estrategia de forzar las siguientes elecciones en donde tenía planeado dar el famoso y cacareado sorpasso. Sobre esto ya lo comenté el pasado 14 de enero en mi facebook.


Luego está su campaña de desprecio hacia el PSOE, como lo habéis visto, Pablo Iglesias lo está ningueando, incluso ha llegado a decir que Pedro Sánchez sería su Vicepresidente. Por no olvidarme de ese programa electoral, formato IKEA, en el que lleva propuestas que sabe perfectamente que no son realizables, como pretender gastar adicionalmente otros 60.000 millones de euros, algo que sabe perfectamente que Bruselas no se lo va a permitir. Una cosa es moderar el compromiso de déficit y otra aumentarlo descaradamente, y más cuando ya España ya ha sobrepasado el 100% del PIB en deuda.

Por otro lado, está su presunta preocupación por la corrupción. En esta captura de pantalla, vemos al Sr. Echenique quejándose de que durante el Gobierno de Aragón, presidido por Marcelino Iglesias, desfalcó 200 millones de euros. Y además dice "Y Marcelino en el Senado".


 Si, Marcelino, en el Senado, como senador designado por las Cortes de Aragón, después de firmar un pacto con el PSOE que le sirvió para darle la Presidencia del Gobierno. Si tanto le preocupa que Marcelino esté en el Senado, ¿por qué no lo vetó en las negociaciones que mantuvo con el socialista Lambán?. ¿Nos va a contar que es un caso nuevo? No nos venga con esas porque ya estaban imputados antes de las autonómicas. Bien podía haber exigido la cabeza del Señor Iglesias (Marcelino).

En fin, estos y otros muchos datos más, confirman que Podemos está perpetrando un engaño masivo a la gente. Se ha convertido en un partido de la casta.

Twitter @jecarrerob