lunes, 15 de septiembre de 2008

TAURINOS Y ANTITAURINOS

El pasado sábado el programa de T5, La Noria, otra vez vuelvo a hacerme eco de su contenido, debatió, con el apoyo de 6 contertulios, sobre el supuesto maltrato que sufren los toros, mezclando, como no, las corridas de toros con ciertas fiestas patronales que no tratan muy bien, como dice Sánchez Dragó, al animal totémico español. Y, como no podía esperarse otra cosa, tuvo cabida la demagogia e intolerancia en la defensa de las posturas de algunos tertulianos.

Vaya por delante que no soy, para nada, aficionado a las corridas de toros, porque no he sido educado en el amor a la tauromaquia, y por eso nunca he ido a una plaza de toros ni, por supuesto, probablemente tampoco iré, y menos pagando, aunque alguna vez vi algo en la Televisión. Pero que no me guste no significa que no respete a los que pagando su entrada acuden a los cosos taurinos y más cuando tienen argumentos como los que expusieron el otro día y que, a diferencia de otros, respetan a los que no nos gusta esta fiesta.

En efecto, el pasado sábado defendiendo las corridas de toros estaban Sánchez Dragó, Terelu y Jaime Ostos, personaje al que no le tengo ninguna simpatía, demostraron un mayor grado de respeto y tolerancia que el que exhibieron los tres contrarios a esta fiesta nacional, empezando por el impresentable Juan Adriansen, el jeta de Jimmy Jiménez Arnau y una veterinaria de cuyo nombre no me acuerdo. Los primeros esgrimieron argumentos como no se debe comparar la tauromaquia con esos espectáculos bochornosos de ciertos pueblos, que, por ejemplo, ponen antorchas en los cuernos del animal y que, lógicamente, ellos estaban totalmente en contra; que de suprimirse las corridas, desaparecerían los toros de lidia, así como las dehesas donde pastan; mencionaron un estudio científico diciendo que el toro en una corrida no sufre por los efectos de la adrenalina, a diferencia de lo que ocurre con los son sacrificados en el matadero,... A lo que yo añado que no es, como algunos dicen, un linchamiento del animal, sino, todo lo contrario, una lucha entre el hombre y el animal, en donde lo mismo que puede morir el toro puede tener el mismo destino, y de hecho ha ocurrido, el torero.

En cambio, los antitaurinos no mostraron sus mejores bazas en el mencionado lance, incluso la veterinaria, quedó en un segundo plano por las intervenciones de sus dos compañeros, que predominaban más por hacer más ruido que otra cosa. El primero de ellos, el Sr. Adriansen, con su habitual enojo con el que le lleva la contraria, se centraba en que era un espectáculo público que lo distinguía de cuando iba el animal al matadero y, por así decirlo, el toro era un invitado forzoso. Uno con este tipo de argumentos descubre que el problema no es que el animal no sufra ningún tipo de maltrato sino que lo reprobable era que es un espectáculo público. Lástima que, en coherencia con esa tesis, no le hayamos visto bramar, principalmente, contra las películas bélicas, sobre todo las de última generación, en las que predominan los efectos visuales de desparramar las vísceras. Pero vayamos a cosas más reales ¿alguno de estos antitaurinos se ha quejado alguna vez de que la prensa española, sobre todo los reporteros gráficos y de TV, tienen esa manía morbosa de grabar imágenes de restos humanos, como ocurrió cuando algunos diarios pusieron cierta foto del 11M como portada? Porque, de ningún modo, se puede justificar poner imágenes tan desagradables como un cuerpo humano destrozado. Por lo tanto ¿Dónde está la coherencia? El segundo argumento era que el toro era un voluntario forzoso. Se puede calificar de media verdad, porque el toro no está obligado a cargar contra los toreros y si es un toro manso no se le lidia. En cuanto a Jimmy Jiménez Arnau, qué se puede decir de un señor que es un cantamañanas que se ha dedicado a vivir de la familia Franco y que no tiene reparo alguno en humillar a quien puede, como la ex concursante de Operación Triunfo, Esther. Si al menos hubiese dicho algo serio, pues me molestaría en dar mi opinión.

En cuanto a la médico veterinaria, y con el respeto debido a una profesional, no ha estado muy afortunada cuando intentó salir airosa del estudio científico alegado por Sánchez Dragó. Ella intentó descalificarlo diciendo que, aunque era de una Universidad madrileña, no era un estudio aceptado por toda la comunidad científica. La pregunta que me surge es ¿hay algún estudio aceptado por la comunidad científica de que los toros sufren en la corridas de toros? Si no lo hay, creo que no se puede sostener científicamente que los toros sufren en las corridas, con lo que la afirmación de torturas y sufrimiento de estos animales es, al menos, discutible.

Por último, quisiera rematar la faena, llamándome la atención que muchos de los que son antitaurinos, tienen la cualidad de ser pro abortistas. Esto, siendo muy amables, es paradógico, pero diciendo la verdad es puro cinismo. ¿Cómo se puede, por un lado, defender los derechos de los animales, indignándose cuando se tortura un animal, y mirar para otro lado cuando el feto, que es un ser humano vivo intenta escapar del instrumental médico pero que se encuentra limitado por la placenta? ¿No han visto nunca una ecografía de un aborto? Pues deberían, si realmente son coherentes con sus ideas.

41 comentarios:

Draco dijo...

Oye, ¿Pues sabes que pones muchos dedos dentro de las llagas?

A mi lo que me dan pena son los salmones cuando los sacas del agua, los ciervos que caza Bermejo, y los pobres linces que tienen que aguantar a Zapatero todos los años en su territorio.

¡Prohibamos la pesca, la caza, y las vacaciones de zETApé!

(Luego pienso algo más que se pueda prohibir) :D

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Yo no sé si los argumentos que utlizaron los pro corridas son ciertos en cuanto a ciertos datos como el sufrimiento de los animales, pero yo si fuera juez, me daría más crédito a sus opiniones que a los antitaurinos de la mesa.

Es verdad, también sufren esos peces cuando se les pesca como deporte, aunque luego los devuelvan al mar. Debe doler mucho que le metan en la boca un anzuelo.

Pero lo que si me parece detestable es el completo desprecio que tienen a la propia vida humana, como es la de los fetos, y en cambio sean fervientes defensores de los derechos de los animales.

¿que haya molestado a gente? Pues que se le va a hacer, ejerzo mi derecho constitucional de libertad de expresión. De todas maneras tienen dos opciones algunos aludidos de otros artículos de este blog, como Sopena, Maria Antonia Iglesias, Garzón, De le Encina...:
1º Rebatir mis argumentos, si es que pueden.
2º Aguantarse.

Víctor Manuel dijo...

Los toros de Covadonga para abajo, en el norte nunca los hemos querido. Una de las consecuencias del divergente desarrollo económico, social y cultural entre regiones españolas. Personalmente respeto la tradición pero no me gustaría estar en el lugar del toro, y por supuesto no se me ha perdido nada en una corrida. En cuanto a comparar los toros con el aborto creo que es como comparar a los niños desnutridos del Africa con la hora del desayuno.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Victor Manuel, en primer lugar, me alegro de volverte a ver. En segundo lugar, en qué te basas para decir son dos cosas incomparables, qué argumentos utilizas para decir eso o vas a salir cuando me faltastes al respeto cuando dije que el Estado no debe enseñar ni siquiera los valores que se desprenden de la propia Constitución, por cierto, viendo que te sigues negando a leer mi artículo sobre el tema, aporto literalmente sentencias del Tribunal Constitucional.

Pero volviendo al aborto, que yo sepa el feto es tan ser vivo como cualquier toro al que tanto se le pretende proteger. ¿O es que vas a negar que es un ser vivo? ¿Viste alguna ecografía en el que el feto intenta escapar del instrumental médico? Yo sí.

Víctor Manuel dijo...

Joder Jose entoavía no he leido tu artículo pero lo haré con tiempo para intentar enrrollarme con la respuesta. Estoy muy cansado por que estoy currando por la noche. Te podría dar 1000 diferencias aborto-corridas de toros, por ejemplo que nadie acude masivamente previo pago a ver como el feto combate contra el instrumental del médico. No sé Jose, puestos al tema cualquiera pensaría que también estás a favor del proyecto Gran Simio.

Ruby Marmolejo dijo...

'Por último, quisiera rematar la faena, llamándome la atención que muchos de los que son antitaurinos, tienen la cualidad de ser pro abortistas. Esto, siendo muy amables, es paradógico, pero diciendo la verdad es puro cinismo. ¿Cómo se puede, por un lado, defender los derechos de los animales, indignándose cuando se tortura un animal, y mirar para otro lado cuando el feto, que es un ser humano vivo intenta escapar del instrumental médico pero que se encuentra limitado por la placenta?'

Claro josé, ¿como se nos ocurre a los antitaurinos criticar la cruel matanza de animales en pleno siglo 21?

Por cierto, respetando tus supercherías morales, pero creo que te estás pasando dos pueblos al calificar a un feto como un ser humano.

¿En qué código penal de cualquier país civilizado viene eso? Tienes pinta de empollón, te invito a que lo busques.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#victor manuel# Pues mira que tuviste tiempo de leerlo, porque hasta te puse el enlace para que pudieras leerlo, no lo hiciste y luego te lo volví a recordar.

El feto se puede matar por el hecho de que no sea un espectáculo, pues nada, tampoco eran los campos de concretación y los gulags espectáculos públicos y lo que hicieron allí estaba tremendamente mal. Por otra parte, en cuanto a lo que sea reprobable por ser un espectáculo público, creo que en el propio artículo ya hice referencia en el artículo. Estaría bien que lo leyeses todo.

#Ruby marmolejos# No sé por qué, pero tenía la idea de que no ibas a resistirte la tentación de entrar en mi blog y dejar un comentario.

Primero, dices que un ser vivo el feto, no sé de dónde sacaste esa barbaridad, y ahora dices que no es un ser humano. Entonces qué es ¿un gorila, un perro o qué es? El feto es un ser un humano como el feto del canguro sigue siendo un canguro que sale del vientre de la madre y se mete en la bolsa hasta que se terminar de acabar su gestación. Con otras palabras el feto es humano porque sus genes son humanos. Es un ser vivo humano y eso es indiscutible. Pero me de la sensación que lo confudes con la condición de persona que se adquiere conforme al art. 30 del CC (Código Civil).

Chimichurri dijo...

Para empezar no he visto el programa, de hecho me niego a ver un programa en el que a veces se den temas importantes y en otros cosas con puro morbo mediático, no voy a hacer más comentarios al respecto.
Por segundo comentaré los argumentos que has sacado del programa o alguno propio que he visto en el texto. Por tercero argumentaré desde un punto de vista que se supone que es el correcto y que es el que usa casi todo el mundo en el siglo XXI, un punto de vista moral.

``mencionaron un estudio científico diciendo que el toro en una corrida no sufre por los efectos de la adrenalina´´
Dudoso estudio, pero aún siendo verdad ¿no estamos hablando también del afecto moral que supone para un humano clavarle trozos de hierro a un animal en el lomo? Vamos, porque moral o ético no creo que sea...
``A lo que yo añado que no es, como algunos dicen, un linchamiento del animal, sino, todo lo contrario, una lucha entre el hombre y el animal, en donde lo mismo que puede morir el toro puede tener el mismo destino, y de hecho ha ocurrido, el torero.´´
Ah claro, si una manada de toros se droga, te encierra en un ruedo, te grita y ataca, por supuesto que es una lucha en la que uno puede tener el mismo destino que el otro. Y por otra parte...por Dios, que estamos hablando de la superioridad intelectual de los humanos sobre los animales, está claro que un humano no ataca a un toro así por instinto de superviviencia como lo hace el animal.
``¿alguno de estos antitaurinos se ha quejado alguna vez de que la prensa española, sobre todo los reporteros gráficos y de TV, tienen esa manía morbosa de grabar imágenes de restos humanos, como ocurrió cuando algunos diarios pusieron cierta foto del 11M como portada?´´
¡Ya ves! que cabrones, tampoco han comentado nada sobre los campos de concentración de Corea del Norte o sobre la secuales de la guerra civil en Sierra Leona.
Y personalmente, si no te da asco, mirando desde el punto de vista moral, el que se emitan toros en TV ¿por qué te lo da la prensa española cuando publican fotos como la del 11M?

``Por último, quisiera rematar la faena, llamándome la atención que muchos de los que son antitaurinos, tienen la cualidad de ser pro abortistas. Esto, siendo muy amables, es paradógico, pero diciendo la verdad es puro cinismo. ¿Cómo se puede, por un lado, defender los derechos de los animales, indignándose cuando se tortura un animal, y mirar para otro lado cuando el feto, que es un ser humano vivo intenta escapar del instrumental médico pero que se encuentra limitado por la placenta? ¿No han visto nunca una ecografía de un aborto? Pues deberían, si realmente son coherentes con sus ideas.´´

Que fácil es mostrar argumentos taaaan objetivos. Míralo desde el lado opuesto, también hay muchos taurinos totalmente opuestos al aborto.


Todo esto enfocado desde el punto de vista moral, con el que no siempre estoy deacuerdo.

Saludos

Chimichurri dijo...

Que conste que solo es una crítica a los argumentos expuestos, que por lo visto los consideras sólidos...
Me reservo la opinión sobre los toros.

Chimichurri dijo...

Perdón por escribir tantos comentarios, pero he revisado mi primer comentario y me he dado cuenta que hay algunos errores ortográficos/mecanográficos, lo he escrito deprisa y sin revisarlo, así que si ves alguna incoherencia, que no te extrañe.

Álvaro Ortega dijo...

Yo estoy de acuerdo con las corridas taurinas, pero en desacuerdo con el maltrato que muchas veces se le hace al animal.

No se le puede incendiar los cuernos, ni hacer que el toro eche sangre por la boca.
Es una crueldad.

El maltrato tiene un límite.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

#chimichurri# En primer lugar, gracias por dejar tus comentarios en mi blog.

En segundo lugar, por la existencia de un solo televisor en casa me tengo que tragar a veces programas que no me gustan o interesan para nada.

Tercero, como dije antes, he actuado como un juez resolviendo a tenor de las pruebas practicadas en el programa, de igual manera que un juez de verdad sólo puede resolver conforme a las pruebas obrantes en autos. Por eso solo he analizado lo que dijeron unos y otros.

En cuanto al estudio, me remito a la incapacidad de rebatirlo por parte de la veterinaria que estuvo en el programa, dato del que hago constancia en mi artículo. Yo sólo soy jurista no experto en veterinaria y si veo que la experta no supo desmontar las tesis de la otra parte, yo, lo siento, pero no de esa manera puedo sostener que un estudio es falso.

Me gustaría, en cuanto a tu afirmación de que si no tengo reparos morales de ver corridas, repito lo que dije en el artículo: no me gustan los toros y no estoy dispuesto ni a verlos por TV ni ir mucho menos a una plaza de toros. Lo que no implica que, con los datos que tengo, se lo prohiba ni propugne su abolición a los que aficionados a la tauromaquia.

En cuanto a las drogas, me remito a programa, la veterinaria no fue capaz de decir eso que tú dices. Y como no conozco el tema, considero que el animal no está drogado y por eso digo lo que dije. Si están drogados que se diga...

Por último, la argumentación me parece buena pero creo que insuficiente porque le falta un dato. Esa gente no considera en el mismo plano la vida de un animal que la de un ser humano. En concreto lo considran en nivel inferior. En cambio muchos antitaurinos intentan conceder derechos a los animales, derechos que no tienen porque no son seres que puedan ejercitarlos porque,a diferencia del ser humano, no tienen el don del pensamiento. Y si tanto le importa la vida de un animal por qué tanto desprecio por la vida de un ser humano, aunque no tenga la condición de persona física, atribuida conforme al art. 30 del CC.

Repito, he intentado ser objetivo con los datos que se aportaron en ese programa.

#alvaro ortega# no me gustan los toros y mucho menos, por lo bestias que son, las salvajadas en esas fiestas populares.

suga dijo...

Me parece que es bastante peregrina la comparación ética entre el espectáculo de matar a una bestia... con la decisión privada de interrumpir un embarazo, acudiendo a los extremos previstos por la ley vigente.

Pero más que peregrina ya parece incluso beatona, si consideramos que quienes pretenden imponer sus valores morales a terceros —incluidos los hijos, o sea los nietos,— a menudo son favorables a las guerras, o a la pena de muerte.

Claro que también son pro taurinos, luego siguiendo su propia comparación —mezclando bestias con personas,— es 'comprensible' que estén a favor de las ejecuciones públicas... y ojalá les permitieran vender entradas.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Me parece bien que te parezca peregrina, pero los defensores de los derechos de los animales que sea un espectáculo público le es indiferente. Les parece igual de mal si machacan a un animal sin público. Por eso vino la comparación. Por cierto, ya que alega no los plazos de la ley, que en España no existe una ley de plazos sino tres supuestos en los que se puede abortar y uno de ellos, que es el que utilizó la famosa clínica, no tiene plazo alguno, sólo es necesario que haya peligro para la vida de la madre, cosa que no ocurre con la clínica abortista al que su director está imputado por un presunto delito de aborto. Los otros dos son que el feto vaya a nacer con taras o deformaciones dentro de los 22 meses y, el otro supuesto, que sea resultado de una violación dentro de las 12 primeras semanas.

Pero ya que alega que el aborto lo permite la ley, exactamente tres supuestos, la tauromaquia es una actividad legal.

Quiero insistir en que los antitaurinos son contrarios al maltrato animal pero por otro lado no tienen empacho en defender el aborto libre.

En cuanto a "Pero más que peregrina ya parece incluso beatona, si consideramos que quienes pretenden imponer sus valores morales a terceros —incluidos los hijos, o sea los nietos,— a menudo son favorables a las guerras, o a la pena de muerte." No entiendo que quiso decir, ¿está justificando que el Estado sea el que enseñe valores a los niños, en contra del art. 16 de la Constitución?

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Se me pasaba una cosa, el que intentan conceder derechos a los animales no son los partidarios de los toros. No es la primera vez que he visto hablar de los derechos de los animales, cuando los derechos son inherentes al ser humano. Los que les gustan las corridas de toros no consideran a los animales igual que las personas, sin embargo son los antitaurinos los que equiparan a los animales con los seres humanos.

suga dijo...

"Por cierto, ya que alega no los plazos de la ley, que en España no existe una ley de plazos sino tres supuestos en los que se puede abortar y uno de ellos, que es el que utilizó la famosa clínica, no tiene plazo alguno."

Ya, se supone que por eso mismo ha actuado la justicia. Pero en cualquier caso yo hable de la aplicación estricta de la ley... y no de la aplicación fraudulenta de la ley. Me parece que se ha confundido.

Aunque según creí entender, a usted le importará un comino si un feto tuviera un mes, u ocho de vida... porque todos son 'vidas humanas y de dios' (o algo parecido) Eso o bien es un tanto cínico, o quizás será un asunto clínico.

En fin, personalmente sospecho que a los amantes de la tauromaquia, seguro que también sentirían repugnancia si se causara intencionadamente, un aborto a una vaca. De hecho esa es la comparación obvia, a la que antes aludía.

"... cuando los derechos son inherentes al ser humano."

Por supuesto, por eso es ampliamente conocido que las empresas por ejemplo, no tienen ni derechos ni obligaciones. Menos mal que cada vez comprendo mejor... a nuestra derecha española.

"No entiendo que quiso decir, ¿está justificando que el Estado sea el que enseñe valores a los niños, en contra del art. 16 de la Constitución?"

Vaya, vaya, le veo muy jactancioso, considerando que hasta los expertos en Derecho Constitucional admiten que la misma es interpretable. En fin, intuyo cual será su especialidad en la materia.

En cualquier caso, y solo para que conste en acta, lo que yo dije fue textualmente: "imponer sus valores morales a terceros".

imponer;

1. tr. Poner una carga, una obligación u otra cosa.
2. tr. Instruir a alguien en algo, enseñárselo o enterarlo de ello. U. t. c. prnl.
3. tr. Infundir respeto, miedo o asombro. U. t. c. intr.
4. tr. Poner dinero a rédito o en depósito.
5. tr. Poner nombre.
8. tr. desus. Imputar, atribuir falsamente algo a alguien.
9. prnl. Dicho de una persona: Hacer valer su autoridad o poderío.
10. prnl. Dicho de una cosa: Hacerse necesaria, ser imprescindible. Se impone salir pronto.
11. prnl. En certámenes deportivos, ganar, vencer, superar.
12. prnl. Predominar, aventajar.

***
Donde es evidente que usted se inclina naturalmente por la segunda acepción, al 'traducir' el verbo 'imponer', convirtiéndolo por las buenas (o eso espero) en 'enseñar'... o mejor dicho imponiendo ese verbo, para entendernos mejor.

Claro que en mi opinión, confundir ambos verbos solo tendría una explicación plausible: que algunas personas entiendan la imposición, como un método pedagógico válido... como se impone un adiestramiento, a garrotazos... a cualquier animal.

(le recuerdo que el procedimiento sería legítimo y aceptable, apelando a su criterio declarado anteriormente, negando derecho alguno por parte de aquellos... y al parecer también, a los otros, si por fin los ha distinguido...)

Aunque supongo que también sentirá cierta simpatía por la quinta acepción: pues lo mismo que se impone el nombre a un hijo, por derecho irrenunciable, también se le puede imponer un nombre... al periquito.

Que curioso, ¿habré entrado en un agujero negro? ¿o será culpa del acelerador de partículas suizo?... porque tengo la inquietante sensación de acabar siempre en la misma impertinente conclusión: relacionando a las bestias con los animales racionales.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

"Ya, se supone que por eso mismo ha actuado la justicia. Pero en cualquier caso yo hable de la aplicación estricta de la ley... y no de la aplicación fraudulenta de la ley. Me parece que se ha confundido."

Lo que dije yo de que no existe ley de plazos es porque alguna persona dijo que lo había. Pero lo que estoy diciendo es criticar a esos le gusta conceder derechos a los animales y sin embargo no les importe nada la vida de un feto, que es un ser humano, y además se quejan de que la justicia aplique la ley, y por eso algunos se han autoinculpado ante el juez.

"Aunque según creí entender, a usted le importará un comino si un feto tuviera un mes, u ocho de vida... porque todos son 'vidas humanas y de dios' (o algo parecido) Eso o bien es un tanto cínico, o quizás será un asunto clínico."

¿por qué considerar que feto es una vida humana es ser cínico? No le llego a comprender qué quiso decir, por qué me llama cínico, por decir algo que es científicamente demostrado. Me gustaría que no cayese, en lo que los juristas llamamos, incongruencia omisiva.

"En fin, personalmente sospecho que a los amantes de la tauromaquia, seguro que también sentirían repugnancia si se causara intencionadamente, un aborto a una vaca. De hecho esa es la comparación obvia, a la que antes aludía."

A diferencia de lo que estoy viendo en su manera de mostrar sus argumentos, voy a decir por qué es demagógico. Y lo es porque los que son defensores de la tauromaquia consideran al animal irracional como de una categoría inferior al hombre. No comparan al toro con el hombre, cosa que si hacen algunos concediendo derechos a los animales. Por cierto, esto ya lo comenté, si tuvieras voluntad de leer lo que digo lo sabrías.

"Vaya, vaya, le veo muy jactancioso, considerando que hasta los expertos en Derecho Constitucional admiten que la misma es interpretable. En fin, intuyo cual será su especialidad en la materia."

Jactancioso no, sólo preguntaba cual era la intención de su afirmación anterior. No quiero precipitarme y atribuir afirmaciones de manera indebida. Pero, en cuanto a la interpretación de la Constitución, le voy a decir que como primer artículo de este blog es un artículo publicado en un diario de tirada regional en el que exponía la tesis vigente del Tribunal Constitucional. Recogí Sentencias que decían que el Estado no podía enseñar ningún tipo de valores, ni siquiera los propios de la Constitución, en virtud del art. 16 CE.

Sobre sus especulaciones sobre el verbo imponer y enseñar me remito al artículo antes mencionado, que si tiene interés lo puede encontrar con facilidad.

"Aunque supongo que también sentirá cierta simpatía por la quinta acepción: pues lo mismo que se impone el nombre a un hijo, por derecho irrenunciable, también se le puede imponer un nombre... al periquito." Sinceramente me parece muy poco afortunado por su parte utilizar este tipo de argumentos, porque no estoy hablando de poner nombres a nadie sino sólo he preguntado si está defendiendo que el estado enseñe valores a los niños. Lo demás es un castillo de naipes que se está montando usted solito.

Y, por último, con su agujero negro, o no se ha expresado bien o le entiendo muy mal, porque yo no he defiendo comparar bestias con personas, sólo critico que lo que quieren igualar al animal irracional con el ser humano, vean bien una cosa y mal otra.

P.D.: Apelo a su sentido común, que lo tiene, para reconducir el debate de este comentario, es decir si a usted le parece coherente que unos que defiendan la vida de las animales irracionales, no defiendan la vida humana; si los argumentos expuestos por los taurinos son buenos o malos y por qué... Aprenda de chimichurri.

suga dijo...

"Pero lo que estoy diciendo es criticar a esos le gusta conceder derechos a los animales y sin embargo no les importe nada la vida de un feto, que es un ser humano, y además se quejan de que la justicia aplique la ley, y por eso algunos se han autoinculpado ante el juez."

Para empezar la ley aludida, no es otra cosa que una excepción folklórica de la ley general. Como la Iglesia Católica disfruta de otras tantas, que además son Constitucionales. Pero si todavía tiene dudas al respecto, puede intentar 'torear' cualquier otra especie animal conocida, en algún recinto público o privado... cobrando o sin cobrar entradas.

Así que lo que se reclama es la extinción de ese carácter excepcional, en arreglo a lo que viene sucediendo con la evolución social de la humanidad. Asumiendo que ciertas costumbres o tradiciones, pierden su vigencia o privilegios de antaño, por uno u otro motivo (como la literalmente espectacular tradición del 'garrote vil', o la sentencia 'a galeras' para trabajar como animales... si retrocedemos un poco más en el tiempo)

En cuanto a los derechos de los animales, como usted precisamente comprenderá, estos ciertamente proceden del reconocimiento de los inherentes al ser humano, obtenidos junto al reconocimiento explícito de ciudadanía, desde no hace tanto tiempo... y como en su día la divisa más extendida en Europa fue el vasallaje, en virtud del "derecho divino" (Dios-Patria-Rey)...

Unos derechos que son perfectamente 'transferibles' a terceros (animales o cosas, fauna y flora)... aplicando la propiedad algebraica y transitiva... que también esta reconocida con la propia ciudadanía, pues en última instancia estos los confiere y los garantiza el Estado (de Derecho) Fíjese que incluso si le apeteciera, podría hacer heredero de sus bienes... a su mascota favorita. (y no me refiero a su hipotético hijo, añado esto último porque tengo alguna constancia de que es usted susceptible)

(por otra parte, también se pueden presentar ejemplos prácticos de esos derechos transferidos de los hombres a los animales, como los que gozan las vacas en India... o mejor dicho: las Vacas para los hindúes)

De modo que es por una facultad de los hombres libres, certificado oficialmente mediante el correspondiente quorum, el decidir si también están dispuesto a reconocer derechos plenamente legítimos a los animales, o bien el no hacerlo.

Derechos aquiridos que de ser aceptados, dejarían de ser de inmediato 'supuestos' (aunque después usted podría ejercer el suyo 'al pataleo') Aún así, todavía cabría la posibilidad de que aquella 'abyecta y cuasi diabólica' ley fuera revocada, mediante parecidos consensos... y de acuerdo a cómo el propio orden jurídico lo hubiera previsto.

Del mismo modo que si Francisco Franco resucitara mañana mismo ¡lagarto, lagarto!, y tuviera tantos seguidores como a veces parece... seguramente también quedaría inhabilitada, indefinidamente, la ley del aborto. Admitiendo para la misma una única excepción y solo para remotas circunstancias. aunque no tanto en la práctica (digamos que sería El Tenebroso Cuarto Supuesto)

Medida aplicada ejecutivamente a los fetos... pero ¡y esto sería lo más excepcional!... únicamente a los fetos con más nueve meses, muchos más por cierto. Pues como es bien conocido, el infanticidio a discreción es muy común entre las dictaduras... pues estas tratan a TODA la población cual si fueran criaturas en estado permanente. Las cuales, ¿cómo no? requieren de 'la mano dura'. Pues también es sabido que "la letra con sangre entra".

"¿por qué considerar que feto es una vida humana es ser cínico? No le llego a comprender qué quiso decir, por qué me llama cínico, por decir algo que es científicamente demostrado."

Bien sencillo: porque mientras usted califica de 'asesinos' —aunque mediante artificios lingüisticos elementales,— a quienes deciden abortar o practican los abortos... y como 'complices de asesinos' a quienes lo permiten activamente, o bien toleran pasivamente el aborto...

... pero resulta que se escandaliza cuando otros consideran meramente 'salvajes' a quienes torturan animales, o 'más salvajes' aún, a quienes acuden pagando una entrada para vitorear tan dudoso espectáculo. Aunque particularmente, me indignan más los pocos rentistas que hacen de eso, un muy lucrativo y estable negocio... que además de infecto, empobrece la economía y la imagen de TODOS los españoles.

Escogiendo arbitrariamente sus principios o prejuicios (personales o morales), y antepuestos sobre derecho publico en vigor... que por lo tanto rige para TODO el colectivo.

Por último, puedo admitir que la situación sería diametralmente distinta, si la inmensa mayoría de la población española considerase el aborto un auténtico asesinato... o una fiesta nacional el maltrato sangriento y en público de animales. Sin embargo, me gusta creer que mi opinión al respecto de ambas sería idéntica, pero que en tal caso, no me dedicaría a obligar a 'abortar' a mujeres embarazadas, contra su voluntad (para reivindicar así el pro abortismo)

... o como tampoco me inquietaría apenas por el asunto de los toros, porque el desasilvestramiento de las personas requiere cierto tiempo, a veces incluso generaciones. Quizás excepto cuando se 'imponen' los principios morales a la propia descendencia, como 'costumbre' generalizada... apelando a cualquier divino o autoritario derecho.

***
En resumen, la falsedad más capciosa de su argumento es pretender que los que asesinan o están dispuestos a asesinar a sus propios hijos... después incomprensiblemente, no admiten un trato similar contra simples animales.

Como también es rigurosamente falso que los segundos protestan por que se cause la muerte a un animal... pues entonces se manifestarían también contra las empresas que fabrican insecticidas...

Mientras tanto usted... usted dispondrá de margen de sobras para poder adiestrar o adoctrinar a su hipotético vástago, tal como se le antoje, incluso sin necesidad de recurrir a la religión para que le haga el trabajo más sucio...

De modo que será un problema estrictamente privado, si finalmente su descendencia decide pensar de forma, digamos... autónoma. Decidiendo desde su propia intimidad privada, el extremo de ejercer el derecho de abortar... y que algunos suelen olvidar a menudo que no es ninguna obligación.

Su problema entonces, sería la HIPOCRESÍA, al no admitir que su hipotético hijo dispusiera de un derecho al cual usted ha renunciado voluntariamente y por razones éticas (lo cual le permitirá sentirse muy orgulloso, además)... aunque pretendiendo que el mismo tratamiento aleccionador e intensivo, fije también el destino de su descendencia.

Pero eso me parece estupendo, sobre todo si opinase lo mismo su hipotético hijo... el problema es que usted parece dispuesto a que su hijo no pueda elegir, como presuntamente hace usted... imagino que más que nada por si se equivoca... Por eso aboga la prohibición del aborto, para impedir que nadie elija y evitar riesgos... por si el aleccionamiento moral impuesto sobre los hijos, no tuviera el éxito pacientemente esperado.

La coartada para lograrlo es bien simple: denigrar y con mucha sutileza criminalizar, a todos aquellos que no rechazan visceralmente la ley del aborto, como obviamente hace usted. Acusándoles de ser unos desalmados que ni sienten ni padecen... ¿inhumanos quizás?, lo sugiero porque quizás, eso le ayudaría verles como a simples animales... completamente ajenos a usted. Tal vez así dejaría ese feo vicio de inmiscuirse en su intimidad privada. Pero si no funcionara, aún le quedaría un último consuelo: "¡arderán todos en el infierno!"

En cambio, los sádicos que torturan animales con regularidad y periodicidad, (publicitable y publicitada), tienen pocos inconvenientes en denigrar y humillar a la inmensa mayoría de sus conciudadanos. Obligándoles a soportar y ser los cómplices involuntarios de bochornosas prácticas que solo aprecia esa infima minoría. Ademas, soportando estoicamente la nefasta reputación que les proporcionan impunemente.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

suga me permite que le conteste el lunes, principalmente porque hoy no tengo tiempo y en casa no tengo internet.

suga dijo...

Con la venia... ¡se levanta la sesion!

Pam! Pam!

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

En primer lugar, rogaría que no me atribuyese que acuso a alguien de asesinato, aunque lo intente disimular con cabriolas. Como jurista no se me ocurre acusar a nadie de asesinato si no mata a una persona cumpliendo los requisitos del art. 139 del Código Penal. Es que ni siquiera se me ocurre acusar de homicidio. Es decir que su acusación es falsa y me gustaría que rectificase porque me estaría injuriando.

Para hablar de por qué existen la legislación vigente, no especule, léase la Sentencia del Tribunal Constitucional que declaró que el feto es un bien jurídico protegible. En su Sentencia no interviene para nada la Iglesia.

Ha metido mucha paja pero no ha respondido a la cuestión elemental que se le planteaba, sólo ha tirado balones fuera. Responda a la cuestión le parece coherente que los que defienden derechos de los animales no defiendan el derecho a nacer a un ser humano, que es un feto.

Por último, vuelve a acusarme de hipocresía. Pues, aunque intente conseguirle manipulando mis palabras, no soy un hipócrita. Primero, no me gustan, para nada los toros, y segundo no concibo que un animal irracional sea igual que un hombre, porque no matamos a un ser humano para alimentarnos. Los animales están para nuestro uso y disfrute, no para nuestro abuso. La cuestión de la tauromaquia es que se demuestre científicamente que el toro sufre torturas en una corrida de toros. Si se demuestra científicamente, como no lo ha hecho la veterinaria en el programa de la noria, pues habrá que pensar en prohibirlos. Pero mientras tanto, no soy quien para impedir a nadie que se entretenga con una actividad, por ahora, lícita.

ludwig dijo...

La cuestión de la tauromaquia es que se demuestre científicamente que el toro sufre torturas en una corrida de toros.


No hay mayor ciego que el que no quiere ver.

Si a tí te parece que los toros no sufren cuando se les clava las banderillas o la estocada en el bulbo raquídeo , es que estás mas ciego de lo que yo pensaba.

Las corridas de toros no tienen ninguna justificación en un mundo presuntamente civilizado como el nuestro.

Ya sé que vosotros los letrados os ajustais a la jurisprodencia para solucionarlo todo.

En la época romana ,también existían los letrados ,y en aquella época las luchas de gladiadores estaban justificadas por la ley.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Sr. Ludwig ya sé que a falta de argumentos usted lo suple con comentarios sobre los juristas. Pero bueno, voy a contestarle:

1º Existe un estudio de una universidad madrileña que la veterinaria que acudió a La Noria no fue capaz de desacreditar. Sólo dijo que era un estudio que no estaba científicamente aceptado.

2º He dicho sufrir torturas, que no es lo mismo.

3º Comparar con los gladiadores es bastante desfortunado porque en el circo romano luchaban hombres, seres humanos, en una corrida es un hombre con un animal (el que diga que el toro en una corrida está drogado que lo demuestre, y si lo hace entonces diré que es jugar con ventaja), y, en segundo lugar, en el circo romano la lucha de gladiadores no era una tortura, sino una lucha. Tortura es "Grave dolor físico o psicológico infligido a alguien, con métodos y utensilios diversos, con el fin de obtener de él una confesión, o como medio de castigo.". Si el toro no está en desventaja, no está drogado, y está luchando contra el torero, no existe tortura. Como no existía tortura ni entre los gladiadores ni en cualquier batalla de la historia.

4º Si la próxima vez quiere ir de listo, tenga la amabilidad de leerlo todo, y de esa manera no embistes como lo ha hecho, metiendo la pata hasta el fondo.

suga dijo...

"Responda a la cuestión le parece coherente que los que defienden derechos de los animales no defiendan el derecho a nacer a un ser humano, que es un feto."

Es fácil de responder: me parecen dos cuestiones TOTAL Y ABSOLUTAMENTE diferentes. Lo cual obviamente me diferencia de usted, como vengo sosteniendo, y por mucho que insista en establecer esas improbables relaciones... precisamente con quienes defendemos la necesidad social de regular el aborto, mediante una ley, como en el resto del mundo occidental.

Por cierto, le agradecería que aportara documentación solvente, que demostrase como los antitaurinos abortan, o son tan favorables a hacerlo... así como los taurinos, supuestamente, no están por la labor, bajo ninguna circunstancia. Pues ese es, si lo he comprendido bien, el quid de su exposición.

"Es decir que su acusación es falsa y me gustaría que rectificase porque me estaría injuriando."

Resulta evidente que mi eventual confusión, sería la consecuencia indeseable de su propia ambigüedad, deduzco que por la contradicción fatal entre sus principios morales más interiorizados... y la legalidad vigente.

Por eso le agradecería, antes de manifestarme al respecto, que aclarase con más esmero y claridad, su punto de vista personal (simplemente para evitar el engorro de volver a rectificarme, nuevamente en el futuro)

Pues si usted considera científicamente probado que un feto es un ser humano, —tal como lo viene manifestando, públicamente— entonces también pensará (al menos 'íntimamente'), que obviamente se tratará de un asesinato provocar su muerte de forma premeditada.

Al ser causado el más grave 'dolo' previsto en el 'Código Penal', contra 'un ser humano'... además especialmente indefenso o vulnerable (agravante) y de modo indiscutiblemente intencionado (otro agravante a la lista)... Aunque todo ello 'solo desde un punto de vista íntimo', insisto...

(no hace falta añadir que espero que ilumine mi pobre ignorancia, mediante su respuesta... especialmente en este punto tan concreto y concluyente... pero sin embargo confuso, al menos según mi modesta opinión)


Por último, que usted considere ajustado a derecho expresar ese sentimiento (emocional y privado) al punto de avivar sentimientos de culpabilidad en terceros, induciendo a aquellos para que renuncien a sus derechos legítimos... eso, señor mío, son cuestiones diferentes, por no decir opuestas.

Por supuesto, esa circunstancia no variará un ápice por que sea capaz de formular, acusaciones punibles... mediante habilidosas prestidigitaciones lingüisticas, evitando preventivamente, los potenciales tropiezos con la justicia.

Del mismo modo que yo no tengo derecho de arrojar insinuaciones por lo que 'intimamente' yo considere delictivo, o pecaminoso, contra quienes se guíen en su esfera privada, contra quien se rige por los suyos propios... y por muy contradictorios que fueran con los míos.

(por ejemplo, yo no me ahorraría acusar, hasta incluso denunciar, a quien injertara sus creencias sobre un ser querido... 'obligándole' a renunciara al aborto, y al hacerlo, por ejemplo... aquella perdiera la vida. Personalmente lo consideraría un caso flagrante de "complicidad necesaria"... como inducir al suicidio, un delito tipificado en ley, si no recuerdo mal)

"... no soy un hipócrita."

Le sugiero que otra vez lo intente empleando negritas, mayúsculas y exclamaciones (muchas) si realmente pretende resultar convincente, ante su audiencia.

Por otra parte, tampoco me parece más hipócrita que cualquier otro conservador (o liberal)... quienes pretenden conservar sus valores, incluso aplastando los valores de los demás... (o imponer su libertad económica, sobre la Libertad, con mayúsculas... también de los demás)

Pues en resumen, lo que usted pretende es convencer 'Urbi et orbi' que el aborto no es otra cosa que un crimen. Un crimen como una catedral para ser exactos. Pero desgraciadamente no dispone sw otro recurso para hacerlo que demostrarlo, irremisiblemente si me apura, que son unos miserables —e íntimamente criminales,—... aquellos que abortan, o quienes lo consienten.

Improvisando una alegoría al respecto, usted se encontraría desgradablemente, entre la espada (de la justicia) y el muro (de la vergüenza) De ahí la extrema paradoja de desear 'íntimamente' la cárcel... a aquellos de quienes, simultáneamente, exige exquisito respeto, no tolerando ni la menor insinuación, íntimamente criminalizable...


***
Obviamente, este es era el argumento final... por lo tanto sus señorías ya pueden dictar LA SENTENCIA, jajaja.

suga dijo...

En honor a la verdad, el señor Carrero-Blanco únicamente me solicitó que no "le atribuyese" una determinada intención, o juicio de valor.

De modo que nunca afirmara que quien suscribe se la hubiera imputado, o sea que no me imputó imputación alguna, ¡que ídem!

...aunque de ahí lo sorprendente de la posterior reclamación de disculpas, pues en mi opinión 'no ha lugar' para la misma.

suga dijo...

ddEn honor a la verdad, el señor Carrero-Blanco únicamente me solicitó que no "le atribuyese" una determinada intención, o juicio de valor.

De modo que nunca afirmara que quien suscribe se la hubiera imputado, o sea que no me imputó imputación alguna, ¡que ídem!

...aunque de ahí lo sorprendente de la posterior reclamación de disculpas, pues en mi opinión 'no ha lugar' para la misma.

suga dijo...

"Resulta evidente que mi eventual confusión, sería la consecuencia indeseable de su propia ambigüedad, deduzco que por la contradicción fatal entre sus principios morales más interiorizados (y muy respetables)... y la legalidad vigente (mucho más respetable, como supongo que estará de acuerdo)"

(ejem, le rogaría que si no es demasiada molestia, eliminase mi anterior comentario... duplicado por error)

ludwig dijo...

Comparar con los gladiadores es bastante desfortunado porque en el circo romano luchaban hombres, seres humanos, en una corrida es un hombre con un animal

Claro, señor letrado. Es un animal y por ello la ley no le protege, sino que cualquier acto de tortura o maltrato no es objeto de la ley y por tanto los animales no tienen ninguna defensa jurídica.

Sabes hijo:
Así se pensaba hace un siglo con los salvajes de Africa.
Te diré que en el parque del Retiro de Madrid había una familia de salvajes que se exhibían como a los monos, y la ley no hacía nada para protegerlos, porque no se les consideraba humanos.
Hace pocos años ,haciendo limpieza en el museo de Ciencias Naturales de Madrid ,entre restos de animales disecados apareció un hombre salvaje de Africa disecado.

Afortunadamente las leyes van avanzando ,y espero que algún día la crueldad con los animales sea un delito.

Ah ,por cierto: Reconozco que tienes un léxico exquisito ,que redactas muy bién ,porque me imagino que has hecho una carrera donde te lo enseñan.
Pero no por ello vas a tener mas razón.

ludwig dijo...

Ah, y en cuanto al tema del aborto ,quería señalar que :

1) Un embrión humano ,especialmente en las primeras semanas es indistinguible de otro embrión de cualquier mamífero.

2) Si el criterio para distinguir a un ser humano es por el material cromosómico, entonces un espermatozoide es un ser humanos, y según eso, el hecho de que alguien se masturbara y el semen caería por el lavabo millones de seres humanos, y se podría considerar como un genocidio.

Creo, que aunque no entiendo mucho de temas jurídicos, la frontera que separa a un ser humano de 'algo que podría serlo pero no lo es' es algo todavía por determinar, y menos aún es válido el critero de la 'Secta Católica' que se creen en poder de la verdad absoluta.

Draco dijo...

NOTA:

"Hace pocos años ,haciendo limpieza en el museo de Ciencias Naturales de Madrid ,entre restos de animales disecados apareció un hombre salvaje de Africa disecado".

El tal hombre disecado estaba en un Museo de Bañolas

ludwig dijo...

El tal hombre disecado estaba en un Museo de Bañolas

Bueno, es cierto. Rectifico. Que conste en acta.

suga dijo...

"Sólo dijo que era un estudio que no estaba científicamente aceptado."

La tierra es plana y el sol da vueltas a su alrededor...

Mi observación es totalmente inaceptable, desde el punto de vista científico. Pero no pasa nada, mi estudio científico (mediante la observación empirica), sin duda confirma mi punto de vista. Luego puedo decir con la frente bien alta... que la ciencia está de mi lado.

Por el contrario, la demostración científica que reclaman, los simpatizantes del espectáculo hacer agonizar a un toro (y que celebro que no agrade tampoco a nuestro anfitrión)... esa también debe ser empírica, al parecer...

O sea, cuando el toro les comunique in situ y en perfecto castellano, que su 'entretenido' pasatiempos, no le hace ni pizca de gracia... o dicho de otra forma quizás aún más elocuente: cuando las ranas críen pelo.

suga dijo...

"Comparar con los gladiadores es bastante desfortunado porque en el circo romano luchaban hombres, seres humanos,"


¡Meeec!, ¡respuesta incorrecta!, sobre todo para todo un ilustrísimo abogado... "porque en el circo romano"... luchaban los esclavos

Seres (humanos o no) desposeídos de derechos como cualquier ciudadano romano, contemporáneo... y que por lo tanto, tenían incluso menos derechos que los toros bravos, en la actualidad.

Cuyo 'trabajo forzoso' por su NO delito, era entretener a las gentes, mediante su involuntario aunque agónico sacrificio... ups, he tenido un déjà vu, no se porque me ha recordado a las 'corridas de toros' modernas.

ludwig dijo...

¡Meeec!, ¡respuesta incorrecta!, sobre todo para todo un ilustrísimo abogado... "porque en el circo romano"... luchaban los esclavos

Luchaban los esclavos ,al igual que las fieras. Había luchas de osos ,también había tauromaquias ,luchaban esclavos contra fieras, donde ambos tenian los mismos derechos, o sea ninguno.
Era tal el ansia de espectáculos crueles que organizaban guerras solamente para surtir de esclavos a los anfiteatros, asi como también se crearon numerosas expediciones de caza por Europa ,Asia y Africa exterminando a muchos animales (Fué la primera acción humana que deterioró el medio ambiente y produjo extinciones de especies animales como el león europeo)

Ah, y a pesar de todo, por aquel tiempo se creó el derecho romano, que es una asignatura obligada en la carrera de Derecho.

suga dijo...

"el hecho de que alguien se masturbara y el semen caería por el lavabo millones de seres humanos, y se podría considerar como un genocidio."

Ludwig, al respecto... se me ocurrió un apostillamiento bastante oportuno, acerca de un hipotético genocidio... pero con el agravante de canibalismo. Aunque después he preferido reprimirme, reportarme... considerando el refinado público, del exquisito lugar donde nos encontramos. jajaja.

suga dijo...

"Era tal el ansia de espectáculos crueles que organizaban guerras solamente para surtir de esclavos a los anfiteatros,"

Cierto Ludwig, y creo que el Coliseum de Roma incluso era llenado de agua para recrear algunas de aquellas batallas... ¡con barcos incluidos!, y por supuesto lleno de cocodrilos... para añadir más 'emoción'.

ludwig dijo...

Cierto Ludwig, y creo que el Coliseum de Roma incluso era llenado de agua para recrear algunas de aquellas batallas... ¡con barcos incluidos!,

Efectivamente, a eso se le llamaban 'naumaquias' ,que recreaban batallas navales. No se sabe como lo hacían ,ni que tecnología empleaban ,pero según las crónicas el Coliseum se inundaba por arte de magia ,se representaba la 'naumaquia' y acto seguido se volvía a secar ,y de repente se convertía en un bosque con árboles donde soltaban esclavos que eran cazados por unas fieras.

Utilizaban toda una tecnología para el espectáculo del terror.
Algo así como ahora las corridas de toros pero más a lo bestia.

¡ Que a gusto se sentirían en esa época los seguidores del toro de Tordesillas !

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Señor Ludwig, creo que está usted, aparte de no ser capaz de respetar las ideas de los demás, ni que otros respetos los gustos de otros, se está enfangando en pura demagogia porque me parece que usted para ser coherente tendría que alimentarse de piedras, porque hasta las plantas son seres vivos. Y creo que comer carne, sobre todo de vacuno, hace que el toro y la vaca no sean iguales a nostros, ni siquiera son animales de compañía, esos animales que no utilizamos para alimentarnos.

Su único punto de defensa es rebatir el estudio hecho por cierta universidad madrileña o demostrar que el toro sale drogado.

Con respecto a todos, ya no voy a seguir un debate que se salga de lo afirmado en el artículo principal, que se basa en unas informaciones y argumentaciones de un programa de Televisión y que yo, que lo vi, actué en este artículo como juez. Si se quiere seguir desviando el asunto a cuestiones no planteadas, pues por mi no hay problema. Sois libres de seguir haciéndolo.

suga dijo...

"Si se quiere seguir desviando el asunto a cuestiones no planteadas, pues por mi no hay problema. Sois libres de seguir haciéndolo."

Pues agradezco sinceramente su invitación y su hospitalidad, señor Carrero-Blanco. Además, en lo sucesivo asumiré que cierto y minúsculo entendido, quedó favorable y definitivamente resuelto para ambos, "... y pelillos a la mar", como se suele decir en estas ocasiones.

Un saludo cordial.

suga dijo...

Ups, por supuesto quise decir "un malentendido"... pues detestaría provocar un ídem, después de tanto esfuerzo, jeje.

JOC dijo...

FIESTA NACIONAL
Cierto que data de una muy lejana tradicion,tan lejana que me da la sensacion de datar del tiempo de los romanos,cuando se obligaba a los gladiadores a luchar entre ellos en un circo,o bien luchar con leones u otras bestias,esto de los festejos taurinos,es lo mismo,con la particularidad que los toreros y matadores actuan por voluntad propia,mientras que el toro inescusablemente esta obligado a sufrir en sus carnes una tortura del todo innecesaria y aqui,solo es lamentable cuando un torero o un ciudadano cualquiera,por ponerse delante es corneado y si es corneado,el se lo ha buscado,en mi no encuentro justificacion alguna cuando esto ocurre y disculpandome de quienes son aficionados de estos actos y festejos,con todos mis respetos,no puedo compartir tal martirio a los toros,ya es bastante que,los utilicemos como alimento humano,y aunque animales son,que tengan una muerte digna,sin sufrimiento innecesario
joc.