miércoles, 5 de enero de 2011

SEGUIRÉ AFILIADO EN EL PP DE ASTURIAS Y SEGUIRÉ ACTUANDO CON LEALTAD

En todo el lío montado por la elección del candidato a presidir el Partido Popular, con colección de ataques personales y marcha del partido de Francisco Álvarez-Cascos, que, como se ha visto, no marcha solo, y creo que el goteo de bajas no va a cesar (incluso va a haber militantes que voten el 22 de mayo a Cascos, que eso lo tengan por seguro). Ante todo esto, desde el partido se empeñan en decir que lo más importante es el partido, y sintiéndolo mucho no es así. Porque lo primero es, o debería ser, servir a los ciudadanos, luego el partido en el que se milita, si se decide militar en alguno. Esta idea la tengo desde que me afilié en 2001 y la mantengo hasta la fecha. Y en la militancia dentro del partido, y así lo haré hasta que siga afiliado, se ha de actuar con lealtad, y la lealtad no significa decir amén a lo que diga el jefe o reírle las gracias, sino en decirle la verdad, en dar la sincera opinión de cómo se están haciendo las cosas, porque es la mejor manera de rectificar los errores que se hayan cometido y ser cada vez mejores y no aspirantes al mejor mediocre. En efecto, un líder debe estar bien acompañado por personas leales que no le digan qué guapo eres o qué bien haces las cosas todo el día, sino en serle completamente sincero en todas las manifestaciones, aunque no gusten. Por eso, y porque quiero que mi partido gane las próximas elecciones lo que se debe hacer es:

1º Dar por finiquitado el tema de Cascos y pasar página cuanto antes. Porque cuanto más se centre el Partido en cargar las tintas contra el exministro y sus seguidores, más bajas va a haber y más votos se van a perder y, por lo tanto, más fácil se lo dejaremos al PSOE.

2º Dejar que Isabel Pérez-Espinosa, la candidata oficial, empiece a organizar su equipo y hacer campaña sin más dilación y que empiece a demostrar que la palabra renovación no es un mero eslogan, sino más bien en una manera de hacer política que lo perciban los ciudadanos.

3º Para empezar a dar signos fehacientes de renovación se precisa ESCUCHAR a los ciudadanos, hablar menos y escucharles más para saber cuáles son sus inquietudes, sus necesidades y sus problemas. Hacer, en otras palabras, política en la calle. Porque cuando se hace esto, se acaba llegando a tener complicidad con los ciudadanos, se incrementan las ganas de querer ayudarles y eso se recompensará en las urnas. Mientras que no se salga del círculo vicioso de los discursos prefabricados, del núcleo de amigos y compañeros y de toda la parafernalia que rodea a la clase política, cualquier intento de vender la renovación, va a fracasar, porque los ciudadanos verán que son exactamente lo mismo. Como ya he escuchado en numerosas ocasiones: “el mismo perro pero con distinto collar” o “son todos lo mismo”.

Dicho esto, y aunque por mucho que diga ahora no va a servir para cambiar el pasado, pero sí para no repetir en el futuro los mismos errores, si el partido hubiese escuchado más a las bases en lugar de obsesionarse con los estatutos (que, por cierto, para cuando se quiere, se interpretan con demasiada flexibilidad), no estaríamos ahora en la delicada situación en la que nos encontramos. Y si la dirección del partido no se da cuenta, se pueden llevar un buen susto en mayo.

Publicado como carta al director en la edición digital de La Nueva España de 5 de enero de 2010 con el siguiente título: Aprender de los errores.

10 comentarios:

ARCENDO dijo...

Como siempre, una decisión ecuánime y meditada que te aplaudo, aunque a mí, este pp, tan centradito, cada vez me gusta menos....
Aprovecho esta ocasión, para felicitarte el año, y desearte muchos éxitos y esperanzas cumplidas en los próximos 365 días.
ABRAZOS.

Auro dijo...

Me parece una exposición tremendamente coherente y bien argumentada. Felicidades. La única pega: no digas "Partido" con mayúsculas. No sé a ti pero a mí me suena al "Partido" de 1984.. :(

Piru dijo...

Te felicito por tu claridad, pero casi has dado todos los argumentos para no militar en tu partido.
Por coherencia, hace tiempo que deberíais haber echado a Rajoy, y así no tener que obligar a tanta gente a votar, como dicen ellos, con la nariz tapada.
¡Feliz Año Nuevo!

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#arcendo# Muchas gracias por tu comentario e igualmente que tengas un feliz año.

#auro# Muchas gracias por tu comentario. Lo de las mayúsculas, es por seguir la corriente a la RAE, hasta cierto punto, con su nueva gramática, ya que hay que escribir rey, ministro, diputado... con minúsculas puesto que no son nombres propios.

#Piru# Puede que tengas razón, pero si quieres intentar mejorar este país, hay que estar afiliado a algún partido, y pretender buscar el partido perfecto va a ser imposible. Lo que se puede hacer es intentar cambiar a mejor el partido en el que se está. Fundar otro partido, tal y como está configurado nuestro sistema político, es muy difícil que prospere. Pero tampoco quiero que la gente vote con la nariz tapada a mi partido, sino que vote convencido que es el mejor partido de todos, no el menos malo o el mal menor. Quiero la gente vote en conciencia.

Igualmente feliz año nuevo.

Anónimo dijo...

En reciente entrevista en el diario ABC, Luis Carrero Pichot recuerda que una mañana de verano de 1969, desayunando en El Escorial, su padre, el Almirante Carrero Blanco le dijo que había enviado una carta de dimisión al General Franco, porque no podía estar en un gobierno donde estuviera determinada persona (¿Manuel Fraga IRIBARNE?). Franco decidió cesar a Fraga IRIBARNE en octubre de 1969........
En el año 2001 se incorpora como miltitante de base al Partido Popular fundado por el mencionado Manuel Fraga IRIBARNE, un nieto del fallecido Almirante Carrero Blanco........
¿Qué pensará desde lo Alto.......?

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#anonimo# Lo más importante es servir a tu país y en estos momentos la mejor manera de hacerlo es en un partido político, y el partido político elegido debe ser aquel en el que tengas más planteamientos ideológicos en común. Yo no me afilié al partido popular por Manuel Fraga, me afilié al partido que en ese momento presidía José María Aznar, un partido que fue refundado en el famoso Congreso de Sevilla, y que ideológicamente es distinto a la Alianza Popular de Manuel Fraga.

Por otra parte, antes de echarme en cara lo que debe estar pensando mi abuelo, sería conveniente que le conociera, porque de hacerlo sabría que era una persona bastante pragmática, por ejemplo apostó por la alianza con EEUU, antes que por recuperar Gibraltar como pretendía el Ministro de Exteriores Castiella; apostó por el actual Rey Juan Carlos sabiendo que él iba a traer la transición democrática a España... Y siendo monárquico sirvió a la II República hasta 1936.

Kike dijo...

Has dicho literalmente "Para empezar a dar signos fehacientes de renovación se precisa ESCUCHAR a los ciudadanos, hablar menos y escucharles más para saber cuáles son sus inquietudes, sus necesidades y sus problemas."

Hombre, se me viene a la cabeza que puestos a ESCUCHAR, habría que empezar ESCUCHANDO a los 7 mil militantes que han pedido la vuelta de Cascos. Esos militantes, a su vez, dan voz a otros tantos miles de asturianos que reclaman su vuelta.

No sé tus razones para no dimitir e irte con Cascos. Pero intentar justificar lo injustificable suele ser complicado (lo sabrás tú bien, que eres abogado).

Que Cascos tenía que ser el candidato es más que obvio y el PP se va a meter un tortazo en Asturias de campeonato. Y te lo dice uno de Gijón. Un saludo!!

PD: un poco de autobombo, dejo el link del artículo que escribí al respecto hace nada, por si a alguno le interesa otro punto de vista.

http://eraseunavezunprogre.blogspot.com/2011/01/el-pp-ligero-de-cascos.html

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#kike# Como habrás podido leer al final del artículo dije que si el partido hubiese escuchado a las bases desde el principio, no estaríamos en la situación tan delicada en la que estamos.

¿Por qué no abandono el PP? Porque me afilié a un partido nacional en 2001, y pese a mi experiencia en la organización, no lo he abandonado hace tiempo. Aunque, como bien apuntas, el PP se la va a pegar en las autonómicas, ¿tendremos que quedar gente en este partido para impulsar la reunificación que se tendría que producir después del 22M cuando ocurra lo que parece que va a ocurrir?.

El Berto dijo...

No sé qué habremos hecho los Asturianos para merecer los políticos que tenemos además de votarlos, están los malos (el PP) y los peores (el PSOE), tal como están las cosas lo mejor para Asturias es casi un tercer partido regionalista como el de Revilla o incluso ya hasta un nacionalista antes que esto…

El PP lo único que ha hecho en Asturias es reírse de los asturianos nombrando al Ovidio candidato, vivir de la política y escupir hacia arriba que eso se le da muy bien, ya lo hizo con Sergio marqués, ya lo hizo con sus guerras en Gijón, lo hizo hace poco con Morales, y lo ha hecho ahora con Cascos.

Pues nada si Rajoy no la caga (que la cagara), el PP podrá llegar a hacerse con Andalucía, Baleares y demás y quedara Asturias como reducto irreductible del PSOE con sus IDEPA y demás chiringitos.

Gracias PP, Gracias Rajoy y Gracias Cascos.

PD: no me extrañaría nada que en el 2015 el PP volviera a presentar a Ovidio Sánchez como candidato en Asturias.

Mike dijo...

Te dejo un regalo en mi blog. Sin normas ni obligaciones. Feliz 2011.

http://elrepublicanodigital.blogspot.com