miércoles, 21 de noviembre de 2007

LA POLEMICA SOBRE LA PROPUESTA DEL PP DE SUPRIMIR EL IRPF

Es sorprendente cómo se llega a utilizar la demagogia para desacreditar una propuesta. La promesa de suprimir el IRPF a los que cobren menos de 16.000 € brutos al año puede ser más o menos acertada, más o menos viable, pero, desde luego, lo que no es de recibo es la clase de argumentos que se han utilizado para criticarlo. El mejor de todos, que yo sepa, es el del inefable Llamazares, que cada día se supera así mismo. Cuando uno piensa que mayores necedades no se pueden decir, viene Gaspar y demuestra que estábamos equivocado.

Para resumir lo que el lider de la coalición (no digo de los comunistas porque hay una fractura considerable con el Partido Comunista que dirige Frutos), el día de ayer, para reincidir en su crítica a la propuesta del PP, basta con decir que, según él, y corríjanme si me equivoco, beneficia a los ricos, perjudica las políticas sociales y favorece el fraude fiscal

No sé cómo llegó a la conclusión de que perjudica las políticas sociales, ¿Acaso no hay mejor política social que los que menos tienen no paguen impuestos? ¿O es que, en su planteamiento progresista, los que menos ingresos tienen sean los que tengan que sostener las arcas públicas, metiéndoles unas retenciones anuales de unos 1.000 €, para que luego se destine parte de ese dinero en utilizar a las Administraciones como agencia de colocación?

Tampoco sé, cómo dedujo que la propuesta supone aumentar el fraude fiscal. Que yo sepa, como con todas las nóminas, las rentenciones las hace el pagador o empleador, no las hace la persona en cuestión. Así que no sé como va a haber fraude, y si me equivoco que me lo explique alguien.

Por último, ¿beneficiar a los ricos? Que yo sepa la propuesta es que los que cobran una nómima o pensión de menos de 16.000 € brutos al año no pagan el IRPF. ¿No sabía que había tantos ricos en España?

Me gustaría dejar claro que lo que pudiera dejar de ingresar las arcas públicas con la medida propuesta se compensaría, en parte, con el IVA, ya que, al tener más dinero lo que menos tienen, pueden gastar más, y esto implica una mayor generación de riqueza, haciendo que, a su vez, haya más ingresos públicos porque tanto las PYMES como grandes empresas tendrían mayores beneficios, con lo que a más beneficios, más dinero para el Estado. Esto es así, y siempre ha sido así, a más dinero que tiene el contribuyente, más dinero puede gastar, y esos gastos acaban repercutiendo en un mayor crecimiento de la economía. Para saber esto no hace falta ser un licenciado en Economía, hasta un simple Licenciado en Derecho lo entiende.

Para finalizar, si pese a eso el Estado dejase de ingresar dinero, lo que habría que hacer es reducir gastos superfluos de las Administraciones, como el exceso de asesores que tiene Presidencia del Gobierno o la Consejería de Educación del Principado; los viajes con aviones del Estado para ir a comprar a Londres. Así, departamento por departamento, se pueden reducir mucho los gastos y eso supone un ahorro tremendo para las arcas del Estado.

7 comentarios:

Fin de los Tiempos dijo...

El otro día Miguel Sebastián,el gran fracaso electoral en Madrid, usaba un argumento igualmente absurdo.

Decía que iba a provocar un aumento del dinero negro, ya que los que ganan 17.000 pedirían declarar 1.000 menos para acogerse a la medida.

Digo yo, si ahora el límite es 9.000, no estarán haciendo lo mismo los de 10.000?

Sebastián dixit

Hartos de ZPorky dijo...

Vaya rojetes jetas. Siempre favoreciendo al más rico.

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Viendo sus nóminas, pensáis que les interesa algo el que los más necesitados no paguen impuestos. Si ellos, lo que realmente quieren es que paguen los de siempre ya que los que tienen Leuros o € hacen ingeniería financiera para no pagar o pagar menos, porque de esa manera los currelas son los que pagan los caprichos del Gobierno.

Alberto Esteban dijo...

Hombre, querido Enrique, adjusicar los sueldos millonarios únicamente a los políticos de izquierdas es también demagogia. No olvides que el PP suele estar de acuerdo cuando se suben los sueldos sus señorías.

De igual forma esta propuesta no favorece a los que menos tienen, sino a los que menos ganan, que no siempre son cosas coincidentes.

Ya se lo dijo Aznar a Polanco en tiempos: conciénciate jesús, a los empresarios madrileños les iría mucho peor si ganara el PP. Es evidente que la política liberal favorece a las clases medias y no favorece tanto a los empresarios, por lo que salimos ganando.

Saludos

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Albert Estaban, en cuanto a los sueldos hacía mención genérica, no concretaba en ningún partido. Es verdad que mencioné los gastos superfluos del actual gobierno, pero no concreto en ningún partido. Es más, cuando era asesor del Grupo municipal del PP, reconocía que cobrar 22.000 € brutos por media jornada era demasiado para las horas que trabajaba, es verdad que estaba más de lo que tenía que estar, que eran 3 horas y media.

El Berto dijo...

A cualquiera le gusta disponer de más dinero, y el IRPF según los casos puede suponer un sueldo extra más al año, pero no debemos obviar que los gastos públicos no paran de crecer y nuestro sistema de pensiones a largo plazo no está claro, por lo que lo que el estado no deja de por un lado tarde o temprano nos lo reclamara por otro (tengo poca fe en la reducción de gastos por parte del estado).

blogoger dijo...

Llamazares no sabe casi nunca lo que dice, ¿apoyará o criticrá la supresión del impuesto sobre el patrimonio y el de sucesiones?